fbpx
20 de mayo 2015    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Le vibra el estómago porque su médico se dejó el móvil dentro durante el parto

20 de mayo 2015    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Resulta difícil de creer, pero una mujer de 36 años fue a dar a luz a un hospital privado en Ammán (Jordania). El cirujano decidió practicar cesárea y, a juzgar por el resultado, no debía de tener un asistente que le sujetara el móvil porque lo dejó en el abdomen de la mujer.
Poco tiempo después, ya en casa y con el bebé recién nacido, empezó a notar molestias y, lo más extraño de todo, que dentro de su cuerpo le estaba vibrando algo.
Al no poder aguantarse más su familia la llevó a otro hospital que certificó con una radiografía que en su interior había un móvil. Y pasó como pasa en España, que aunque el caso llegó al Parlamento y se pidió la dimisión del máximo responsable, que dice estar investigándolo, por si acaso ya ha adelantado a la prensa que el caso «no tiene fundamento y la mujer se lo ha inventado».
Por si acaso no es verdad, aunque aparentemente lo parezca ya que lo ha publicado Gulf News (noticias del Golfo Pérsico), me he atrevido a seguir con la ficción a modo de diálogo entre médico y paciente:
– Señor cirujano, creo que me vibra algo dentro del estómago.
– ¡Coño! ¡Ya decía yo, dónde habré puesto el móvil! La he estado llamando desde que salió del paritorio. No la encontraba por ninguna parte…
– ¡No me joda! ¿¡Está usted hablando en serio?!
– Totalmente, el día del parto me falló el asistente, ese del chiste que el médico le pide el bisturí, la sierra y gasas y el asistente responde «de nada»… ¿lo pilla?
– ¿Me está usted vaci…? ¡¡Mire, ahora vibra!!
– Sí, debe de ser mi mujer pa’ ver si voy a comer. No se preocupe, ahora llamo al de la sierra y se lo quito en un pis pas.
– ¿¡Al de la sierra!? Ahora mismo llamo a la policía, poca vergüenza oyes
– Poca vergüenza la suya, que tiene mi móvil y encima me está gastando batería. Menos mal que es un iPhone y dura, dura, dura-cell, ¿lo pilla?
– Lléveme dentro ahora mismo y quíteme esto, que parezco un p*** Gusiluz.
Otro caso parecido que despertó sorpresas fue el de una anciana a la que su familia enterró con el móvil y luego recibió un mensaje de ‘ultratumba’. Y seguro que hay más.
Imagen de portada: Oleg Ivanov IL / Shutterstock

Estos artículos, escritos por PARECE DEL MUNDO TODAY, pueden ser a veces interpretaciones ficticias y humorísticas de noticias reales que aparecen en medios de comunicación.

Resulta difícil de creer, pero una mujer de 36 años fue a dar a luz a un hospital privado en Ammán (Jordania). El cirujano decidió practicar cesárea y, a juzgar por el resultado, no debía de tener un asistente que le sujetara el móvil porque lo dejó en el abdomen de la mujer.
Poco tiempo después, ya en casa y con el bebé recién nacido, empezó a notar molestias y, lo más extraño de todo, que dentro de su cuerpo le estaba vibrando algo.
Al no poder aguantarse más su familia la llevó a otro hospital que certificó con una radiografía que en su interior había un móvil. Y pasó como pasa en España, que aunque el caso llegó al Parlamento y se pidió la dimisión del máximo responsable, que dice estar investigándolo, por si acaso ya ha adelantado a la prensa que el caso «no tiene fundamento y la mujer se lo ha inventado».
Por si acaso no es verdad, aunque aparentemente lo parezca ya que lo ha publicado Gulf News (noticias del Golfo Pérsico), me he atrevido a seguir con la ficción a modo de diálogo entre médico y paciente:
– Señor cirujano, creo que me vibra algo dentro del estómago.
– ¡Coño! ¡Ya decía yo, dónde habré puesto el móvil! La he estado llamando desde que salió del paritorio. No la encontraba por ninguna parte…
– ¡No me joda! ¿¡Está usted hablando en serio?!
– Totalmente, el día del parto me falló el asistente, ese del chiste que el médico le pide el bisturí, la sierra y gasas y el asistente responde «de nada»… ¿lo pilla?
– ¿Me está usted vaci…? ¡¡Mire, ahora vibra!!
– Sí, debe de ser mi mujer pa’ ver si voy a comer. No se preocupe, ahora llamo al de la sierra y se lo quito en un pis pas.
– ¿¡Al de la sierra!? Ahora mismo llamo a la policía, poca vergüenza oyes
– Poca vergüenza la suya, que tiene mi móvil y encima me está gastando batería. Menos mal que es un iPhone y dura, dura, dura-cell, ¿lo pilla?
– Lléveme dentro ahora mismo y quíteme esto, que parezco un p*** Gusiluz.
Otro caso parecido que despertó sorpresas fue el de una anciana a la que su familia enterró con el móvil y luego recibió un mensaje de ‘ultratumba’. Y seguro que hay más.
Imagen de portada: Oleg Ivanov IL / Shutterstock

Estos artículos, escritos por PARECE DEL MUNDO TODAY, pueden ser a veces interpretaciones ficticias y humorísticas de noticias reales que aparecen en medios de comunicación.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Breaking Bad y el caballo sin nombre
Un héroe de cómic llamado Joseph Ratzinger
A éstos no se los llevó el ébola
Rocío Sáiz: «El Chonismo ilustrado reivindica el folclore nacional»
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies