fbpx
5 de enero 2016    /   DIGITAL
por
 

Dime en un WhatsApp lo que sientes, pero dímelo bonito

5 de enero 2016    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Cuando los emoticonos llegaron a los smartphones, los mensajes en redes sociales se cargaron de emociones: rabia, llanto, risas, aplausos, fiesta… Los mensajes dejaron de ser fríos y se convirtieron en algo más cercano a una conversación cara a cara donde poder leer en el rostro del interlocutor lo que las palabras querían decir realmente.

Pero no bastaba. Tenían ciertas emociones, sí, pero seguían siendo mensajes feos, planos, sin ningún estilo. Notegraphy, la app creada por HerraizSoto&Co,  trajo belleza a los textos largos en redes sociales. Para poner más gracia y estilo a los mensajes de WhatsApp, Facebook, Messenger o cualquier otro programa de mensajería y correo electrónico, acaban de lanzar Mood.

phone_01

phone_02-portada

¿Qué es exactamente Mood? Básicamente, es un teclado que enfatiza lo que dices mientras escribes. Disponible por el momento solo para iOS (para ver la versión Android habrá que esperar a febrero), se accede desde el propio teclado igual que se hace para usar los emojis. A medida que vamos escribiendo el texto, la aplicación nos enseña previsualizaciones en distintos estilos de cómo iría quedando el escrito. Una vez escogida una, basta presionar sobre ella y pegar la imagen en la conversación de texto. Por el momento, Mood dispone de 45 filtros más algunos otros temporales, como los dedicados a la Navidad y para celebrar el estreno de la nueva película de Star Wars.

navidad_01

starwars_01

«Aunque la esencia es la misma (estilizar texto para darle más matices), Notegraphy está más orientado a redes sociales y a textos más largos», aclara Rafa Soto las diferencias entre ambas apps. «Es más editorial. Más para publicar. Mood, en cambio, es más un recurso impulsivo, para conversaciones en WhatsApp o en Messenger».

presskit_02

Según Soto, la app va dirigida a quienes más utilizan las aplicaciones de mensajería. «Ahora estamos aprendiendo y escuchando a los usuarios para mejorar la experiencia, pero no descartamos para nada trabajar con marcas siempre que no sea de forma intrusiva», explica a Yorokobu. Por el momento no hay ninguna función específica de Mood que pueda ir dedicada a fines publicitarios, «pero si aporta valor para los usuarios nos encantaría, por ejemplo, recrear el universo de alguna marca a través de los filtros».

presskit_01-interior

phone_03

phone_04

Cuando los emoticonos llegaron a los smartphones, los mensajes en redes sociales se cargaron de emociones: rabia, llanto, risas, aplausos, fiesta… Los mensajes dejaron de ser fríos y se convirtieron en algo más cercano a una conversación cara a cara donde poder leer en el rostro del interlocutor lo que las palabras querían decir realmente.

Pero no bastaba. Tenían ciertas emociones, sí, pero seguían siendo mensajes feos, planos, sin ningún estilo. Notegraphy, la app creada por HerraizSoto&Co,  trajo belleza a los textos largos en redes sociales. Para poner más gracia y estilo a los mensajes de WhatsApp, Facebook, Messenger o cualquier otro programa de mensajería y correo electrónico, acaban de lanzar Mood.

phone_01

phone_02-portada

¿Qué es exactamente Mood? Básicamente, es un teclado que enfatiza lo que dices mientras escribes. Disponible por el momento solo para iOS (para ver la versión Android habrá que esperar a febrero), se accede desde el propio teclado igual que se hace para usar los emojis. A medida que vamos escribiendo el texto, la aplicación nos enseña previsualizaciones en distintos estilos de cómo iría quedando el escrito. Una vez escogida una, basta presionar sobre ella y pegar la imagen en la conversación de texto. Por el momento, Mood dispone de 45 filtros más algunos otros temporales, como los dedicados a la Navidad y para celebrar el estreno de la nueva película de Star Wars.

navidad_01

starwars_01

«Aunque la esencia es la misma (estilizar texto para darle más matices), Notegraphy está más orientado a redes sociales y a textos más largos», aclara Rafa Soto las diferencias entre ambas apps. «Es más editorial. Más para publicar. Mood, en cambio, es más un recurso impulsivo, para conversaciones en WhatsApp o en Messenger».

presskit_02

Según Soto, la app va dirigida a quienes más utilizan las aplicaciones de mensajería. «Ahora estamos aprendiendo y escuchando a los usuarios para mejorar la experiencia, pero no descartamos para nada trabajar con marcas siempre que no sea de forma intrusiva», explica a Yorokobu. Por el momento no hay ninguna función específica de Mood que pueda ir dedicada a fines publicitarios, «pero si aporta valor para los usuarios nos encantaría, por ejemplo, recrear el universo de alguna marca a través de los filtros».

presskit_01-interior

phone_03

phone_04

Compártelo twitter facebook whatsapp
The Unseen: prendas que cambian de color según el estado de ánimo
¿No tienes pareja? A Facebook le gusta esto
Los peligros del ‘big data’: puede quitarte una hipoteca y reducir la democracia
Retrato íntimo de Jonathan Harris a 9 actrices porno lesbianas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 7
  • ¡Me encanta! Me la acabo de descargar y va bastante rápida, además hay un montón de diseños a cada cual más bonito 🙂
    ¿Es el fin del negro de Whatsapp y similares? Espero que sí 🙂

  • Que feo que WhatsApp tenga que ayudarse de aplicaciones de terceros para tratar de ser guay, eso es simbolo inequivoco de su obsolescencia. Desgraciadamente mientras la mayoria de las gente la utilicen muy a nuestro pesar la tendremos que tener en nuestros Smarphones, es una pena que aplicaciones que son infinitamente superiores como Viber y Telegram no sean tan populares.

    • Hola, Javier. La app, según confirma el propio Rafa Soto, es totalmente gratuita y nunca piden ni registro ni número de teléfono. Igual te has equivocado de app.
      Lo que sí sucede, comenta Soto, es que Apple te advierte de que si das acceso total cuando instalas el teclado, las aplicaciones pueden leer y guardar lo que tú escribes. «Mood, tal como indicamos, no lee ni guarda en ningún momento nada de lo que el usuario escriba cuando utiliza el teclado».

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *