26 de marzo 2018    /   DIGITAL
por
 

Los adolescentes marcan tendencia… y han decidido que lo próximo es hacer playbacks de Camila Cabello

26 de marzo 2018    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

Las redes sociales crecen con profusión micológica. Hay una nueva casi cada semana y todas ellas se presentan cogiditas de la mano de la manida expresión de «el nuevo…». Esta carta de presentación nace de la inspiración (o plagio) del programador de turno o de la ausencia de la misma del redactor de turno. Por eso, cuando nace una red social diferente, la gente se queda un poco descolocada. A Musica.ly la han intentado bautizar como el nuevo Snapchat, el nuevo Instagram y hasta, tirando de referentes ajenos a las redes sociales, el nuevo Singstar.

Lo cierto es que estas comparaciones tienen razón a medias. Musica.ly apuntala su éxito sobre vídeos, de apenas 15 segundos, subidos por los usuarios y aliñados con filtros, efectos y stickers. Los que más éxito tienen son los playbacks de canciones famosas. Justin Bieber, Beyoncé, Selena Gómez… Todos ellos suenan de fondo en actuaciones que no distan mucho de un espectáculo de drag queens. Solo que las protagonistas aquí son adolescentes. No son las únicas en poblar esta red social; muchos de los artistas a los que emulan tienen su propio perfil en la red, sabedores de que su público está ahí.

musica-ly

Entre los usuarios anónimos se encuentra Baby Ariel. O se encontraba. Esta estadounidense de 17 años tiene 22 millones de seguidores y una fama que está empezando a exportar a otras redes sociales como YouTube. Sus vídeos son sobre todo de playbacks y están aderezados con gestos de acartonada teatralidad, pirotecnia gestual y mareantes movimientos de cámara. Puede que la primera reacción de un usuario talludito sea más bien la de vergüenza ajena, pero hay algo de divertido, incluso de adictivo, en estos vídeos.

Musica.ly no es el nuevo nada. Lleva entre nosotros desde 2014 y sus cifras (aunque algo estancadas estos últimos meses) no hablan de una promesa futura, sino de una realidad presente. Según datos de 2017, tiene 200 millones de usuarios totales y 60 millones de usuarios activos al mes que suben cerca de 13 millones de vídeos al día. Un pequeño apunte financiero: a finales del año pasado fue comprada por entre 800 y 1.000 millones de dólares por la empresa china Bytedance Technology, lo que demuestra dos cosas: que no ha sido considerada como una moda pasajera y que no parece que vaya a tener problemas de liquidez a corto plazo.

Si después de repasar estos datos mareantes te estás preguntando por qué no conocías esta red social, la respuesta es sencilla: no tratas demasiado con chicas adolescentes. Uno de sus grandes aciertos ha sido dirigirse a un sector concreto. Según MIDiA Research, el 80% de la base de usuarios de Musica.ly son mujeres. Otros expertos del sector apuntan a que estas, de forma mayoritaria, tienen entre 10 y 16 años.

Facebook lleva años creciendo entre la población más adulta, especialmente entre mayores de 50 años. En Twitter los trending topics de Justin Bieber y demás ídolos adolescentes han sido fagocitados por noticias de actualidad y escándalos políticos. A este respecto, sobre Instagram solo podemos decir que hasta Mariano Rajoy tiene una cuenta.

En este contexto es normal que los adolescentes busquen ecosistemas digitales nuevos. Cuando un adolescente percibe algo como demasiado serio, adulto, de mayores, pierde el atractivo para él. Probablemente para ti Facebook molaba más cuando no había boots ni espías rusos. Probablemente para tus hijos tú seas el equivalente a esos espías rusos. Las tres grandes redes son menos atractivas entre los adolescentes. La cuarta en la pugna, Snapchat, está en franca decadencia e incluso aquí la edad media de sus usuarios está subiendo. Hay un nicho de mercado, pero ¿a quién le puede interesar invertir en él?

En su reciente artículo ¿Hacia la tuentificacicación de Facebook? Borja Ventura apuntaba que «de todos los nichos de edad posibles, el de los adolescentes es el más ingrato de tratar: es voluble, difícil de mantener, cambiante… y escasamente rentable. A fin de cuentas, los jóvenes tienen poco dinero». El motivo principal de que las empresas se fijen en este sector, apuntaba, es sencillo: los jóvenes marcan tendencias.

Los expertos dicen que Musica.ly ha tocado techo en los últimos meses y que, si quiere seguir creciendo, tiene que ampliar su público. Teniendo en cuenta estos dos factores lo más probable es que debas ir ensayando sus poses ante el espejo. El próximo en salir al escenario serás tú.

Puede que a tu edad no te acabes de ver haciendo playback de una canción de Camila Cabello. Puede que si lo haces te parezcas más a Nacha la Macha que a una muser (así se llaman los usuarios de esta red social). Pero a fin de cuentas la brecha generacional no es tan grande.

babyariel2

Igual Musica.ly sí es el nuevo algo. Todo el mundo ha cantado en el baño a sus artistas favoritos; muchos lo han hecho en espectáculos del colegio. Esto es lo mismo. Mientras que los milleniales se preguntaban «¿qué Spice Girl vas a ser tú en la obra del cole?», los miembros de la Generación Z se pregunta cuál es su perfil en Musica.ly. La diferencia entre una cosa y otra es que aquí no tendrás como público a una manada de padres abotargados de falso entusiasmo, sino una audiencia potencial de 200 millones de personas.

Un último dato para acabar de convencerte. Baby Ariel acaba de sacar un single y ya puede hacer playbacks de sus propias canciones. Su madre se llama Sharon Kremen Martin. Tiene 44 años. Y 625.000 seguidores en Musica.ly.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

Las redes sociales crecen con profusión micológica. Hay una nueva casi cada semana y todas ellas se presentan cogiditas de la mano de la manida expresión de «el nuevo…». Esta carta de presentación nace de la inspiración (o plagio) del programador de turno o de la ausencia de la misma del redactor de turno. Por eso, cuando nace una red social diferente, la gente se queda un poco descolocada. A Musica.ly la han intentado bautizar como el nuevo Snapchat, el nuevo Instagram y hasta, tirando de referentes ajenos a las redes sociales, el nuevo Singstar.

Lo cierto es que estas comparaciones tienen razón a medias. Musica.ly apuntala su éxito sobre vídeos, de apenas 15 segundos, subidos por los usuarios y aliñados con filtros, efectos y stickers. Los que más éxito tienen son los playbacks de canciones famosas. Justin Bieber, Beyoncé, Selena Gómez… Todos ellos suenan de fondo en actuaciones que no distan mucho de un espectáculo de drag queens. Solo que las protagonistas aquí son adolescentes. No son las únicas en poblar esta red social; muchos de los artistas a los que emulan tienen su propio perfil en la red, sabedores de que su público está ahí.

musica-ly

Entre los usuarios anónimos se encuentra Baby Ariel. O se encontraba. Esta estadounidense de 17 años tiene 22 millones de seguidores y una fama que está empezando a exportar a otras redes sociales como YouTube. Sus vídeos son sobre todo de playbacks y están aderezados con gestos de acartonada teatralidad, pirotecnia gestual y mareantes movimientos de cámara. Puede que la primera reacción de un usuario talludito sea más bien la de vergüenza ajena, pero hay algo de divertido, incluso de adictivo, en estos vídeos.

Musica.ly no es el nuevo nada. Lleva entre nosotros desde 2014 y sus cifras (aunque algo estancadas estos últimos meses) no hablan de una promesa futura, sino de una realidad presente. Según datos de 2017, tiene 200 millones de usuarios totales y 60 millones de usuarios activos al mes que suben cerca de 13 millones de vídeos al día. Un pequeño apunte financiero: a finales del año pasado fue comprada por entre 800 y 1.000 millones de dólares por la empresa china Bytedance Technology, lo que demuestra dos cosas: que no ha sido considerada como una moda pasajera y que no parece que vaya a tener problemas de liquidez a corto plazo.

Si después de repasar estos datos mareantes te estás preguntando por qué no conocías esta red social, la respuesta es sencilla: no tratas demasiado con chicas adolescentes. Uno de sus grandes aciertos ha sido dirigirse a un sector concreto. Según MIDiA Research, el 80% de la base de usuarios de Musica.ly son mujeres. Otros expertos del sector apuntan a que estas, de forma mayoritaria, tienen entre 10 y 16 años.

Facebook lleva años creciendo entre la población más adulta, especialmente entre mayores de 50 años. En Twitter los trending topics de Justin Bieber y demás ídolos adolescentes han sido fagocitados por noticias de actualidad y escándalos políticos. A este respecto, sobre Instagram solo podemos decir que hasta Mariano Rajoy tiene una cuenta.

En este contexto es normal que los adolescentes busquen ecosistemas digitales nuevos. Cuando un adolescente percibe algo como demasiado serio, adulto, de mayores, pierde el atractivo para él. Probablemente para ti Facebook molaba más cuando no había boots ni espías rusos. Probablemente para tus hijos tú seas el equivalente a esos espías rusos. Las tres grandes redes son menos atractivas entre los adolescentes. La cuarta en la pugna, Snapchat, está en franca decadencia e incluso aquí la edad media de sus usuarios está subiendo. Hay un nicho de mercado, pero ¿a quién le puede interesar invertir en él?

En su reciente artículo ¿Hacia la tuentificacicación de Facebook? Borja Ventura apuntaba que «de todos los nichos de edad posibles, el de los adolescentes es el más ingrato de tratar: es voluble, difícil de mantener, cambiante… y escasamente rentable. A fin de cuentas, los jóvenes tienen poco dinero». El motivo principal de que las empresas se fijen en este sector, apuntaba, es sencillo: los jóvenes marcan tendencias.

Los expertos dicen que Musica.ly ha tocado techo en los últimos meses y que, si quiere seguir creciendo, tiene que ampliar su público. Teniendo en cuenta estos dos factores lo más probable es que debas ir ensayando sus poses ante el espejo. El próximo en salir al escenario serás tú.

Puede que a tu edad no te acabes de ver haciendo playback de una canción de Camila Cabello. Puede que si lo haces te parezcas más a Nacha la Macha que a una muser (así se llaman los usuarios de esta red social). Pero a fin de cuentas la brecha generacional no es tan grande.

babyariel2

Igual Musica.ly sí es el nuevo algo. Todo el mundo ha cantado en el baño a sus artistas favoritos; muchos lo han hecho en espectáculos del colegio. Esto es lo mismo. Mientras que los milleniales se preguntaban «¿qué Spice Girl vas a ser tú en la obra del cole?», los miembros de la Generación Z se pregunta cuál es su perfil en Musica.ly. La diferencia entre una cosa y otra es que aquí no tendrás como público a una manada de padres abotargados de falso entusiasmo, sino una audiencia potencial de 200 millones de personas.

Un último dato para acabar de convencerte. Baby Ariel acaba de sacar un single y ya puede hacer playbacks de sus propias canciones. Su madre se llama Sharon Kremen Martin. Tiene 44 años. Y 625.000 seguidores en Musica.ly.

Compártelo twitter facebook whatsapp
No me pidas matrimonio, descárgate Avocado
El retrovisionario que ha construido un museo analógico en su casa
The Pirate Bay: una guerra entre dos generaciones que no se comprenden
El taxi que traduce el sonido de una ciudad
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
    • Ninguno. Yo querría ser como tú, Nacha. No te pareces mucho a Camila Cabello, eso es todo

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad