fbpx
11 de octubre 2017    /   IDEAS
por
 

Los hombres quieren ser multiorgásmicos pero los científicos pasan del tema

11 de octubre 2017    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

La capacidad de disfrutar de varios orgasmos seguidos es algo que se da con mayor frecuencia en la población femenina que masculina. Sin embargo, eso no quiere decir que los hombres se hayan resignado.

En Google las entradas sobre «hombre multiorgásmico» casi alcanzan el medio millón y las consultas al respecto superan en casi un 20% las de «mujer multiorgásmica».

El evidente interés por el tema contrasta con la poca atención que la literatura médica ha prestado al asunto. De hecho, esta fue la razón por la cual los doctores Erik Wibowo y Richard J. Wassersug se decidieron a publicar un estudio sobre el tema en Sexual Medicine Review.

Con el título de Multiple Orgasm in Men. What We Know So Far (algo así como Orgasmo múltiple en los hombres. Lo que sabemos hasta la fecha) estos doctores han analizado la literatura disponible en medios como PubMed, PsychINFO y Google (se supone que GoogleBooks, no Yahoo Answers).

Las conclusiones son demoledoras. Menos de un 10% de los hombres menores de 20 años se consideran multiorgásmicos. Un porcentaje que disminuye hasta el 7% cuando se rebasa la treintena.

Además, no todos los hombres que declaran ser multiorgásmicos experimentan el hecho de la misma forma. Mientras que para unos la multiorgasmia es la sucesión de varios orgasmos con un periodo de tiempo entre cada uno de ellos, para otros es un orgasmo de mayor duración de lo habitual con varias cumbres de placer.

En todo caso, es importante aclarar que el orgasmo no tiene por qué ir acompañado de eyaculación. De hecho, la multiorgasmia masculina suele estar asociada a la falta de la misma, por lo que es más frecuente en los hombres que han sido sometidos a intervenciones quirúrgicas que afectan a la próstata, a los testículos y, en consecuencia, a la eyaculación.

El hecho de que la multiorgasmia esté relacionada con la mayor o menor capacidad para eyacular ha hecho que los científicos se inclinen a pensar que la multiorgasmia tiene una base fisiológica. Sin embargo, tampoco descartan que pueda ser fruto de un entrenamiento tipo jedi.

En ese sentido, Wibowo y Wassersug han determinado una serie de técnicas que ayudan a conseguir esta habilidad. Para aquellos que tengan curiosidad, aquí van:

1. Retardar la eyaculación

Mantener relaciones sexuales retardando al máximo la eyaculación o incluso sin que esta se lleve a cabo, como hacen Fernando Sánchez Dragó y los tántricos, facilitaría la obtención de múltiples orgasmos.

2. Utilización de drogas psicoestimulantes

El empleo de fármacos para combatir el Trastorno de Déficit de Atención o similares podrían contribuir a la multiorgasmia masculina.

3. Cambiar de pareja durante la relación sexual

Según el estudio, la novedad que supone variar de pareja durante la relación sexual permitiría enlazar varios orgasmos. En el fondo es una forma de retardar la eyaculación introduciendo novedades que rompen el ritmo o la concentración.

4. Estimulación anal

La estimulación prostática podría multiplicar los orgasmos. Se puede hacer por dentro o por fuera, a través del perineo.

A pesar de estos resultados, Erik Wibowo y Richard J. Wassersug concluyeron que su investigación no es del todo satisfactoria. Ambos doctores reclaman que se emprendan estudios sobre el tema que den respuesta a la demanda de información que existe por parte de la población afectada.

Happy Black And White GIF by Bayerischer Rundfunk - Find & Share on GIPHY

La capacidad de disfrutar de varios orgasmos seguidos es algo que se da con mayor frecuencia en la población femenina que masculina. Sin embargo, eso no quiere decir que los hombres se hayan resignado.

En Google las entradas sobre «hombre multiorgásmico» casi alcanzan el medio millón y las consultas al respecto superan en casi un 20% las de «mujer multiorgásmica».

El evidente interés por el tema contrasta con la poca atención que la literatura médica ha prestado al asunto. De hecho, esta fue la razón por la cual los doctores Erik Wibowo y Richard J. Wassersug se decidieron a publicar un estudio sobre el tema en Sexual Medicine Review.

Con el título de Multiple Orgasm in Men. What We Know So Far (algo así como Orgasmo múltiple en los hombres. Lo que sabemos hasta la fecha) estos doctores han analizado la literatura disponible en medios como PubMed, PsychINFO y Google (se supone que GoogleBooks, no Yahoo Answers).

Las conclusiones son demoledoras. Menos de un 10% de los hombres menores de 20 años se consideran multiorgásmicos. Un porcentaje que disminuye hasta el 7% cuando se rebasa la treintena.

Además, no todos los hombres que declaran ser multiorgásmicos experimentan el hecho de la misma forma. Mientras que para unos la multiorgasmia es la sucesión de varios orgasmos con un periodo de tiempo entre cada uno de ellos, para otros es un orgasmo de mayor duración de lo habitual con varias cumbres de placer.

En todo caso, es importante aclarar que el orgasmo no tiene por qué ir acompañado de eyaculación. De hecho, la multiorgasmia masculina suele estar asociada a la falta de la misma, por lo que es más frecuente en los hombres que han sido sometidos a intervenciones quirúrgicas que afectan a la próstata, a los testículos y, en consecuencia, a la eyaculación.

El hecho de que la multiorgasmia esté relacionada con la mayor o menor capacidad para eyacular ha hecho que los científicos se inclinen a pensar que la multiorgasmia tiene una base fisiológica. Sin embargo, tampoco descartan que pueda ser fruto de un entrenamiento tipo jedi.

En ese sentido, Wibowo y Wassersug han determinado una serie de técnicas que ayudan a conseguir esta habilidad. Para aquellos que tengan curiosidad, aquí van:

1. Retardar la eyaculación

Mantener relaciones sexuales retardando al máximo la eyaculación o incluso sin que esta se lleve a cabo, como hacen Fernando Sánchez Dragó y los tántricos, facilitaría la obtención de múltiples orgasmos.

2. Utilización de drogas psicoestimulantes

El empleo de fármacos para combatir el Trastorno de Déficit de Atención o similares podrían contribuir a la multiorgasmia masculina.

3. Cambiar de pareja durante la relación sexual

Según el estudio, la novedad que supone variar de pareja durante la relación sexual permitiría enlazar varios orgasmos. En el fondo es una forma de retardar la eyaculación introduciendo novedades que rompen el ritmo o la concentración.

4. Estimulación anal

La estimulación prostática podría multiplicar los orgasmos. Se puede hacer por dentro o por fuera, a través del perineo.

A pesar de estos resultados, Erik Wibowo y Richard J. Wassersug concluyeron que su investigación no es del todo satisfactoria. Ambos doctores reclaman que se emprendan estudios sobre el tema que den respuesta a la demanda de información que existe por parte de la población afectada.

Happy Black And White GIF by Bayerischer Rundfunk - Find & Share on GIPHY

Compártelo twitter facebook whatsapp
La Segunda Guerra Mundial fue la ruta del bakalao de Hitler
Leap Kit, la guía que te ayuda a diseñar tu vida
El merchandising que puede derrotar a Donald Trump
Respeta el brutalismo (II): porque ha vuelto para quedarse, y nos alegramos de ello
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *