fbpx
BRANDED CONTENT
NIKE

BRANDED CONTENT
NIKE
14 de febrero 2019    /   BRANDED CONTENT

 

Las zapatillas del futuro están hechas de aire

14 de febrero 2019    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Fueron un arquitecto y un inventor de la NASA los responsables de que las zapatillas del futuro se construyeran sobre un elemento insospechado: el aire. En 1987 se lanzaron las primeras Nike Air Max, sublimando el uso de la cámara de aire y convirtiéndolo para siempre en uno de los elementos indispensables de las zapatillas deportivas.

Para entender su génesis hay que echar la vista aún más atrás, cuando en 1979 se contrató a Frank Rudy, inventor de la NASA, para desarrollar técnicas de amortiguación. Con este fin en mente creó la Air, una unidad de nitrógeno que debería hacer más suave la pisada. Su tecnología se empezó a usar de forma tímida en algunos modelos. Pero tuvo que pasar casi una década para que otro hombre de curioso currículo pusiera la Air en una parte bien visible de la zapatilla.

El arquitecto Tinker Hatfield estaba obsesionado con el Pompidou y con la forma en la que este edificio parisino exponía sus tripas y tuberías con elegancia. Se propuso hacer lo mismo con las zapatillas y mostrar la cámara de aire interna a través de una pequeña ventana transparente en la suela. Nacían así las primeras Nike Air Max.

Nike ha ido creando un equipo de investigadores con sensibilidades y formaciones heterogéneas para impulsar, cada año, sus zapatillas hacia el futuro.

Las zapatillas se convirtieron en un éxito y sentaron las bases para las sucesivas versiones con las que se ha ido actualizando el modelo cada año. Todas ellas se han realizado con la vista más en el futuro que en el pasado, intentando, más que conseguir una actualización, crear una nueva revolución.

Arquitectos, diseñadores, ingenieros… Nike ha ido creando un equipo de investigadores de sensibilidades y formaciones heterogéneas para impulsar, cada año un poco más, sus zapatillas hacia el futuro.

Arañar un milímetro a la suela significa invertir mucho tiempo y dinero en i+D.

Es el caso de las Nike Air Max 720, unas zapatillas creadas a base de aire, pues tienen la cámara más grande de la historia. Su unidad Air visible es seis milímetros más alta que la de cualquier otro modelo, hasta conseguir unos inéditos 38 milímetros totales. Pueden parecer medidas relativamente pequeñas pero en este contexto suponen un esfuerzo titánico. Arañar un milímetro a la suela significa invertir mucho tiempo y dinero en i+D.

Los diseñadores recrearon los colores de la motricidad de la lava, de la aurora boreal, de la vía láctea, de los amaneceres y los atardeceres para crear distintas versiones de la zapatilla

Pero estas zapatillas no solo nacen de un proceso de investigación en laboratorio. Las Nike Air Max 720 están inspiradas en la naturaleza, concretamente, en el movimiento radiante que tiene algunos de los fenómenos más impactantes de la misma. Así, los diseñadores se inspiraron en la motricidad de la lava, la aurora boreal, la vía láctea, los amaneceres y los atardeceres para crear distintas versiones de la zapatilla, que recrea cromáticamente estos fenómenos.

Tecnología, diseño e investigación han sido los pilares sobre los que se han elevado los creadores de Nike para crear las Nike Air Max 720. Pero hay también un cuarto pilar, uno que no se aprecia a simple vista pero que tiene una importancia capital: la sostenibilidad.

Las Nike Air Max 720 se han creado pensando en el futuro no solo a nivel estético, sino ambiental. Por eso se han tenido en cuenta los compromisos de sostenibilidad adquiridos por Nike para el 2020. Así, el 75% de los residuos de la elaboración de cada unidad de estas zapatillas se reutiliza directamente en la unidad siguiente.

Un envoltorio del futuro para unas zapatillas revolucionarias

A Marta Niñerola le gusta combinar tradición e innovación. Por eso, cuando le propusieron crear un packaging exclusivo para las nuevas Nike Air Max 720, esta diseñadora valenciana tiró de agenda y se construyó un equipo de empresas y creativos que encajara con esta visión futurista, artesanal y ecológica. «La idea era elevar la apuesta de Nike por el formato sostenible incluso desde su packaging», indica Niñerola.

La envoltura que ha creado para las Nike Air Max 720 cumple ese cometido a la perfección. Su cara interna combina el punto con la impresión 3D para crear una bolsa que cubre el producto a la vez que lo deja ver desde el exterior. «Está hecha a partir de la tecnología Shima Seiki», explica la diseñadora.

Fotos de Nike realizadas en Mdraftstudio

Esta máquina permite la producción del tejido a partir de un diseño generado en 3D y, de esta forma, reduce el número de prototipos que hay que crear hasta dar con la versión definitiva. Así se consigue crear de un modo más responsable, una máxima que viene reforzada por el material utilizado. Esta red se ha producido con fibra de origen natural, «a partir de pulpa de madera reciclable».

El saco resultante tiene un aspecto futurista e impactante. Se completa con dos coberturas, una superior y una inferior, que abrazan la bolsa y replican en sus formas las de las Nike Air Max 720. La idea de Niñerola era «crear una pieza que se mimetizara con la propia zapatilla».

Estas coberturas exteriores han sido producidas por el estudio bilbaíno Commes des Machines. «Me fascina su trabajo, consiguen dotar al 3D de sensibilidad», asegura la diseñadora. El uso de esta técnica también ha supuesto otras ventajas, como poder trabajar con PLA, un material biodegradable. «Pero solo en condiciones muy específicas», matiza Niñerola. Así que no te preocupes, el packaging no se te va a biodegradar en el armario si decides guardarlo como recuerdo. Y viendo el resultado, lo más probable es que quieras hacerlo.

Resultados de nuestra encuesta en Instagram Stories

Si vienes aquí buscando las respuestas al test que hemos lanzado en nuestro perfil de Instagram sigue leyendo. Si no es así no te hagas un destripe innecesario y consulta antes nuestro perfil en la red social más visual.

Resultados correctos: Desierto, aurora boreal, mar rosado, bosque marino, amanecer, atardecer, eclipse total.

Fueron un arquitecto y un inventor de la NASA los responsables de que las zapatillas del futuro se construyeran sobre un elemento insospechado: el aire. En 1987 se lanzaron las primeras Nike Air Max, sublimando el uso de la cámara de aire y convirtiéndolo para siempre en uno de los elementos indispensables de las zapatillas deportivas.

Para entender su génesis hay que echar la vista aún más atrás, cuando en 1979 se contrató a Frank Rudy, inventor de la NASA, para desarrollar técnicas de amortiguación. Con este fin en mente creó la Air, una unidad de nitrógeno que debería hacer más suave la pisada. Su tecnología se empezó a usar de forma tímida en algunos modelos. Pero tuvo que pasar casi una década para que otro hombre de curioso currículo pusiera la Air en una parte bien visible de la zapatilla.

El arquitecto Tinker Hatfield estaba obsesionado con el Pompidou y con la forma en la que este edificio parisino exponía sus tripas y tuberías con elegancia. Se propuso hacer lo mismo con las zapatillas y mostrar la cámara de aire interna a través de una pequeña ventana transparente en la suela. Nacían así las primeras Nike Air Max.

Nike ha ido creando un equipo de investigadores con sensibilidades y formaciones heterogéneas para impulsar, cada año, sus zapatillas hacia el futuro.

Las zapatillas se convirtieron en un éxito y sentaron las bases para las sucesivas versiones con las que se ha ido actualizando el modelo cada año. Todas ellas se han realizado con la vista más en el futuro que en el pasado, intentando, más que conseguir una actualización, crear una nueva revolución.

Arquitectos, diseñadores, ingenieros… Nike ha ido creando un equipo de investigadores de sensibilidades y formaciones heterogéneas para impulsar, cada año un poco más, sus zapatillas hacia el futuro.

Arañar un milímetro a la suela significa invertir mucho tiempo y dinero en i+D.

Es el caso de las Nike Air Max 720, unas zapatillas creadas a base de aire, pues tienen la cámara más grande de la historia. Su unidad Air visible es seis milímetros más alta que la de cualquier otro modelo, hasta conseguir unos inéditos 38 milímetros totales. Pueden parecer medidas relativamente pequeñas pero en este contexto suponen un esfuerzo titánico. Arañar un milímetro a la suela significa invertir mucho tiempo y dinero en i+D.

Los diseñadores recrearon los colores de la motricidad de la lava, de la aurora boreal, de la vía láctea, de los amaneceres y los atardeceres para crear distintas versiones de la zapatilla

Pero estas zapatillas no solo nacen de un proceso de investigación en laboratorio. Las Nike Air Max 720 están inspiradas en la naturaleza, concretamente, en el movimiento radiante que tiene algunos de los fenómenos más impactantes de la misma. Así, los diseñadores se inspiraron en la motricidad de la lava, la aurora boreal, la vía láctea, los amaneceres y los atardeceres para crear distintas versiones de la zapatilla, que recrea cromáticamente estos fenómenos.

Tecnología, diseño e investigación han sido los pilares sobre los que se han elevado los creadores de Nike para crear las Nike Air Max 720. Pero hay también un cuarto pilar, uno que no se aprecia a simple vista pero que tiene una importancia capital: la sostenibilidad.

Las Nike Air Max 720 se han creado pensando en el futuro no solo a nivel estético, sino ambiental. Por eso se han tenido en cuenta los compromisos de sostenibilidad adquiridos por Nike para el 2020. Así, el 75% de los residuos de la elaboración de cada unidad de estas zapatillas se reutiliza directamente en la unidad siguiente.

Un envoltorio del futuro para unas zapatillas revolucionarias

A Marta Niñerola le gusta combinar tradición e innovación. Por eso, cuando le propusieron crear un packaging exclusivo para las nuevas Nike Air Max 720, esta diseñadora valenciana tiró de agenda y se construyó un equipo de empresas y creativos que encajara con esta visión futurista, artesanal y ecológica. «La idea era elevar la apuesta de Nike por el formato sostenible incluso desde su packaging», indica Niñerola.

La envoltura que ha creado para las Nike Air Max 720 cumple ese cometido a la perfección. Su cara interna combina el punto con la impresión 3D para crear una bolsa que cubre el producto a la vez que lo deja ver desde el exterior. «Está hecha a partir de la tecnología Shima Seiki», explica la diseñadora.

Fotos de Nike realizadas en Mdraftstudio

Esta máquina permite la producción del tejido a partir de un diseño generado en 3D y, de esta forma, reduce el número de prototipos que hay que crear hasta dar con la versión definitiva. Así se consigue crear de un modo más responsable, una máxima que viene reforzada por el material utilizado. Esta red se ha producido con fibra de origen natural, «a partir de pulpa de madera reciclable».

El saco resultante tiene un aspecto futurista e impactante. Se completa con dos coberturas, una superior y una inferior, que abrazan la bolsa y replican en sus formas las de las Nike Air Max 720. La idea de Niñerola era «crear una pieza que se mimetizara con la propia zapatilla».

Estas coberturas exteriores han sido producidas por el estudio bilbaíno Commes des Machines. «Me fascina su trabajo, consiguen dotar al 3D de sensibilidad», asegura la diseñadora. El uso de esta técnica también ha supuesto otras ventajas, como poder trabajar con PLA, un material biodegradable. «Pero solo en condiciones muy específicas», matiza Niñerola. Así que no te preocupes, el packaging no se te va a biodegradar en el armario si decides guardarlo como recuerdo. Y viendo el resultado, lo más probable es que quieras hacerlo.

Resultados de nuestra encuesta en Instagram Stories

Si vienes aquí buscando las respuestas al test que hemos lanzado en nuestro perfil de Instagram sigue leyendo. Si no es así no te hagas un destripe innecesario y consulta antes nuestro perfil en la red social más visual.

Resultados correctos: Desierto, aurora boreal, mar rosado, bosque marino, amanecer, atardecer, eclipse total.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La frontera entre las dos Coreas es ahora un bazar
El chantaje del Robin Hood de las Galletas
‘Inteligencia sexual’: cómo gestionamos el sexo, el amor y el deseo
Todo lo que debes saber antes de comprar unas bolas chinas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • MAGICAS! NO PODRÍA VIVIR SIN DOS PARES.

    TODOS LOS COLORES SON PRECIOSOS Y MUY PERSONALES.

    PARA MI PERSONA SON DOS LOS ADECUADOS PARA MI.

    LO MEJOR ES QUE SIENDO EL MISMO MODELO, SON TAN DIFERENTES.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *