fbpx
21 de noviembre 2019    /   CREATIVIDAD
por
 

‘¡Socorro!’, grita el planeta, y 48 artistas acuden en su auxilio

21 de noviembre 2019    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Hay historias que comienzan como una bola de nieve rodando ladera abajo. Empiezan siendo muy pequeñas y se van haciendo cada vez más y más grandes. El proyecto No Planet No Fun, un movimiento de artistas radicado en Barcelona que usan el arte como herramienta para luchar contra la destrucción del planeta, empezó de una manera parecida.

Sus creadoras, las ilustradoras Susie Hammer y Ro Ledesma daban vueltas a la idea de compaginar su «ansiedad medioambiental» con su oficio artístico. Y llegaron a la conclusión de que la mejor manera de implicarse en la conservación de la Tierra y conseguir, además, atraer a otras personas que no se habían preocupado nunca por estas cuestiones era recurriendo a su oficio. Así nació No Planet No Fun, un proyecto que engloba la defensa medioambiental desde el arte y con un punto de vista irónico.

No Planet No Fun

Como toda pelota de nieve que rueda vertiginosa ladera abajo, también el proyecto de Hammer y Ledesma iba creciendo. Con la colaboración de otros colegas artistas como el estudio uruguayo Gabinete Exquisito (formado por Maite García Argul y Manuel Puig), la bordadora Asesina Suárez y el artista multifacético L’Ignorant, pensaron en montar una exposición colectiva con obras originales de otros artistas, como ellos, que quisieran contribuir a defender el medio ambiente. «Y lo que comenzó como “hagamos una exhibición con amigos, vendamos las obras y donémoslo a una ONG” crecía día a día como esos dinosaurios que pones en agua y quintuplican su tamaño», explican con humor.

No Planet No Fun

No Planet No Fun

En total, han conseguido la colaboración de 48 artistas internacionales como Marcus Oakley, Ola Niepsuj, José Roda, We Are Out of Office, Matthew Horse, Santiago Motorizado, Ampparito y Octavi Serra. Estos dos últimos participarán con «una obra volumétrica diseñada site specific» de la que no quieren adelantar nada. «El único detalle que les contaremos es que el poder de estos dos artistas trabajando juntos por primera vez tendrá como resultado algo superguay».

Todos ellos donan sus dibujos para ser expuestos en el espacio WeWork (Ciutat de Granada, 121) de Barcelona del 12 al 14 de diciembre. La exhibición, añaden, «contará con la participación activa de muchos artistas participantes que realizarán workshops gratuitos el día 13 de diciembre, un art book de miniartistas de 6 años que surge a partir del primer workshop que nos invitaron a dar en un cole de Barcelona y una subasta de obras el día 14 de diciembre. Todo en el mismo sitio».

No Planet No Fun

De cada obra habrá una tirada limitada y numerada de 25 ejemplares. También la habrá de los art books (150 ejemplares) y todo el dinero recaudado se donará a The Ocean Cleanup, un proyecto que elabora tecnología para limpiar de plástico océanos y ríos.

Pero para poder llevar a cabo todo el plan necesitan financiación. Con esa intención han abierto una campaña de crowdfunding en Kickstarter para costear la producción de la exposición y el merchandising que realizarán en colaboración con Laser Barcelona, Barba y Jumbo Press. También participarán en la feria de artesanos y diseñadores independientes Festivalet, realizando la comunicación sostenible del festival.

No Planet No Fun

«Como ilustradores y artistas sabemos el poder que tienen las imágenes», comentan los organizadores. «Es mucho más fácil y efectivo transmitir ciertos mensajes a través de dibujos divertidos y más aún si estos tienen cierto toque de humor e ironía. Nosotros somos conscientes de la gravedad del cambio climático; estamos en un momento clave donde hay que actuar y es imprescindible que otros cambien sus hábitos».

«Estamos aturdidos por imágenes horripilantes que nos llegan a diario, pero aun así no llegan al cerebro ni al corazón de todas las personas y por eso decidimos tratar este asunto tan serio, pero abordado de una manera más digerible y ligera. Creando así una imagen con un concepto desenfadado, pero a la vez crítico, que llama la atención y hace pensar».

No Planet No Fun

No contemplan un plan B si no alcanzan el objetivo económico que se han fijado con la campaña de Kickstarter. En ese sentido se muestran totalmente optimistas y seguros de que lo lograrán. La bola de nieve en la que se ha convertido el proyecto no detendrá su descenso con la exposición de diciembre. A día de hoy, afirman, es solo un principio. «Y es más, en exclusiva, amigos de Yorokobu, les podemos adelantar que la siguiente parada de No Planet No Fun, tendrá lugar en enero en Tokio y que en primavera nos verán llegando por Madrid».

Que siga rodando, pues.

Hay historias que comienzan como una bola de nieve rodando ladera abajo. Empiezan siendo muy pequeñas y se van haciendo cada vez más y más grandes. El proyecto No Planet No Fun, un movimiento de artistas radicado en Barcelona que usan el arte como herramienta para luchar contra la destrucción del planeta, empezó de una manera parecida.

Sus creadoras, las ilustradoras Susie Hammer y Ro Ledesma daban vueltas a la idea de compaginar su «ansiedad medioambiental» con su oficio artístico. Y llegaron a la conclusión de que la mejor manera de implicarse en la conservación de la Tierra y conseguir, además, atraer a otras personas que no se habían preocupado nunca por estas cuestiones era recurriendo a su oficio. Así nació No Planet No Fun, un proyecto que engloba la defensa medioambiental desde el arte y con un punto de vista irónico.

No Planet No Fun

Como toda pelota de nieve que rueda vertiginosa ladera abajo, también el proyecto de Hammer y Ledesma iba creciendo. Con la colaboración de otros colegas artistas como el estudio uruguayo Gabinete Exquisito (formado por Maite García Argul y Manuel Puig), la bordadora Asesina Suárez y el artista multifacético L’Ignorant, pensaron en montar una exposición colectiva con obras originales de otros artistas, como ellos, que quisieran contribuir a defender el medio ambiente. «Y lo que comenzó como “hagamos una exhibición con amigos, vendamos las obras y donémoslo a una ONG” crecía día a día como esos dinosaurios que pones en agua y quintuplican su tamaño», explican con humor.

No Planet No Fun

No Planet No Fun

En total, han conseguido la colaboración de 48 artistas internacionales como Marcus Oakley, Ola Niepsuj, José Roda, We Are Out of Office, Matthew Horse, Santiago Motorizado, Ampparito y Octavi Serra. Estos dos últimos participarán con «una obra volumétrica diseñada site specific» de la que no quieren adelantar nada. «El único detalle que les contaremos es que el poder de estos dos artistas trabajando juntos por primera vez tendrá como resultado algo superguay».

Todos ellos donan sus dibujos para ser expuestos en el espacio WeWork (Ciutat de Granada, 121) de Barcelona del 12 al 14 de diciembre. La exhibición, añaden, «contará con la participación activa de muchos artistas participantes que realizarán workshops gratuitos el día 13 de diciembre, un art book de miniartistas de 6 años que surge a partir del primer workshop que nos invitaron a dar en un cole de Barcelona y una subasta de obras el día 14 de diciembre. Todo en el mismo sitio».

No Planet No Fun

De cada obra habrá una tirada limitada y numerada de 25 ejemplares. También la habrá de los art books (150 ejemplares) y todo el dinero recaudado se donará a The Ocean Cleanup, un proyecto que elabora tecnología para limpiar de plástico océanos y ríos.

Pero para poder llevar a cabo todo el plan necesitan financiación. Con esa intención han abierto una campaña de crowdfunding en Kickstarter para costear la producción de la exposición y el merchandising que realizarán en colaboración con Laser Barcelona, Barba y Jumbo Press. También participarán en la feria de artesanos y diseñadores independientes Festivalet, realizando la comunicación sostenible del festival.

No Planet No Fun

«Como ilustradores y artistas sabemos el poder que tienen las imágenes», comentan los organizadores. «Es mucho más fácil y efectivo transmitir ciertos mensajes a través de dibujos divertidos y más aún si estos tienen cierto toque de humor e ironía. Nosotros somos conscientes de la gravedad del cambio climático; estamos en un momento clave donde hay que actuar y es imprescindible que otros cambien sus hábitos».

«Estamos aturdidos por imágenes horripilantes que nos llegan a diario, pero aun así no llegan al cerebro ni al corazón de todas las personas y por eso decidimos tratar este asunto tan serio, pero abordado de una manera más digerible y ligera. Creando así una imagen con un concepto desenfadado, pero a la vez crítico, que llama la atención y hace pensar».

No Planet No Fun

No contemplan un plan B si no alcanzan el objetivo económico que se han fijado con la campaña de Kickstarter. En ese sentido se muestran totalmente optimistas y seguros de que lo lograrán. La bola de nieve en la que se ha convertido el proyecto no detendrá su descenso con la exposición de diciembre. A día de hoy, afirman, es solo un principio. «Y es más, en exclusiva, amigos de Yorokobu, les podemos adelantar que la siguiente parada de No Planet No Fun, tendrá lugar en enero en Tokio y que en primavera nos verán llegando por Madrid».

Que siga rodando, pues.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Si sufres ansiedad, rétate a mirar estas fotos
Cómo la tolerancia y Grindr están matando los barrios LGTB
Los 6 posts más vistos de la semana
Los números morunos de José Carlos Noguera
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *