fbpx
17 de septiembre 2009    /   CREATIVIDAD
por
 

Nike de desecho

17 de septiembre 2009    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

n2

Vidrio, chatarra, plástico o madera. Todo vale en el junk art o, lo que es lo mismo, el arte de esculpir con materiales de desecho. Uno de sus más célebres representantes es el estadounidense Gabriel Dishaw. Este artista ha desarrollado todo tipo de esculturas y prototipos a partir de estas peculiares materias primas, pero las que más llaman la atención son sus réplicas de algunos de los modelos de zapatillas Nike.

La marca, tras la serie Junk Dunk, acaba de presentar las Frankenstein Terminators. “Una versión más definida y con más detalle que la primera, en la que abundan cables, circuitos impresos y mucho pegamento”.

n7

n6

n2

n4

n3

n2

Vidrio, chatarra, plástico o madera. Todo vale en el junk art o, lo que es lo mismo, el arte de esculpir con materiales de desecho. Uno de sus más célebres representantes es el estadounidense Gabriel Dishaw. Este artista ha desarrollado todo tipo de esculturas y prototipos a partir de estas peculiares materias primas, pero las que más llaman la atención son sus réplicas de algunos de los modelos de zapatillas Nike.

La marca, tras la serie Junk Dunk, acaba de presentar las Frankenstein Terminators. “Una versión más definida y con más detalle que la primera, en la que abundan cables, circuitos impresos y mucho pegamento”.

n7

n6

n2

n4

n3

Compártelo twitter facebook whatsapp
Origami que no hace ascos a la electrónica
De paseo por el universo de Hydeon
Superhéroes redondos y cuadrados
¿Es posible aprender sororidad?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies