fbpx
3 de marzo 2017    /   BUSINESS
por
ilustracion  Yury Shchipakin (Shutterstock)

Si quieres comentar una noticia, demuestra antes que la has leído

3 de marzo 2017    /   BUSINESS     por        ilustracion  Yury Shchipakin (Shutterstock)
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Titular, scroll y ¡a comentar! Ese podría ser el patrón de ‘lectura’ de algunos usuarios de medios digitales que no dudan en dejar su opinión en cualquier noticia aunque no hayan leído ni tres líneas seguidas. Un medio público noruego se ha propuesto evitar este comportamiento. Ahora, quien quiera opinar sobre sus noticias tendrá que pasar primero un test para demostrar que las han leído.

NRKbeta es el medio en cuestión y probó la medida aprovechando la publicación de una noticia sobre la nueva propuesta de ley de vigilancia digital. Un tema que ha despertado el interés general en el país escandinavo.

test

Las preguntas del test, que aparece cuando el usuario pincha para hacer un comentario, son sencillas (por ejemplo, en este caso, una de ellas era qué significan las siglas de la nueva ley) pero sirven para corroborar que se ha leído y entendido la información. «Si cada uno entiende lo que el artículo dice, entonces hay una base más sólida para comentar sobre el tema. De otro modo, la gente sólo vociferará», explicaba a NiemanLab, Marnus Arnesen, editor del medio noruego.

La iniciativa no trata de disminuir el número de comentarios en su site sino de elevar el nivel para que realmente aporten al resto de la comunidad. «Queremos propiciar una vía para que los ciudadanos obtengan más valor por su dinero, ya que tienen que pagar miles de coronas al año para que podamos hacer nuestro trabajo», explica Arnesen sobre el dinero destinado a financiar los medios públicos. «Consideramos los comentarios como una parte importante de nuestro trabajo».

El tiempo extra que lleva el contestar las preguntas después de leer el texto puede servir también para rebajar el tono de los usuarios con demasiadas ganas de participar en el debate, explicaba el propio Arnesen.

Las malas experiencias vividas recientemente en el medio llevaron a sus responsables a buscar una solución. Una de aquellas tuvo lugar el pasado verano cuando la web se hizo eco de una noticia sobre un foro que publicaba fotos de menores. Los insultos y las salidas de tono abarrotaron la sección de comentarios.

Arnesen explicaba así lo sucedido: «No es habitual en NRKbeta. Solemos contar con nivel en nuestros comentarios porque somos una web tecnológica y de nicho. Nuestros lectores son gente inteligente que sabe cómo comportarse en la web. El problema en aquella ocasión es que la noticia fue a la portada del medio generalista y “se coló” gente que no era habitual».

La medida de NRKbeta pretende evitar otras más radicales como la de los medios que directamente han cerrado sus secciones de opinión por temor a los troles. Otros como, Google Alphabet, junto a The New York Times, The Economist, The Guardian y Wikipedia han optado por herramientas como Perspective para identificar comentarios «tóxicos», definidos estos por los propios responsables como aquellos «groseros, irrespetuosos, o irrazonables». Times, Washington Post, la Fundación Mozilla y la Fundación Knight, por su parte, han puesto en marcha una iniciativa, bautizada como Coral Project con la que trata de ayudar a las agencias de noticias a gestionar sus comunidades virtuales mediante herramientas de código abierto.

Titular, scroll y ¡a comentar! Ese podría ser el patrón de ‘lectura’ de algunos usuarios de medios digitales que no dudan en dejar su opinión en cualquier noticia aunque no hayan leído ni tres líneas seguidas. Un medio público noruego se ha propuesto evitar este comportamiento. Ahora, quien quiera opinar sobre sus noticias tendrá que pasar primero un test para demostrar que las han leído.

NRKbeta es el medio en cuestión y probó la medida aprovechando la publicación de una noticia sobre la nueva propuesta de ley de vigilancia digital. Un tema que ha despertado el interés general en el país escandinavo.

test

Las preguntas del test, que aparece cuando el usuario pincha para hacer un comentario, son sencillas (por ejemplo, en este caso, una de ellas era qué significan las siglas de la nueva ley) pero sirven para corroborar que se ha leído y entendido la información. «Si cada uno entiende lo que el artículo dice, entonces hay una base más sólida para comentar sobre el tema. De otro modo, la gente sólo vociferará», explicaba a NiemanLab, Marnus Arnesen, editor del medio noruego.

La iniciativa no trata de disminuir el número de comentarios en su site sino de elevar el nivel para que realmente aporten al resto de la comunidad. «Queremos propiciar una vía para que los ciudadanos obtengan más valor por su dinero, ya que tienen que pagar miles de coronas al año para que podamos hacer nuestro trabajo», explica Arnesen sobre el dinero destinado a financiar los medios públicos. «Consideramos los comentarios como una parte importante de nuestro trabajo».

El tiempo extra que lleva el contestar las preguntas después de leer el texto puede servir también para rebajar el tono de los usuarios con demasiadas ganas de participar en el debate, explicaba el propio Arnesen.

Las malas experiencias vividas recientemente en el medio llevaron a sus responsables a buscar una solución. Una de aquellas tuvo lugar el pasado verano cuando la web se hizo eco de una noticia sobre un foro que publicaba fotos de menores. Los insultos y las salidas de tono abarrotaron la sección de comentarios.

Arnesen explicaba así lo sucedido: «No es habitual en NRKbeta. Solemos contar con nivel en nuestros comentarios porque somos una web tecnológica y de nicho. Nuestros lectores son gente inteligente que sabe cómo comportarse en la web. El problema en aquella ocasión es que la noticia fue a la portada del medio generalista y “se coló” gente que no era habitual».

La medida de NRKbeta pretende evitar otras más radicales como la de los medios que directamente han cerrado sus secciones de opinión por temor a los troles. Otros como, Google Alphabet, junto a The New York Times, The Economist, The Guardian y Wikipedia han optado por herramientas como Perspective para identificar comentarios «tóxicos», definidos estos por los propios responsables como aquellos «groseros, irrespetuosos, o irrazonables». Times, Washington Post, la Fundación Mozilla y la Fundación Knight, por su parte, han puesto en marcha una iniciativa, bautizada como Coral Project con la que trata de ayudar a las agencias de noticias a gestionar sus comunidades virtuales mediante herramientas de código abierto.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Otto Rahn, el ‘indiana jones’ nazi
El clima en el ecosistema emprendedor
La cerveza de la diosa
LIMBO: la brigada ciudadana de guardianes de semillas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
    • Prohibir los coches electrico y prohibir el impuesto de matriculacion de los coches electricos y que no circulen por las carreteras y dejar de fabricar coches electricos solo fabricar coches gasolina y diesel solo matriculacion Coches Gasolina y Diesle y los coches electricos que desaparezcan y quitar puntos de recarga

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *