fbpx
7 de abril 2017    /   DIGITAL
por
 

Nuevas tendencias en pornografía: mujeres gigantes y osos panda

7 de abril 2017    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Hacer siempre lo mismo en la cama resulta aburrido, así que parece lógico que ver siempre el mismo tipo de porno también acabe por cansar. Si bien las categorías que pueden encontrarse en una página de pornografía parecen infinitas (y aun así repetitivas), de vez en cuando surge alguna novedad.

Una de las más recientes la proponía Pornhub, aunque era con un fin benéfico. Se trataba de personas disfrazadas de osos panda, una categoría en la que participan usuarios anónimos con el objetivo de proporcionar material pornográfico que anime, e incluso ilustre, a los osos panda para facilitar y aumentar sus relaciones sexuales. Y subir los vídeos a la sección ‘Panda Style’ tiene su compensación: hasta el 16 de abril, Pornhub donará 100 dólares por cada vídeo subido a su plataforma, y un céntimo por cada reproducción, a ONG que luchan por la preservación de los pandas.

Si bien se trata de algo más puntual, las estadísticas de lo más visto en Pornhub durante 2016 muestran que los usuarios españoles realmente buscan cosas diferentes. Es cierto que parece que en España se sigue teniendo una predilección por el sexo anal, y por ‘maduritas’ nacionales, pero este año suben en el ranking nuevas búsquedas que han supuesto algunas sorpresas.

La actualidad se refleja en el porno

Entre las palabras más buscadas a la hora de disfrutar de una sesión de porno, los españoles se han decantado por el personaje de cómic Harley Quinn, que se ha mitificado aún más en el imaginario sexual colectivo desde la interpretación de Margot Robbie en El escuadrón suicida, o el videojuego Overwatch, cuyas búsqueda está entre lo tercero más demandado de este último año.

Sobre esta idea, Amarna Miller, activista sexual que se posiciona como la actriz porno española más buscada, explica que, respecto al auge de Harley Quinn, «el porno es un reflejo de nuestras fantasías, así que tiene todo el sentido del mundo que la industria tome los mitos eróticos del cine convencional y los refleje en producciones X».

De la misma forma, Miller apunta a que el caso de Overwatch es similar, ya que «los usuarios también quieren encontrar pornografía grabada alrededor de los juegos y películas que consumen. He llegado a ver búsquedas de «minecraft porn«, y aún sigo sin tener claro qué es lo que esperan encontrar». Así, Miller, también directora porno y feminista, aclara que «las búsquedas de pornografía están íntimamente relacionadas con las modas y tendencias del momento». Por eso, según su experiencia, hay personas que buscan incluso vídeos relacionados con políticos como Trump o Hilary Clinton.

Otra de las características de Amarna Miller es que no encaja en el patrón habitual de las actrices porno, sesgadas generalmente por rasgos raciales, y sin embargo, ella misma es tendencia. ¿Quizás por ser precisamente diferente? «Desde hace unos años, el modelo de belleza que se busca en la industria pornográfica es el de la «vecinita de al lado». Chicas naturales, sin operar y que no estén cubiertas en piercings y tatuajes. Por supuesto, siempre hay excepciones, pero en general la demanda de chicas que se salgan del estereotipo de actriz porno rubia y siliconada es muy grande. En ese sentido, cumplo perfectamente con el tipo de belleza que se busca en estos momentos».

Pese a ello, no lo considera un avance, ya que, desde su perspectiva, «la industria del cine X sigue siendo racista y la actuación de las actrices (y actores) que no son caucásicos queda relegada a un nicho de mercado estereotipado y minoritario. El hecho de que ahora se busque otro tipo de belleza no es un avance, sino un cambio en el mismo modelo caduco».

Además, Miller matiza que «hay que diferenciar claramente lo que el público busca de lo que la industria está buscando. El hecho de que yo sea la actriz porno española más buscada, probablemente tenga mucho más que ver con la curiosidad que despierta en el espectador mi aparición en medios mainstream que con el hecho de que quieran consumir o no mi porno».

Las mujeres gigantes y el porno virtual

Otra de las categorías que parece captar cada vez más adeptos es la de ‘giantess’, es decir, sexo con mujeres gigantes. Literalmente. Amarna Miller asegura que en realidad es una fantasía que existe desde siempre, «aunque tal vez durante los últimos años ha dejado de ser un fetiche minoritario para convertirse en una fantasía común relacionada con la dominación femenina».

La actriz y directora asegura disfrutar especialmente con este tipo de vídeos, que desde luego se salen de la norma de un rodaje convencional. «Siempre que he rodado este tipo de videos hemos usado pequeñas figuritas para falsear a las personas diminutas, jugando con los planos de cámara y grabando desde diferentes perspectivas, para que el espectador se sienta en la posición del muñeco. Aunque hay productoras que van un paso más allá y ruedan en fondos croma».

De hecho, parece que los rodajes de porno también se adaptan al futuro: otra de las principales tendencias de este pasado año ha sido la realidad virtual. Sobre ella, el equipo de comunicación de Pornhub explica que «España ocupa el décimo lugar en todo el mundo para los países que buscan realidad virtual. Esto indica que la categoría es ligeramente más popular en España en comparación con otros países».

Aportando más datos en cuanto a las búsquedas para el término «realidad virtual» en España, Pornhub aclara que «es el noveno término buscado más popular, y las búsquedas han aumentado 808% en los últimos 6 meses. Un dato interesante es que el mayor incremento en las búsquedas de realidad virtual ocurrió el 25 y 26 de diciembre, cuando crecieron un 300%. Seguramente, muchas personas recibieron gafas de realidad virtual como regalos de Navidad, así que, por supuesto, tuvieron que intentar ver porno en ellas».

Sobre la comparación de esta nueva forma de vivir el porno, respecto a los vídeos tradicionales, Pornhub opina que «el porno de realidad virtual es más inmersivo, ya que pone la acción en pantalla directamente frente a nuestros ojos, haciendo que el espectador se sienta como si estuviera realmente allí, participando en la acción, en lugar de ver desde lejos en un portátil o dispositivo móvil. La industria se está moviendo rápidamente para ofrecer más y más contenido inmersivo, que ofrece una experiencia que abarca todo para el usuario y, en última instancia, proporciona una sensación elevada que imita la interacción de la vida real».

Hacer siempre lo mismo en la cama resulta aburrido, así que parece lógico que ver siempre el mismo tipo de porno también acabe por cansar. Si bien las categorías que pueden encontrarse en una página de pornografía parecen infinitas (y aun así repetitivas), de vez en cuando surge alguna novedad.

Una de las más recientes la proponía Pornhub, aunque era con un fin benéfico. Se trataba de personas disfrazadas de osos panda, una categoría en la que participan usuarios anónimos con el objetivo de proporcionar material pornográfico que anime, e incluso ilustre, a los osos panda para facilitar y aumentar sus relaciones sexuales. Y subir los vídeos a la sección ‘Panda Style’ tiene su compensación: hasta el 16 de abril, Pornhub donará 100 dólares por cada vídeo subido a su plataforma, y un céntimo por cada reproducción, a ONG que luchan por la preservación de los pandas.

Si bien se trata de algo más puntual, las estadísticas de lo más visto en Pornhub durante 2016 muestran que los usuarios españoles realmente buscan cosas diferentes. Es cierto que parece que en España se sigue teniendo una predilección por el sexo anal, y por ‘maduritas’ nacionales, pero este año suben en el ranking nuevas búsquedas que han supuesto algunas sorpresas.

La actualidad se refleja en el porno

Entre las palabras más buscadas a la hora de disfrutar de una sesión de porno, los españoles se han decantado por el personaje de cómic Harley Quinn, que se ha mitificado aún más en el imaginario sexual colectivo desde la interpretación de Margot Robbie en El escuadrón suicida, o el videojuego Overwatch, cuyas búsqueda está entre lo tercero más demandado de este último año.

Sobre esta idea, Amarna Miller, activista sexual que se posiciona como la actriz porno española más buscada, explica que, respecto al auge de Harley Quinn, «el porno es un reflejo de nuestras fantasías, así que tiene todo el sentido del mundo que la industria tome los mitos eróticos del cine convencional y los refleje en producciones X».

De la misma forma, Miller apunta a que el caso de Overwatch es similar, ya que «los usuarios también quieren encontrar pornografía grabada alrededor de los juegos y películas que consumen. He llegado a ver búsquedas de «minecraft porn«, y aún sigo sin tener claro qué es lo que esperan encontrar». Así, Miller, también directora porno y feminista, aclara que «las búsquedas de pornografía están íntimamente relacionadas con las modas y tendencias del momento». Por eso, según su experiencia, hay personas que buscan incluso vídeos relacionados con políticos como Trump o Hilary Clinton.

Otra de las características de Amarna Miller es que no encaja en el patrón habitual de las actrices porno, sesgadas generalmente por rasgos raciales, y sin embargo, ella misma es tendencia. ¿Quizás por ser precisamente diferente? «Desde hace unos años, el modelo de belleza que se busca en la industria pornográfica es el de la «vecinita de al lado». Chicas naturales, sin operar y que no estén cubiertas en piercings y tatuajes. Por supuesto, siempre hay excepciones, pero en general la demanda de chicas que se salgan del estereotipo de actriz porno rubia y siliconada es muy grande. En ese sentido, cumplo perfectamente con el tipo de belleza que se busca en estos momentos».

Pese a ello, no lo considera un avance, ya que, desde su perspectiva, «la industria del cine X sigue siendo racista y la actuación de las actrices (y actores) que no son caucásicos queda relegada a un nicho de mercado estereotipado y minoritario. El hecho de que ahora se busque otro tipo de belleza no es un avance, sino un cambio en el mismo modelo caduco».

Además, Miller matiza que «hay que diferenciar claramente lo que el público busca de lo que la industria está buscando. El hecho de que yo sea la actriz porno española más buscada, probablemente tenga mucho más que ver con la curiosidad que despierta en el espectador mi aparición en medios mainstream que con el hecho de que quieran consumir o no mi porno».

Las mujeres gigantes y el porno virtual

Otra de las categorías que parece captar cada vez más adeptos es la de ‘giantess’, es decir, sexo con mujeres gigantes. Literalmente. Amarna Miller asegura que en realidad es una fantasía que existe desde siempre, «aunque tal vez durante los últimos años ha dejado de ser un fetiche minoritario para convertirse en una fantasía común relacionada con la dominación femenina».

La actriz y directora asegura disfrutar especialmente con este tipo de vídeos, que desde luego se salen de la norma de un rodaje convencional. «Siempre que he rodado este tipo de videos hemos usado pequeñas figuritas para falsear a las personas diminutas, jugando con los planos de cámara y grabando desde diferentes perspectivas, para que el espectador se sienta en la posición del muñeco. Aunque hay productoras que van un paso más allá y ruedan en fondos croma».

De hecho, parece que los rodajes de porno también se adaptan al futuro: otra de las principales tendencias de este pasado año ha sido la realidad virtual. Sobre ella, el equipo de comunicación de Pornhub explica que «España ocupa el décimo lugar en todo el mundo para los países que buscan realidad virtual. Esto indica que la categoría es ligeramente más popular en España en comparación con otros países».

Aportando más datos en cuanto a las búsquedas para el término «realidad virtual» en España, Pornhub aclara que «es el noveno término buscado más popular, y las búsquedas han aumentado 808% en los últimos 6 meses. Un dato interesante es que el mayor incremento en las búsquedas de realidad virtual ocurrió el 25 y 26 de diciembre, cuando crecieron un 300%. Seguramente, muchas personas recibieron gafas de realidad virtual como regalos de Navidad, así que, por supuesto, tuvieron que intentar ver porno en ellas».

Sobre la comparación de esta nueva forma de vivir el porno, respecto a los vídeos tradicionales, Pornhub opina que «el porno de realidad virtual es más inmersivo, ya que pone la acción en pantalla directamente frente a nuestros ojos, haciendo que el espectador se sienta como si estuviera realmente allí, participando en la acción, en lugar de ver desde lejos en un portátil o dispositivo móvil. La industria se está moviendo rápidamente para ofrecer más y más contenido inmersivo, que ofrece una experiencia que abarca todo para el usuario y, en última instancia, proporciona una sensación elevada que imita la interacción de la vida real».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Blindspot, el bastón superdotado para invidentes
Vamos con Carlos: La estrategia músical de El Corte Inglés
Independizarse según Silicon Valley: un puñado de apps que te permitirán no levantarte del sofá
Los dibujos para iPhone de Kristofer Störm
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • ¿Alguien se imagina una «noticia» sobre las «tendencias» en la industria del tabaco sin una sola referencia a sus daños a la salud?

    Pues eso. En 1980 había médicos fumando en las consultas y hoy día hay sexólogos haciendo apología de la pornografia.

    Mientras tanto, la epidemia de disfunción erectil y problemas psicológicos sigue su curso. Y la edad de inicio de consumo está entre los 8 y los 12 años.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *