1 de diciembre 2009    /   CREATIVIDAD
por
 

Moritz marca un gol a Damm con una acción de ambush marketing en el Barça-Madrid

1 de diciembre 2009    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Alcorcon By Mortiz Blog

Barça 1, Real Madrid 0. El Barça ganó el derby por la mínima. Pero el tanto de Ibrahimovic no fue el único que se marcó en Camp Barça. En otra guerra, no menos disputada que la primera, la cerveza Moritz se impuso a domicilio a Damm gracias a una acción de ambush marketing.

Moritz no puede entrar en el Camp Nou porque Damm es patrocinador oficial del Barça. Sin embargo, consiguió que 10.000 aficionados introdujeran  su marca en el estadio. Antes de que diera comienzo el clásico, la cerveza catalana regaló ese mismo número de bufandas entre los que se disponían a presenciar el partido. No hubiera servido una bufanda cualquiera. Tenía que ser especial para que nadie la escondiera. Tenía que llevarse con orgullo y dejar que se viera con claridad. Tres palabras sirvieron para conseguirlo: Alcorcón by Moritz.

La idea es de Pavlov, agencia oficial de Moritz, y surgió dos días después de la eliminación de la Copa del Madrid por el Alcorcón. Josep Maria Ferrara, socio y máximo responsable creativo de la agencia, lanzó la idea y el cliente la compró, incluso antes de saber que los colores del Alcorcón (azul y amarillo) son los mismo que aparecen en la identidad corporativa de Moritz. Y aunque se pensó desarrollar esta acción con anterioridad, la proximidad del Barça-Madrid y la repercusión mediática del encuentro convencieron a agencia y anunciante de la necesidad de esperar.

«El presupuesto de publicidad y comunicación de Moritz es como el de Damm… pero con un cero menos, como mínimo. Por eso, desde el primer día que empezamos a relanzar la marca como la cerveza de Barcelona, tuvimos que pensar de otra manera y comunicarnos con acciones como el Seat 600 en el que se desplaza la red comercial; las sneakers Moritz-Munich, en la que se unen dos marcas que apuestan por valores muy similares; o las bufandas del Alcorcón que acabamos de hacer», señala Josep Maria Ferrara.

Visto en el blog de Focus Media.

moritz

Alcorcon By Mortiz Blog

Barça 1, Real Madrid 0. El Barça ganó el derby por la mínima. Pero el tanto de Ibrahimovic no fue el único que se marcó en Camp Barça. En otra guerra, no menos disputada que la primera, la cerveza Moritz se impuso a domicilio a Damm gracias a una acción de ambush marketing.

Moritz no puede entrar en el Camp Nou porque Damm es patrocinador oficial del Barça. Sin embargo, consiguió que 10.000 aficionados introdujeran  su marca en el estadio. Antes de que diera comienzo el clásico, la cerveza catalana regaló ese mismo número de bufandas entre los que se disponían a presenciar el partido. No hubiera servido una bufanda cualquiera. Tenía que ser especial para que nadie la escondiera. Tenía que llevarse con orgullo y dejar que se viera con claridad. Tres palabras sirvieron para conseguirlo: Alcorcón by Moritz.

La idea es de Pavlov, agencia oficial de Moritz, y surgió dos días después de la eliminación de la Copa del Madrid por el Alcorcón. Josep Maria Ferrara, socio y máximo responsable creativo de la agencia, lanzó la idea y el cliente la compró, incluso antes de saber que los colores del Alcorcón (azul y amarillo) son los mismo que aparecen en la identidad corporativa de Moritz. Y aunque se pensó desarrollar esta acción con anterioridad, la proximidad del Barça-Madrid y la repercusión mediática del encuentro convencieron a agencia y anunciante de la necesidad de esperar.

«El presupuesto de publicidad y comunicación de Moritz es como el de Damm… pero con un cero menos, como mínimo. Por eso, desde el primer día que empezamos a relanzar la marca como la cerveza de Barcelona, tuvimos que pensar de otra manera y comunicarnos con acciones como el Seat 600 en el que se desplaza la red comercial; las sneakers Moritz-Munich, en la que se unen dos marcas que apuestan por valores muy similares; o las bufandas del Alcorcón que acabamos de hacer», señala Josep Maria Ferrara.

Visto en el blog de Focus Media.

moritz

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Por qué no hacer de Ella Fitzgerald o Marie Curie los nuevos ídolos infantiles?
Morir también forma parte de la vida
Cortos, gatos, lluvia dorada…
Silvia Grav: fotografías al límite de la realidad
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 16
  • Pingback: aragoneame.com
  • Fea jugada??? por no respetar el campo de Damm? Aupa la creatividad!!! por cierto, soy del Madrid, así que nunca beberé Moritz. Paulov, vendes cerveza? 😀

  • ESTO ES PUBLICIDAD BUENA, BONITA Y BARATA.
    Bravo PAULOV por la sencilla pero genial idea. Bravo MORITZ por atreverse…Y Bravo BARÇA por hacernos vibrar el domingo!!!
    Por cierto, a quien le guste la cerveza: riquísma la Moritz!!!

  • Lo cierto es que sí que puede ser una buena idea y lo es pero decir que le ha metido un gol a Damm es mucho decir. Moritz se limita a vender cerveza en Cataluña mientras que Damm vende en toda España. Asi que Moritz sabrá si algún día pretende vender fuera de Cataluña. A mi me parece innecesariamente arriesgado.

  • Ahora las acciones de marketing buenas son las que se hacen sin pagar derechos (en este caso al alcorcón) y en vez de construir algo solamente destruir al enemigo. Eres un gurú Javier o bien un interesado.

  • Como dice Manu es genialmente transgresor! además este tipo de acciones inteligentes son las que hacen reaccionar a la competencia, a Damm en este caso, ya que seguro que ha sabido encajar el gol y aprender algo de todo esto.
    La publicidad es como el fútbol, atraque y contraataque. Y es así como más y mejores partidos de fútbol y campañas de publicidad se ven.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies