fbpx
11 de diciembre 2017    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Todo el Neil Young digital, ahora con esteroides

11 de diciembre 2017    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Todo. O casi todo. Neil Young es, a pesar de su provecta edad, un hombre de inquietud inquebrantable. Su curiosidad le ha llevado a afrontar algunos proyectos con más ilusión que visos de convertirse en palpables como el Pono, el reproductor de audio digital que prometía la mejor calidad de sonido y que, a día de hoy, duerme el sueño de los justos.

Aquella misión implicaba otra adicional: ofrecer sus propias canciones con calidad de sonido extrema. De hecho, Young pasó mucho tiempo sin incluir su catálogo en las plataformas de música digital más populares porque afirmaba que la calidad de sonido ofrecida por estas era muy deficiente.

Young ha llevado a cabo una exhaustiva labor de archivo de todo su trabajo a lo largo de los años. Todo ese esfuerzo forma parte del recién lanzado archivo de Neil Young, un compendio de música, fechas, créditos y datos que completan una línea temporal a través de la vida del músico canadiense.

Young ofrece el material que ha editado desde su debut –salvo unas pocas excepciones que se mantienen en cuarentena por cuestiones de derechos–. Los archivos de audio se ofrecen en calidad mp3 a 320 kbps para los menos exigentes y en calidad máster para los enfermos del sonido.

Es el propio Neil es que explica en un vídeo la mejor manera de disfrutar del material.

[su_youtube url=»https://youtu.be/fPKbeSRnox0″ width=»640″ height=»460″]

Neil Young Archives está disponible gratuitamente. Al menos, por el momento, ya que Young afirma en el propio sitio web que el servicio será de suscripción dentro de unos meses y que su precio dependerá del número de interesados en él.

Young propone así una alternativa al clásico modelo de pago por suscripción de servicios como Spotify o Google Play Music. Veremos si su destino es el mismo del Pono o anima a más creadores a publicar exhaustivos catálogos musicales repletos de inéditos y caras B.


Nos preguntábamos esto hace cinco años. La respuesta es no.
Nos preguntábamos esto hace cinco años. La respuesta es no.

Todo. O casi todo. Neil Young es, a pesar de su provecta edad, un hombre de inquietud inquebrantable. Su curiosidad le ha llevado a afrontar algunos proyectos con más ilusión que visos de convertirse en palpables como el Pono, el reproductor de audio digital que prometía la mejor calidad de sonido y que, a día de hoy, duerme el sueño de los justos.

Aquella misión implicaba otra adicional: ofrecer sus propias canciones con calidad de sonido extrema. De hecho, Young pasó mucho tiempo sin incluir su catálogo en las plataformas de música digital más populares porque afirmaba que la calidad de sonido ofrecida por estas era muy deficiente.

Young ha llevado a cabo una exhaustiva labor de archivo de todo su trabajo a lo largo de los años. Todo ese esfuerzo forma parte del recién lanzado archivo de Neil Young, un compendio de música, fechas, créditos y datos que completan una línea temporal a través de la vida del músico canadiense.

Young ofrece el material que ha editado desde su debut –salvo unas pocas excepciones que se mantienen en cuarentena por cuestiones de derechos–. Los archivos de audio se ofrecen en calidad mp3 a 320 kbps para los menos exigentes y en calidad máster para los enfermos del sonido.

Es el propio Neil es que explica en un vídeo la mejor manera de disfrutar del material.

[su_youtube url=»https://youtu.be/fPKbeSRnox0″ width=»640″ height=»460″]

Neil Young Archives está disponible gratuitamente. Al menos, por el momento, ya que Young afirma en el propio sitio web que el servicio será de suscripción dentro de unos meses y que su precio dependerá del número de interesados en él.

Young propone así una alternativa al clásico modelo de pago por suscripción de servicios como Spotify o Google Play Music. Veremos si su destino es el mismo del Pono o anima a más creadores a publicar exhaustivos catálogos musicales repletos de inéditos y caras B.


Nos preguntábamos esto hace cinco años. La respuesta es no.
Nos preguntábamos esto hace cinco años. La respuesta es no.

Compártelo twitter facebook whatsapp
En las entrañas de una obra de teatro
El origen de los dichos: ¡A buenas horas, mangas verdes!
¡Cabreaos!: viñetas sobre los que "se ríen por encima de nuestras posibilidades"
Si los planetas de ficción existieran…
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies