16 de marzo 2011    /   CINE/TV
por
 

Netflix acabó con Blockbuster ¿Acabará con HBO?

16 de marzo 2011    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.


Se invierten los papeles. El distribuidor se convierte en productor y amenaza el negocio de los canales de pago tradicionales. Netflix, el mayor servicio de alquiler de películas del mundo por streaming y quizá el principal responsable indirecto de la quiebra de Blockbuster, está en conversaciones para financiar una serie de televisión dirigida por David Fincher y protagonizada por Kevin Spacey. Si sale adelante, representaría un espaldarazo determinante para la producción de contenido original para Internet.
Bajo los términos del supuesto acuerdo, la serie se estrenaría en exclusiva en la plataforma online de Netflix antes de pasar a televisión o DVD, la primera vez que una producción televisiva de esta envergadura se presenta de esta forma.
Los rumores iniciales hablaron de un contrato de 100 millones de dólares para financiar la producción de dos temporadas, un remake de la miniserie británica de culto “House of Cards”, aunque posteriormente ha sido revisado a la baja, según declaraciones de fuentes anónimas a Reuters.
Si se confirma la noticia, será un antes y después para Netflix. La compañía que empezó con un servicio de alquiler de DVDs, se ha convertido en una seria amenaza a la industria de la televisión por pago, bastante reacia a crear servicios convincentes en Internet con la excepción de Hulu. Netflix ya cuenta con 20 millones de suscriptores y su servicio de alquiler por streaming que funciona con una cuota mensual de 8 dólares que da acceso ilimitado al contenido en su catalogo, no para de crecer.
Netflix está abriendo una nueva senda para la industria audiovisual pero los grandes estudios no se lo van a poner fácil. Time Warner, propietaria de HBO, ha criticado en numerosas ocasiones a la compañía y las razones parecen más que evidentes. La buena posición de Netflix en Internet es una amenaza para los grandes estudios que no quieren soltar el jardín amurallado que ofrece la televisión por pago.

Reacciones
Gonzalo Martín, consultor y análista de Nuevos Medios
La nota dice que las negociaciones están en marcha, es decir, que no hay confirmación definitiva. Pero pase lo que pase, hay unos cuantos detalles que tomar en cuenta: Netflix tiene veinte millones de subscriptores, cada día más cerca de HBO. La convergencia digital permitirá decir pronto que no hay diferencia entre ser cable o ser online. Básicamente, te conviertes en una marca de destino por tierra, mar y aire. HBO utilizó el contenido original para crearse una diferenciación: si todos tenemos los mismos shows, ¿por qué elegir un operador y no otro?
Canal Plus está haciendo un esfuerzo tremendo en tener cosas originales. También en tecnología punta. Se juega los garbanzos con el cable y la IPTV… que tienen los mismos canales y partidos de fútbol: algo hay que hacer para no pelear sólo por el precio. Pero vamos más allá: ¿quién está negociando ese posible contenido original?
Media Rights Capital, la compañía que, curiosamente, se inventó los primeros acuerdos entre el gran talento y YouTube: Seth MacFarlane y su Cavalcade Cartoon Comedy. Un intento que no ha prosperado de comprar los clics de modo previo y revendérselos al anunciante. También es la casa que acogió a Amanda Congdon, la primera estrella online de los telediarios cómico-guerrilleros con noticias de la red. Luego innovadores y rompedores de reglas, son. Pero ¿quién es el talentazo que se discute? Casi nada, Kevin Spacey. Con David Fincher. Fast Company recuerda que Netflix abandonó la idea de producción original no hace tanto. A ver. Que se me hace raro que esto ocurra tan pronto.
De paso, no está nada de más ver cómo YouTube, que cada día es más como otro servicio de cable, también busca los los contenidos originales.
Crunchgear
Si Netflix consigue llevar espectadores de medios tradicionales premium como HBO o Cinemax, significaría una verdadera agitación de la industria. Imagínate un escenario donde los espectadores pueden acceder a contenido actualizado sin necesidad de tener una televisión tradicional.
Mashable
Netflix ha enseñado su mano. Están pasando del alquiler de DVDs a una red llena de contenido bajo licencia. No es difícil prever que Netflix podría usurpar el puesto a HBO. Seamos claros. Netflix todavía no está cerca de poder competir con ABC, CBS o los canales tradicionales. Con 20 millones de suscriptores no tienen el mismo alcance. Pero los canales de pago deberían estar atentos. Un par de programas originales más, y Netflix podría llevarlos a ser obsoletos.
Deadline
Desde que el presidente de Liberty Media comparó en octubre a Netflix con HBO, expertos en la industria han empezado a especular sobre si Netflix empezaría a hacer programación propia. Netflix, que domina el negocio del streaming de películas con una cuota de mercado de 61% ha dicho en el pasado que no le interesa, hasta ahora.


¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.


Se invierten los papeles. El distribuidor se convierte en productor y amenaza el negocio de los canales de pago tradicionales. Netflix, el mayor servicio de alquiler de películas del mundo por streaming y quizá el principal responsable indirecto de la quiebra de Blockbuster, está en conversaciones para financiar una serie de televisión dirigida por David Fincher y protagonizada por Kevin Spacey. Si sale adelante, representaría un espaldarazo determinante para la producción de contenido original para Internet.
Bajo los términos del supuesto acuerdo, la serie se estrenaría en exclusiva en la plataforma online de Netflix antes de pasar a televisión o DVD, la primera vez que una producción televisiva de esta envergadura se presenta de esta forma.
Los rumores iniciales hablaron de un contrato de 100 millones de dólares para financiar la producción de dos temporadas, un remake de la miniserie británica de culto “House of Cards”, aunque posteriormente ha sido revisado a la baja, según declaraciones de fuentes anónimas a Reuters.
Si se confirma la noticia, será un antes y después para Netflix. La compañía que empezó con un servicio de alquiler de DVDs, se ha convertido en una seria amenaza a la industria de la televisión por pago, bastante reacia a crear servicios convincentes en Internet con la excepción de Hulu. Netflix ya cuenta con 20 millones de suscriptores y su servicio de alquiler por streaming que funciona con una cuota mensual de 8 dólares que da acceso ilimitado al contenido en su catalogo, no para de crecer.
Netflix está abriendo una nueva senda para la industria audiovisual pero los grandes estudios no se lo van a poner fácil. Time Warner, propietaria de HBO, ha criticado en numerosas ocasiones a la compañía y las razones parecen más que evidentes. La buena posición de Netflix en Internet es una amenaza para los grandes estudios que no quieren soltar el jardín amurallado que ofrece la televisión por pago.

Reacciones
Gonzalo Martín, consultor y análista de Nuevos Medios
La nota dice que las negociaciones están en marcha, es decir, que no hay confirmación definitiva. Pero pase lo que pase, hay unos cuantos detalles que tomar en cuenta: Netflix tiene veinte millones de subscriptores, cada día más cerca de HBO. La convergencia digital permitirá decir pronto que no hay diferencia entre ser cable o ser online. Básicamente, te conviertes en una marca de destino por tierra, mar y aire. HBO utilizó el contenido original para crearse una diferenciación: si todos tenemos los mismos shows, ¿por qué elegir un operador y no otro?
Canal Plus está haciendo un esfuerzo tremendo en tener cosas originales. También en tecnología punta. Se juega los garbanzos con el cable y la IPTV… que tienen los mismos canales y partidos de fútbol: algo hay que hacer para no pelear sólo por el precio. Pero vamos más allá: ¿quién está negociando ese posible contenido original?
Media Rights Capital, la compañía que, curiosamente, se inventó los primeros acuerdos entre el gran talento y YouTube: Seth MacFarlane y su Cavalcade Cartoon Comedy. Un intento que no ha prosperado de comprar los clics de modo previo y revendérselos al anunciante. También es la casa que acogió a Amanda Congdon, la primera estrella online de los telediarios cómico-guerrilleros con noticias de la red. Luego innovadores y rompedores de reglas, son. Pero ¿quién es el talentazo que se discute? Casi nada, Kevin Spacey. Con David Fincher. Fast Company recuerda que Netflix abandonó la idea de producción original no hace tanto. A ver. Que se me hace raro que esto ocurra tan pronto.
De paso, no está nada de más ver cómo YouTube, que cada día es más como otro servicio de cable, también busca los los contenidos originales.
Crunchgear
Si Netflix consigue llevar espectadores de medios tradicionales premium como HBO o Cinemax, significaría una verdadera agitación de la industria. Imagínate un escenario donde los espectadores pueden acceder a contenido actualizado sin necesidad de tener una televisión tradicional.
Mashable
Netflix ha enseñado su mano. Están pasando del alquiler de DVDs a una red llena de contenido bajo licencia. No es difícil prever que Netflix podría usurpar el puesto a HBO. Seamos claros. Netflix todavía no está cerca de poder competir con ABC, CBS o los canales tradicionales. Con 20 millones de suscriptores no tienen el mismo alcance. Pero los canales de pago deberían estar atentos. Un par de programas originales más, y Netflix podría llevarlos a ser obsoletos.
Deadline
Desde que el presidente de Liberty Media comparó en octubre a Netflix con HBO, expertos en la industria han empezado a especular sobre si Netflix empezaría a hacer programación propia. Netflix, que domina el negocio del streaming de películas con una cuota de mercado de 61% ha dicho en el pasado que no le interesa, hasta ahora.


¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Una hora y once minutos para desenmascarar al euro y a la UE
Teletexto: el eslabón perdido de Darwin
E.T., Alien, King Kong y otros monstruos de Carlo Rambaldi
Movistar produce una temporada de Enjuto Mojamuto
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies