Publicado: 28 de noviembre 2023 10:50  | Actualizado: 29 de noviembre 2023 09:26    /   DIGITAL
por
Fotos   kovop (Shutterstock)

Musk agita el nido: Twitter se convierte en el salvaje oeste digital

Publicado: 28 de noviembre 2023 10:50  | Actualizado: 29 de noviembre 2023 09:26    /   DIGITAL     por        Fotos   kovop (Shutterstock)
Compártelo twitter facebook whatsapp
elon musk

La adquisición de Twitter por Elon Musk en octubre de 2022 marcó un hito en la breve historia de las redes sociales. Con un costo de 44.000 millones de dólares, la compra no solo fue notable por su magnitud económica sino también por sus significativas repercusiones en el ámbito digital y social. Musk, conocido por liderar Tesla y SpaceX, es una figura habitual en la polémica, y su llegada a Twitter no fue la excepción Simbolizó sus primeros pasos entrando en las oficinas de Twitter portando un lavabo, marcando así sus intenciones y el comienzo de un período de cambios radicales y de constante atención mediática 

Transformaciones internas y externas en Twitter

Bajo la administración de Musk, Twitter ha sufrido transformaciones profundas. Uno de los cambios más significativos ha sido el recorte de personal, pasando de aproximadamente 7.500 empleados antes de la adquisición a menos de 1.500 un año después. Este ajuste se acompañó de episodios casi surrealistas, como la instalación de camas en las oficinas para fomentar largas jornadas laborales. Además, se reportaron despidos inmediatos de empleados que contradecían a Musk en la misma red social

Las modificaciones no se limitaron únicamente a la estructura interna, Musk implementó rápidamente numerosos cambios en el servicio. Entre las primeras transformaciones está la introducción de un nuevo sistema de verificación de pago, el cual generó debates sobre la autenticidad y la suplantación de identidades. Este cambio en la política de verificación resultó en una modificación del algoritmo, favoreciendo a los usuarios verificados y generando preocupaciones sobre la equidad en la visibilidad de los contenidos

Además, Musk revirtió la suspensión de varias cuentas, incluida la del expresidente Donald Trump, lo que avivó las preocupaciones sobre la propagación de desinformación y discursos de odio. Paralelamente, se observaron cambios significativos en otros aspectos y servicios de Twitter. Entre estos, destacan la implementación y rápida cancelación de un límite en la cantidad de tuits que los usuarios podían leer y la introducción de una nueva pestaña llamada “Para ti”, que también ha generado su cuota de polémica. 

Cambio de imagen y estrategia de marca

Otro cambio notorio fue el abandono del icónico logo del pájaro en favor de un nuevo emblema y el cambio de nombre de la plataforma de Twitter a X, un movimiento interpretado por muchos como una declaración de intenciones hacia una reinvención de la marca. Esta transformación simboliza el nuevo rumbo que Musk desea imprimir a la plataforma, aunque ha generado confusión y debate entre los usuarios y analistas del sector.

Impacto en usuarios y publicidad

Las continuas alteraciones han tenido un efecto significativo en la dinámica de uso de la plataforma. Según declaraciones de Linda Yaccarino, CEO de X, ha habido una reducción del 11.6% en usuarios activos diarios desde la adquisición de Musk. Aunque existe poca transparencia al respecto, fuentes como Similarweb o Business Insider también han reportado datos que sugieren disminuciones en el tráfico y las descargas de la aplicación. Junto con la reducción de la base de usuarios, los ingresos publicitarios también han disminuido, ya que grandes empresas como Novartis, Disney e IBM han retirado su publicidad, asociando esta decisión a la gestión de Musk y a la proliferación de contenidos polémicos. Actualmente, se estima que el valor de la compañía es de unos 15.000 millones de dólares, muy por debajo de los 44.000 millones que Musk pagó por ella.

Desafíos en la gestión de contenido y seguridad

Uno de los aspectos más controvertidos de la gestión de Musk ha sido su enfoque hacia el contenido y la seguridad en la plataforma. La disolución del consejo asesor de confianza y seguridad o el levantamiento de la prohibición de anuncios políticos (en un intento más de generar ingresos) son algunos ejemplos de cómo las decisiones de Musk han incrementado la preocupación sobre la propagación de noticias falsas y discursos de odio. En respuesta a estas preocupaciones, Elon Musk ha demandado al Centro contra el Odio Digital (CCDH), una organización que ha destacado en sus informes el aumento de contenidos problemáticos en la plataforma, lo que refleja la complejidad y las tensiones en torno a la dirección que está tomando la red social bajo su gestión.

Visión futura: La superapp

Mirando hacia el futuro, Musk aspira a transformar X en una “superapp” al estilo de WeChat, integrando redes sociales, servicios bancarios, comercio electrónico y eventos en streaming. Esta ambición refleja una visión de convertir a Twitter en un ecosistema digital multifuncional. Sin embargo, queda por ver cómo se desarrollará esta transformación y cuál será la reacción de los usuarios y el mercado ante estos cambios.

Un futuro incierto

En un ambiente de incertidumbre y transformación, el futuro de X bajo la dirección de Musk se presenta como un enigma. Mientras algunos analistas y usuarios ven en estos cambios un potencial para la innovación y un renacimiento de la plataforma, otros expresan preocupación por el rumbo ético y la sostenibilidad a largo plazo de la empresa. La decisión de Musk de reinventar Twitter ha sacudido los cimientos del mundo digital, planteando desafíos significativos sobre la libertad de expresión, la veracidad de la información y el papel de las redes sociales en la sociedad moderna. resaltando la delicada balanza entre la innovación tecnológica y la responsabilidad social.

La adquisición de Twitter por Elon Musk en octubre de 2022 marcó un hito en la breve historia de las redes sociales. Con un costo de 44.000 millones de dólares, la compra no solo fue notable por su magnitud económica sino también por sus significativas repercusiones en el ámbito digital y social. Musk, conocido por liderar Tesla y SpaceX, es una figura habitual en la polémica, y su llegada a Twitter no fue la excepción Simbolizó sus primeros pasos entrando en las oficinas de Twitter portando un lavabo, marcando así sus intenciones y el comienzo de un período de cambios radicales y de constante atención mediática 

Transformaciones internas y externas en Twitter

Bajo la administración de Musk, Twitter ha sufrido transformaciones profundas. Uno de los cambios más significativos ha sido el recorte de personal, pasando de aproximadamente 7.500 empleados antes de la adquisición a menos de 1.500 un año después. Este ajuste se acompañó de episodios casi surrealistas, como la instalación de camas en las oficinas para fomentar largas jornadas laborales. Además, se reportaron despidos inmediatos de empleados que contradecían a Musk en la misma red social

Las modificaciones no se limitaron únicamente a la estructura interna, Musk implementó rápidamente numerosos cambios en el servicio. Entre las primeras transformaciones está la introducción de un nuevo sistema de verificación de pago, el cual generó debates sobre la autenticidad y la suplantación de identidades. Este cambio en la política de verificación resultó en una modificación del algoritmo, favoreciendo a los usuarios verificados y generando preocupaciones sobre la equidad en la visibilidad de los contenidos

Además, Musk revirtió la suspensión de varias cuentas, incluida la del expresidente Donald Trump, lo que avivó las preocupaciones sobre la propagación de desinformación y discursos de odio. Paralelamente, se observaron cambios significativos en otros aspectos y servicios de Twitter. Entre estos, destacan la implementación y rápida cancelación de un límite en la cantidad de tuits que los usuarios podían leer y la introducción de una nueva pestaña llamada “Para ti”, que también ha generado su cuota de polémica. 

Cambio de imagen y estrategia de marca

Otro cambio notorio fue el abandono del icónico logo del pájaro en favor de un nuevo emblema y el cambio de nombre de la plataforma de Twitter a X, un movimiento interpretado por muchos como una declaración de intenciones hacia una reinvención de la marca. Esta transformación simboliza el nuevo rumbo que Musk desea imprimir a la plataforma, aunque ha generado confusión y debate entre los usuarios y analistas del sector.

Impacto en usuarios y publicidad

Las continuas alteraciones han tenido un efecto significativo en la dinámica de uso de la plataforma. Según declaraciones de Linda Yaccarino, CEO de X, ha habido una reducción del 11.6% en usuarios activos diarios desde la adquisición de Musk. Aunque existe poca transparencia al respecto, fuentes como Similarweb o Business Insider también han reportado datos que sugieren disminuciones en el tráfico y las descargas de la aplicación. Junto con la reducción de la base de usuarios, los ingresos publicitarios también han disminuido, ya que grandes empresas como Novartis, Disney e IBM han retirado su publicidad, asociando esta decisión a la gestión de Musk y a la proliferación de contenidos polémicos. Actualmente, se estima que el valor de la compañía es de unos 15.000 millones de dólares, muy por debajo de los 44.000 millones que Musk pagó por ella.

Desafíos en la gestión de contenido y seguridad

Uno de los aspectos más controvertidos de la gestión de Musk ha sido su enfoque hacia el contenido y la seguridad en la plataforma. La disolución del consejo asesor de confianza y seguridad o el levantamiento de la prohibición de anuncios políticos (en un intento más de generar ingresos) son algunos ejemplos de cómo las decisiones de Musk han incrementado la preocupación sobre la propagación de noticias falsas y discursos de odio. En respuesta a estas preocupaciones, Elon Musk ha demandado al Centro contra el Odio Digital (CCDH), una organización que ha destacado en sus informes el aumento de contenidos problemáticos en la plataforma, lo que refleja la complejidad y las tensiones en torno a la dirección que está tomando la red social bajo su gestión.

Visión futura: La superapp

Mirando hacia el futuro, Musk aspira a transformar X en una “superapp” al estilo de WeChat, integrando redes sociales, servicios bancarios, comercio electrónico y eventos en streaming. Esta ambición refleja una visión de convertir a Twitter en un ecosistema digital multifuncional. Sin embargo, queda por ver cómo se desarrollará esta transformación y cuál será la reacción de los usuarios y el mercado ante estos cambios.

Un futuro incierto

En un ambiente de incertidumbre y transformación, el futuro de X bajo la dirección de Musk se presenta como un enigma. Mientras algunos analistas y usuarios ven en estos cambios un potencial para la innovación y un renacimiento de la plataforma, otros expresan preocupación por el rumbo ético y la sostenibilidad a largo plazo de la empresa. La decisión de Musk de reinventar Twitter ha sacudido los cimientos del mundo digital, planteando desafíos significativos sobre la libertad de expresión, la veracidad de la información y el papel de las redes sociales en la sociedad moderna. resaltando la delicada balanza entre la innovación tecnológica y la responsabilidad social.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La app de citas de Facebook es lo último que necesitábamos
Cuando las noticias falsas vienen de unos medios con la guardia baja
Señores del gobierno, los hackers pueden ser sus amigos (si los dejan)
Stefano Rodotà: “Hay que oponerse a ser perfilado por razones de mercado o por poderes políticos”
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • “intensificando los temores sobre la desinformación y los discursos de odio”. ¿Esto solo va hacia un lado concreto? Lo digo porque se os han colado en el artículo (por llamarlo de algún modo) palabras formando un todo: “extrema deracha”, “discurso de odio” “Donald Trump” “teorías conspirativas y bulos” ” crispación” etc…
    Menudo tufo respira este bodrio.

    • ¿Alguna mentira en el artículo? Los sesgos, quizás, alteran la perspectiva y lees lo que quieres, no la información analizada que además es la facilitada de modo incompleto, muy liberal el sur africano, por la compañía.

  • Artículo correcto, aunque me hubiera gustado algo más de profundidad. Echo en falta alguna referencia a la profunda ideologización de las redes en general y de “X” en particular, escorándose peligrosamente hacia posturas cada vez más reaccionarias…¿casualidad o dirección intencionada por parte de las grandes empresas de medios de difusión?

  • Comentarios cerrados.