fbpx
31 de mayo 2016    /   CINE/TV
por
 

Mr. Robot (II): Combate de despacho

31 de mayo 2016    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

A la izquierda, con cazadora azul, Elliot Alderson. A la derecha, con traje a medida e impecable corte de pelo, Tyrell Wellick. Un combate en el que la cámara remarca cada golpe de diálogo. Un ejemplo de cómo la cámara y la escenografía contribuyen a crear tensión con apenas movimiento de los personajes o sin un enfrentamiento dialéctico real. Una cámara que remarca el subtexto (las palabras que no se dicen y los sentimientos que no salen a flote).

Recordemos la escena: Tyrrell ha secuestrado a Elliot como reconoce— para proponerle una millonaria oferta de trabajo. El secuestro es el primer golpe de Tyrrell en una escena que funciona como un combate de boxeo.

 

Mr. Robot - El boxeador

La llegada de Elliot recuerda un plano visto en cientos de películas de boxeo: el héroe sube a un cuadrilátero en el que le espera un rival duro.

Mr. Robot - La pinza

La simetría marca la escena sobre estas líneas: solo así el efecto de pinza sobre Elliot es evidente. Los planos siguientes se atienen a los códigos visuales ya vistos en el primer capítulo de Mr. Robot: cuando Elliot tiene el control de la situación o está tranquilo, está a la derecha del plano. Cuando Elliott pierde el control de la situación, está cansado, nervioso, desconcertado… aparece a la izquierda.

Mr. Robot - Los brazos de Tyrrell

Mr. Robot - Elliot encajonado 2

Mr. Robot - Elliot encajonado 1

Mr. Robot - Elliot encajonado

Mr. Robot - Animal herido

 

Mr. Robot - Intentando arrinconar a Elliot V2

Mr. Robot - Tyrrell KO

El plano inicial y el plano final en el despacho remarcan el cambio de tornas. Elliot gana espacio al salir del despacho. Tyrrell lo pierde por completo. Tyrrell se ha topado con un muro. Un muro que no es tal: está hecho de cristal, pero la cámara elude el aire, solo muestra el metal. Un elemento frío como aparentemente fría ha sido la respuesta de Elliot ante la tentación de Tyrrell.

A la izquierda, con cazadora azul, Elliot Alderson. A la derecha, con traje a medida e impecable corte de pelo, Tyrell Wellick. Un combate en el que la cámara remarca cada golpe de diálogo. Un ejemplo de cómo la cámara y la escenografía contribuyen a crear tensión con apenas movimiento de los personajes o sin un enfrentamiento dialéctico real. Una cámara que remarca el subtexto (las palabras que no se dicen y los sentimientos que no salen a flote).

Recordemos la escena: Tyrrell ha secuestrado a Elliot como reconoce— para proponerle una millonaria oferta de trabajo. El secuestro es el primer golpe de Tyrrell en una escena que funciona como un combate de boxeo.

 

Mr. Robot - El boxeador

La llegada de Elliot recuerda un plano visto en cientos de películas de boxeo: el héroe sube a un cuadrilátero en el que le espera un rival duro.

Mr. Robot - La pinza

La simetría marca la escena sobre estas líneas: solo así el efecto de pinza sobre Elliot es evidente. Los planos siguientes se atienen a los códigos visuales ya vistos en el primer capítulo de Mr. Robot: cuando Elliot tiene el control de la situación o está tranquilo, está a la derecha del plano. Cuando Elliott pierde el control de la situación, está cansado, nervioso, desconcertado… aparece a la izquierda.

Mr. Robot - Los brazos de Tyrrell

Mr. Robot - Elliot encajonado 2

Mr. Robot - Elliot encajonado 1

Mr. Robot - Elliot encajonado

Mr. Robot - Animal herido

 

Mr. Robot - Intentando arrinconar a Elliot V2

Mr. Robot - Tyrrell KO

El plano inicial y el plano final en el despacho remarcan el cambio de tornas. Elliot gana espacio al salir del despacho. Tyrrell lo pierde por completo. Tyrrell se ha topado con un muro. Un muro que no es tal: está hecho de cristal, pero la cámara elude el aire, solo muestra el metal. Un elemento frío como aparentemente fría ha sido la respuesta de Elliot ante la tentación de Tyrrell.

Compártelo twitter facebook whatsapp
«El estigma “si estás soltera, estás haciendo algo mal” sigue vigente»
De la creatividad, por Dexter Morgan
El clan: la historia de los hijos de Puccio
Qué peligro tenéis los de CGI
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *