13 de febrero 2018    /   CREATIVIDAD
por
 

Los números versallescos de Rafael Jordán

13 de febrero 2018    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Miró Rafael Jordán uno de los alfabetos de Pierre-Simon Fournier para diseñar estos números. Miró ornamentos y miró el rococó francés. De ahí surgió la idea de trazar estos dígitos que dejan una sensación de decadencia, cuenta el diseñador gráfico. Surgieron de ahí estos «motivos “naturales” incompletos, como un árbol al que se le están cayendo las hojas o el Palacio de Versalles abandonado a su suerte».

01_numerografia_rococo-05

02_numerografia_rococo-03

03_numerografia_rococo-02

04_numerografia_rococo-04

numeros

Miró Rafael Jordán uno de los alfabetos de Pierre-Simon Fournier para diseñar estos números. Miró ornamentos y miró el rococó francés. De ahí surgió la idea de trazar estos dígitos que dejan una sensación de decadencia, cuenta el diseñador gráfico. Surgieron de ahí estos «motivos “naturales” incompletos, como un árbol al que se le están cayendo las hojas o el Palacio de Versalles abandonado a su suerte».

01_numerografia_rococo-05

02_numerografia_rococo-03

03_numerografia_rococo-02

04_numerografia_rococo-04

numeros

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF de la Gran Oportunidad por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El bucle infinito de SOK
El mundo futuro de los cíborgs
Lo que un volcán islandés nos enseñó sobre Europa
Raras especies de las antípodas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies