20 de mayo 2015    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Le vibra el estómago porque su médico se dejó el móvil dentro durante el parto

20 de mayo 2015    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Resulta difícil de creer, pero una mujer de 36 años fue a dar a luz a un hospital privado en Ammán (Jordania). El cirujano decidió practicar cesárea y, a juzgar por el resultado, no debía de tener un asistente que le sujetara el móvil porque lo dejó en el abdomen de la mujer.
Poco tiempo después, ya en casa y con el bebé recién nacido, empezó a notar molestias y, lo más extraño de todo, que dentro de su cuerpo le estaba vibrando algo.
Al no poder aguantarse más su familia la llevó a otro hospital que certificó con una radiografía que en su interior había un móvil. Y pasó como pasa en España, que aunque el caso llegó al Parlamento y se pidió la dimisión del máximo responsable, que dice estar investigándolo, por si acaso ya ha adelantado a la prensa que el caso «no tiene fundamento y la mujer se lo ha inventado».
Por si acaso no es verdad, aunque aparentemente lo parezca ya que lo ha publicado Gulf News (noticias del Golfo Pérsico), me he atrevido a seguir con la ficción a modo de diálogo entre médico y paciente:
– Señor cirujano, creo que me vibra algo dentro del estómago.
– ¡Coño! ¡Ya decía yo, dónde habré puesto el móvil! La he estado llamando desde que salió del paritorio. No la encontraba por ninguna parte…
– ¡No me joda! ¿¡Está usted hablando en serio?!
– Totalmente, el día del parto me falló el asistente, ese del chiste que el médico le pide el bisturí, la sierra y gasas y el asistente responde «de nada»… ¿lo pilla?
– ¿Me está usted vaci…? ¡¡Mire, ahora vibra!!
– Sí, debe de ser mi mujer pa’ ver si voy a comer. No se preocupe, ahora llamo al de la sierra y se lo quito en un pis pas.
– ¿¡Al de la sierra!? Ahora mismo llamo a la policía, poca vergüenza oyes
– Poca vergüenza la suya, que tiene mi móvil y encima me está gastando batería. Menos mal que es un iPhone y dura, dura, dura-cell, ¿lo pilla?
– Lléveme dentro ahora mismo y quíteme esto, que parezco un p*** Gusiluz.
Otro caso parecido que despertó sorpresas fue el de una anciana a la que su familia enterró con el móvil y luego recibió un mensaje de ‘ultratumba’. Y seguro que hay más.
Imagen de portada: Oleg Ivanov IL / Shutterstock

Estos artículos, escritos por PARECE DEL MUNDO TODAY, pueden ser a veces interpretaciones ficticias y humorísticas de noticias reales que aparecen en medios de comunicación.

Resulta difícil de creer, pero una mujer de 36 años fue a dar a luz a un hospital privado en Ammán (Jordania). El cirujano decidió practicar cesárea y, a juzgar por el resultado, no debía de tener un asistente que le sujetara el móvil porque lo dejó en el abdomen de la mujer.
Poco tiempo después, ya en casa y con el bebé recién nacido, empezó a notar molestias y, lo más extraño de todo, que dentro de su cuerpo le estaba vibrando algo.
Al no poder aguantarse más su familia la llevó a otro hospital que certificó con una radiografía que en su interior había un móvil. Y pasó como pasa en España, que aunque el caso llegó al Parlamento y se pidió la dimisión del máximo responsable, que dice estar investigándolo, por si acaso ya ha adelantado a la prensa que el caso «no tiene fundamento y la mujer se lo ha inventado».
Por si acaso no es verdad, aunque aparentemente lo parezca ya que lo ha publicado Gulf News (noticias del Golfo Pérsico), me he atrevido a seguir con la ficción a modo de diálogo entre médico y paciente:
– Señor cirujano, creo que me vibra algo dentro del estómago.
– ¡Coño! ¡Ya decía yo, dónde habré puesto el móvil! La he estado llamando desde que salió del paritorio. No la encontraba por ninguna parte…
– ¡No me joda! ¿¡Está usted hablando en serio?!
– Totalmente, el día del parto me falló el asistente, ese del chiste que el médico le pide el bisturí, la sierra y gasas y el asistente responde «de nada»… ¿lo pilla?
– ¿Me está usted vaci…? ¡¡Mire, ahora vibra!!
– Sí, debe de ser mi mujer pa’ ver si voy a comer. No se preocupe, ahora llamo al de la sierra y se lo quito en un pis pas.
– ¿¡Al de la sierra!? Ahora mismo llamo a la policía, poca vergüenza oyes
– Poca vergüenza la suya, que tiene mi móvil y encima me está gastando batería. Menos mal que es un iPhone y dura, dura, dura-cell, ¿lo pilla?
– Lléveme dentro ahora mismo y quíteme esto, que parezco un p*** Gusiluz.
Otro caso parecido que despertó sorpresas fue el de una anciana a la que su familia enterró con el móvil y luego recibió un mensaje de ‘ultratumba’. Y seguro que hay más.
Imagen de portada: Oleg Ivanov IL / Shutterstock

Estos artículos, escritos por PARECE DEL MUNDO TODAY, pueden ser a veces interpretaciones ficticias y humorísticas de noticias reales que aparecen en medios de comunicación.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El tonto de última hora
Las naves que nos llevarán al primer viaje interestelar
¿Por qué hay tanta gente ofendida con el Satisfyer?
La rumba del 20N, por Pep Torres
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad