19 de julio 2013    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Moradas: Electrónica experimental en la Alcazaba de Almería

19 de julio 2013    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

El rupturismo de los espacios escénicos tiene algo de inquietante por aquello de que uno nunca sabe los efectos de adentrarse en senderos desconocidos. Sin embargo, en la mayor parte de casos es, sobre todo, excitante. El espíritu aventurero tiene sus ventajas en cualquier cosa que se afronta en la vida. En el arte, más. Por eso, ir a escuchar música electrónica experimental en directo, a la sombra de los vetustos muros de la Alcazaba almeriense, solo puede ser un buen plan.
El corazón palpita más rápido cuando el estímulo es desconocido. Es algo que conocen muy bien A.L. Guillén, Josep María Soler y Carlos Martín, tres agitadores de la cultura en la capital andaluza que siempre han optado por lo inexplorado, sobre todo a través de su netlabel Gruppo Ungido, aunque la soledad sea el único premio de los que van en vanguardia.
[destacados align=”right”]CARTEL
20h – Stahlfhabrik+My Nation Shit.-  Colaboración sonora donde se usan sintetizadores analógicos que reproducirán lineas de bajo contundentes y secuencias planeadoras,como si de una película de John Carpenter se tratara.
21h – Jorge Marredo (Satisfacción Lab) .- De formación autodidacta y en activo desde 2010 su obra abarca estilos que van de las grabaciones de campo, hasta el paisaje sonoro, pasando por la electrónica con sintetizadores analógicos, el radioarte, el noise o la psicodelia.
22h – Markus Breuss+A.L. Guillén.- Ofrecerán una exploración libérrima de los vínculos entre la espiritualidad islámica y la música improvisada… con alguna aparición inesperada.
22.45h -Fernando Jaén.- Poeta outsider y personal granadino, ofrecerá palabra que transforme el fuego en mar, transformación del alma con estas estrellas encendidas. El sol ennegrecido del alma no necesita de luz. El lugar Santo del hombre son estos escombros del paraíso. Las raíces de mediación entre elementos y ciclos del hombre y el tiempo que existe en la poesía sufí, encarnadas por un ciudadano común.
23.15h – Arín Dodo .- Jesús Gutiérrez compone a partir de la observación y la escucha del movimiento. La naturaleza, la ciudad, la luz, el ser humano, tanto en sus dinámicas físicas como interiores, le ofrecen motivos sonoros. JG Entonado: procesador de ideas autónomo y autosuficiente liberado de condicionantes económicos y sociales. Ofrecerá una improvisación bajo las piedras de la Alcazaba, y sobre la curva del tiempo[/destacados]
Lo de meter música electrónica en la fortaleza levantada por Abd al-Rahman III en el siglo X ya fue probado por los tres organizadores de Moradas en forma de taller de música. “Viendo la buena aceptación que tuvo el taller, la idea de Moradas se fue incubando con rapidez y pensamos que podríamos realizar un evento multidisciplinar donde la música electrónica no hedonista fuese el elemento común”, explica Martín.
Todo girará alrededor de la electrónica, pero hay mucho más. Como explica A.L. Guillén, “Moradas surge de la posibilidad de establecer un espacio creativo para lo imprevisto en el corazón poético de la ciudad de Almería, un espacio donde cabe cualquier intención anartista como danza, imagen o poesía, pero que se sustenta fundamentalmente en la música electrónica exploradora”.
Hay algo de enlace con el pasado a través de los siglos. La poesía de la Escuela Sufí de hace siglos se dejaba escuchar en esa misma localización. “Queremos poner el foco en otra manifestación anartista, apoyada en la tradición, con cualidades para producir un salto en lo creativo”, explica Guillén. “Hoy, celebramos con osciladores y filtros que esos saltos están fuera del tiempo”.
Por ese motivo, entre otros varios, en la coctelera entra esa combinación de lo tradicional y lo nuevo o de disciplinas artísticas diferentes que, en justa combinación, combinan un todo de expresión humana. Para Guillén, el que se niega a meterse en la espiral de mashups y se muestra impermeable no es un purista. “En ese sentido, el purista es realmente el impuro al mancillar el normal curso del fuego creativo con ciertas restricciones”.
Para Carlos Martín, estos espacios, clásicos y monumentales, están abriendo sus puertas a nuevas propuestas. “Ya no son espacios sagrados ni mausoleos donde se encuentran solo los eruditos. Este tipos de lugares se prestan a que el publico pueda interactuar y sentir cosas. El espacio es magnífico y creo que se presta a que suenen loops repetitivos, se improvise con instrumentos y se estrujen filtros y osciladores”.
Moradas no es un encuentro para masas (ojalá lo fuera) ni lo pretende. La intención pasa por romper líneas que alguien puso ahí, por acabar con estereotipos. “Al-Andalus no significa Andalucía ni  toda la electrónica es música de baile. Por eso, la Alcazaba de Almería no tiene que identificarse solo con flamenco o folklore. ¿Por qué no probar cosas nuevas?”, declara.
Toda la información del evento, que tendrá lugar mañana sábado a partir de las 19.30h, se encuentra disponible en la página de Facebook del evento.
945400_10151446236658414_1362523106_n

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

El rupturismo de los espacios escénicos tiene algo de inquietante por aquello de que uno nunca sabe los efectos de adentrarse en senderos desconocidos. Sin embargo, en la mayor parte de casos es, sobre todo, excitante. El espíritu aventurero tiene sus ventajas en cualquier cosa que se afronta en la vida. En el arte, más. Por eso, ir a escuchar música electrónica experimental en directo, a la sombra de los vetustos muros de la Alcazaba almeriense, solo puede ser un buen plan.
El corazón palpita más rápido cuando el estímulo es desconocido. Es algo que conocen muy bien A.L. Guillén, Josep María Soler y Carlos Martín, tres agitadores de la cultura en la capital andaluza que siempre han optado por lo inexplorado, sobre todo a través de su netlabel Gruppo Ungido, aunque la soledad sea el único premio de los que van en vanguardia.
[destacados align=”right”]CARTEL
20h – Stahlfhabrik+My Nation Shit.-  Colaboración sonora donde se usan sintetizadores analógicos que reproducirán lineas de bajo contundentes y secuencias planeadoras,como si de una película de John Carpenter se tratara.
21h – Jorge Marredo (Satisfacción Lab) .- De formación autodidacta y en activo desde 2010 su obra abarca estilos que van de las grabaciones de campo, hasta el paisaje sonoro, pasando por la electrónica con sintetizadores analógicos, el radioarte, el noise o la psicodelia.
22h – Markus Breuss+A.L. Guillén.- Ofrecerán una exploración libérrima de los vínculos entre la espiritualidad islámica y la música improvisada… con alguna aparición inesperada.
22.45h -Fernando Jaén.- Poeta outsider y personal granadino, ofrecerá palabra que transforme el fuego en mar, transformación del alma con estas estrellas encendidas. El sol ennegrecido del alma no necesita de luz. El lugar Santo del hombre son estos escombros del paraíso. Las raíces de mediación entre elementos y ciclos del hombre y el tiempo que existe en la poesía sufí, encarnadas por un ciudadano común.
23.15h – Arín Dodo .- Jesús Gutiérrez compone a partir de la observación y la escucha del movimiento. La naturaleza, la ciudad, la luz, el ser humano, tanto en sus dinámicas físicas como interiores, le ofrecen motivos sonoros. JG Entonado: procesador de ideas autónomo y autosuficiente liberado de condicionantes económicos y sociales. Ofrecerá una improvisación bajo las piedras de la Alcazaba, y sobre la curva del tiempo[/destacados]
Lo de meter música electrónica en la fortaleza levantada por Abd al-Rahman III en el siglo X ya fue probado por los tres organizadores de Moradas en forma de taller de música. “Viendo la buena aceptación que tuvo el taller, la idea de Moradas se fue incubando con rapidez y pensamos que podríamos realizar un evento multidisciplinar donde la música electrónica no hedonista fuese el elemento común”, explica Martín.
Todo girará alrededor de la electrónica, pero hay mucho más. Como explica A.L. Guillén, “Moradas surge de la posibilidad de establecer un espacio creativo para lo imprevisto en el corazón poético de la ciudad de Almería, un espacio donde cabe cualquier intención anartista como danza, imagen o poesía, pero que se sustenta fundamentalmente en la música electrónica exploradora”.
Hay algo de enlace con el pasado a través de los siglos. La poesía de la Escuela Sufí de hace siglos se dejaba escuchar en esa misma localización. “Queremos poner el foco en otra manifestación anartista, apoyada en la tradición, con cualidades para producir un salto en lo creativo”, explica Guillén. “Hoy, celebramos con osciladores y filtros que esos saltos están fuera del tiempo”.
Por ese motivo, entre otros varios, en la coctelera entra esa combinación de lo tradicional y lo nuevo o de disciplinas artísticas diferentes que, en justa combinación, combinan un todo de expresión humana. Para Guillén, el que se niega a meterse en la espiral de mashups y se muestra impermeable no es un purista. “En ese sentido, el purista es realmente el impuro al mancillar el normal curso del fuego creativo con ciertas restricciones”.
Para Carlos Martín, estos espacios, clásicos y monumentales, están abriendo sus puertas a nuevas propuestas. “Ya no son espacios sagrados ni mausoleos donde se encuentran solo los eruditos. Este tipos de lugares se prestan a que el publico pueda interactuar y sentir cosas. El espacio es magnífico y creo que se presta a que suenen loops repetitivos, se improvise con instrumentos y se estrujen filtros y osciladores”.
Moradas no es un encuentro para masas (ojalá lo fuera) ni lo pretende. La intención pasa por romper líneas que alguien puso ahí, por acabar con estereotipos. “Al-Andalus no significa Andalucía ni  toda la electrónica es música de baile. Por eso, la Alcazaba de Almería no tiene que identificarse solo con flamenco o folklore. ¿Por qué no probar cosas nuevas?”, declara.
Toda la información del evento, que tendrá lugar mañana sábado a partir de las 19.30h, se encuentra disponible en la página de Facebook del evento.
945400_10151446236658414_1362523106_n

Compártelo twitter facebook whatsapp
La música dibujada de Christina Rosenvinge, Jane Joyd y Dolores
Los clásicos de la literatura en tiempos de WhatsApp
‘Good Time’: la mejor película de la temporada que no pudo estrenarse en cines
En Territorio Bildu: Otra forma de contar el conflicto vasco
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.

Publicidad