23 de abril 2012    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Música electrónica hecha con gelatina

23 de abril 2012    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Estas gelatinas no se comen. Se oyen. De cada caricia que pasa por su superficie sale un haz de música. El invento es de dos estudiantes de la Escuela de Creación Industrial francesa Les Ateliers. Lo llaman Noisy Jelly (Gelatina ruidosa) y lo presentan como «un juego en el que el jugador tiene que cocinar y dar forma a sus instrumentos musicales».

Los autores, Marianne Cauvard y Raphaël Pluvinage, dicen en la documentación que explica el proyecto que este experimento trata de «demostrar que la electrónica puede tener una nueva estética y puede ser concebida como un material maleable, para manipular y hacer experimentos».

El sonido de cada instrumento depende de la concentración de sal y de la forma de la gelatina.

Las piezas se sitúan sobre un tablero de juego, que, a su vez, hace las funciones de sensor. La información se transmite a la placa arduino y ésta la traslada a un ordenador para que la convierta en sonido.

Esta es la receta:

  • Toma un molde de la forma que tú quieras.
  • Echa agua, unos gramos de polvo de algas agar agar (para dar consistencia) y colorante alimentario (rosa, azul, verde, violeta o el que te guste para que el invento no sea transparente).
  • Deja reposar 5 minutos.
  • Sitúalo en un tablero con sensores que recogen el movimiento y esté conectado a un arduino. La placa traslada esta información a un ordenador que convierte la señal en música.

Visto en el blog de Arduino

 

 

Estas gelatinas no se comen. Se oyen. De cada caricia que pasa por su superficie sale un haz de música. El invento es de dos estudiantes de la Escuela de Creación Industrial francesa Les Ateliers. Lo llaman Noisy Jelly (Gelatina ruidosa) y lo presentan como «un juego en el que el jugador tiene que cocinar y dar forma a sus instrumentos musicales».

Los autores, Marianne Cauvard y Raphaël Pluvinage, dicen en la documentación que explica el proyecto que este experimento trata de «demostrar que la electrónica puede tener una nueva estética y puede ser concebida como un material maleable, para manipular y hacer experimentos».

El sonido de cada instrumento depende de la concentración de sal y de la forma de la gelatina.

Las piezas se sitúan sobre un tablero de juego, que, a su vez, hace las funciones de sensor. La información se transmite a la placa arduino y ésta la traslada a un ordenador para que la convierta en sonido.

Esta es la receta:

  • Toma un molde de la forma que tú quieras.
  • Echa agua, unos gramos de polvo de algas agar agar (para dar consistencia) y colorante alimentario (rosa, azul, verde, violeta o el que te guste para que el invento no sea transparente).
  • Deja reposar 5 minutos.
  • Sitúalo en un tablero con sensores que recogen el movimiento y esté conectado a un arduino. La placa traslada esta información a un ordenador que convierte la señal en música.

Visto en el blog de Arduino

 

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Lo que el vestido nos ha enseñado sobre cabezotas y mentes abiertas
Las nuevas chicas de Ramiro E (Fotokobu)
Fútbol y Paint. ¿Cómo no lo hizo nadie antes?
Hamburguesas de brownie y tocadiscos de limón
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.

Publicidad