3 de diciembre 2019    /   CREATIVIDAD
por
 

‘OK, Boomer’: la Generación Z responde así a las monsergas de los baby boomers

3 de diciembre 2019    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

 —Los milenials y la Generación Z sufren el síndrome de Peter Pan. No quieren crecer nunca.

No sabía el hombre con canas y gorra de béisbol que dijo esta frase la que iba a liar. Quizá pensó que esa observación era un hallazgo de lince. Pensó quizá que los jóvenes de hoy están aniñados y, en cambio, en su infancia, a mitad del XX, los niños eran maduros como pasas.

Tal vez no supiera que ese comentario de que los jóvenes son unos degenerados ya está más sobado que los pasiegos El Macho. No sabía, tal vez, que a la generación anterior a los milenials, los X, los llamaron también «Generación Peter Pan», porque, decían, no querían crecer ni a gorrazos.

Quizá el hombre del polo pijo no tenía consciencia de que lo único que hacía era perpetuar un tic histórico: los más conservadores de cada generación acusan a los jóvenes de atolondrados, ignorantes y desnortados. Estas personas retrógradas desdeñan a los adolescentes desde su verdad absoluta («lo mío es lo güeno»), pero, en realidad, lo hacen porque sus entendederas no alcanzan a comprender el nuevo mundo que llega.

El hombre de la gorra de béisbol se hizo famoso porque lo colgaron en TikTok. El vídeo en el que acusaba a los jóvenes de peterpanes empezó a correr por esta red social, y por YouTube, y por Twitter, y por Instagram. Pero en la era del meme lo que voló de verdad fueron los mixes, y remixes, y mashups del vídeo, y unas palabras que pueden acabar siendo tan populares como «Keep Calm».

Miles de memes y proyectos artísticos echaron a volar la frase «OK, Boomer». Es la respuesta a la condescendencia y la superioridad moral de muchas personas mayores (casi todos, baby boomers) con los jóvenes y adolescentes. Es la contestación a ese «en mis tiempos», a las monsergas y a esas historias de abuelo cebolleta que tanto quitan las ganas de vivir.

Y es también una forma de revancha. «OK, Boomer» (que aprovecha el famoso «OK, Google» de este asistente virtual para hacer la parodia) ha saltado de las pantallas a camisetas, jerséis, calcetines, leggings, sábanas, carcasas de móviles, pegatinas, libretas, botellas de agua… Hacer de un meme una taza no es ninguna novedad. Ya ocurrió con «Ola K Ase» o «Keep Calm», pero, esta vez, algunos lo están haciendo con recochineo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de OK BOOMER HAVE A TERRIBLE DAY (@okboomershirts) el

Cuenta The New York Times que Shannon O’Connor diseñó una camiseta y una sudadera que muestran la frase «OK, Boomer» en el mismo estilo que aparecen las palabras «Thank you» en las bolsas de plástico. La joven de 19 años lo subió a la web de ropa Bonfire y, después de promocionarlo en TikTok, recibió pedidos por más de 10.000 dólares.

—Las generaciones más mayores crecieron con una mentalidad y nosotros tenemos una perspectiva distinta —dijo O’Connor al periódico estadounidense—. Muchos de ellos no creen en el cambio climático o no creen que la gente pueda conseguir un trabajo si tienen el pelo teñido. Muchos están atascados en esa visión del mundo. Los adolescentes les responden: «Ok, Boomer». Es como: probaremos que estáis equivocados, nos va a ir bien porque el mundo está cambiando.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de joe (@_idiotmemes_) el

Otra joven, Nina Kasman, vende cuadernos, tarjetas, pósters y ropa con el lema «OK, Boomer». Esta universitaria de 18 años, más enfadada aún, dijo a The New York Times:

—Toda la Generación Z está afectada por las decisiones de los boomers. Lo que hicieron y lo que siguen haciendo.

No le faltan motivos para esta ira: el estado de bienestar se está cayendo a cachos, los contratos basura se propagan como el moho, el único alquiler asumible es un agujero de extrarradio. Pero los baby boomers ni son una única persona ni tienen una sola identidad. No todos piensan que reciclar es una cipotada ni todos son Donald Trump.

Fueron las mujeres de esa generación las que salieron a las calles a exigir su libertad sexual. Fueron los gais y las lesbianas de esa generación a los que reventaron la cabeza con una cachiporra en los disturbios de Stonewall. Las libertades de hoy no vienen de serie en la partida de nacimiento. Fueron otros, los baby boomers, quienes se llevaron los palos para que los X, los milenials y los Z de Occidente puedan meterse en la cama con tanto menda como quieran y tantas veces como les dé la gana.

Dice el New York Times que todo movimiento necesita su himno. El de «Ok, Boomer» es una canción escrita por Johathan Williams. Aunque este universitario de 20 años ve matices: «Ser un boomer es tener esa actitud. Puede aplicarse a cualquiera que no le gusten los cambios».

Esa forma en la que Williams entiende ser un boomer podría aplicarse, por ejemplo, a Fox News: una cadena de noticias ultraconservadora. Pero ¡qué les importa a ellos! Ese canal tan próximo a un baby boomer del que abominan muchos jóvenes, Donald Trump, ya ha intentado convertir este meme en una marca registrada, en su marca registrada, para crear una serie de TV con esa frase como título.

Ok, Boomer!

https://www.instagram.com/p/B5jf0OYgZ9i/

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

 —Los milenials y la Generación Z sufren el síndrome de Peter Pan. No quieren crecer nunca.

No sabía el hombre con canas y gorra de béisbol que dijo esta frase la que iba a liar. Quizá pensó que esa observación era un hallazgo de lince. Pensó quizá que los jóvenes de hoy están aniñados y, en cambio, en su infancia, a mitad del XX, los niños eran maduros como pasas.

Tal vez no supiera que ese comentario de que los jóvenes son unos degenerados ya está más sobado que los pasiegos El Macho. No sabía, tal vez, que a la generación anterior a los milenials, los X, los llamaron también «Generación Peter Pan», porque, decían, no querían crecer ni a gorrazos.

Quizá el hombre del polo pijo no tenía consciencia de que lo único que hacía era perpetuar un tic histórico: los más conservadores de cada generación acusan a los jóvenes de atolondrados, ignorantes y desnortados. Estas personas retrógradas desdeñan a los adolescentes desde su verdad absoluta («lo mío es lo güeno»), pero, en realidad, lo hacen porque sus entendederas no alcanzan a comprender el nuevo mundo que llega.

El hombre de la gorra de béisbol se hizo famoso porque lo colgaron en TikTok. El vídeo en el que acusaba a los jóvenes de peterpanes empezó a correr por esta red social, y por YouTube, y por Twitter, y por Instagram. Pero en la era del meme lo que voló de verdad fueron los mixes, y remixes, y mashups del vídeo, y unas palabras que pueden acabar siendo tan populares como «Keep Calm».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de 🤷‍♀️🤷‍♀️🤷‍♀️🤷‍♀️ (@i.live.on.niggastreet) el

Miles de memes y proyectos artísticos echaron a volar la frase «OK, Boomer». Es la respuesta a la condescendencia y la superioridad moral de muchas personas mayores (casi todos, baby boomers) con los jóvenes y adolescentes. Es la contestación a ese «en mis tiempos», a las monsergas y a esas historias de abuelo cebolleta que tanto quitan las ganas de vivir.

Y es también una forma de revancha. «OK, Boomer» (que aprovecha el famoso «OK, Google» de este asistente virtual para hacer la parodia) ha saltado de las pantallas a camisetas, jerséis, calcetines, leggings, sábanas, carcasas de móviles, pegatinas, libretas, botellas de agua… Hacer de un meme una taza no es ninguna novedad. Ya ocurrió con «Ola K Ase» o «Keep Calm», pero, esta vez, algunos lo están haciendo con recochineo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de OK BOOMER HAVE A TERRIBLE DAY (@okboomershirts) el

Cuenta The New York Times que Shannon O’Connor diseñó una camiseta y una sudadera que muestran la frase «OK, Boomer» en el mismo estilo que aparecen las palabras «Thank you» en las bolsas de plástico. La joven de 19 años lo subió a la web de ropa Bonfire y, después de promocionarlo en TikTok, recibió pedidos por más de 10.000 dólares.

—Las generaciones más mayores crecieron con una mentalidad y nosotros tenemos una perspectiva distinta —dijo O’Connor al periódico estadounidense—. Muchos de ellos no creen en el cambio climático o no creen que la gente pueda conseguir un trabajo si tienen el pelo teñido. Muchos están atascados en esa visión del mundo. Los adolescentes les responden: «Ok, Boomer». Es como: probaremos que estáis equivocados, nos va a ir bien porque el mundo está cambiando.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de joe (@_idiotmemes_) el

Otra joven, Nina Kasman, vende cuadernos, tarjetas, pósters y ropa con el lema «OK, Boomer». Esta universitaria de 18 años, más enfadada aún, dijo a The New York Times:

—Toda la Generación Z está afectada por las decisiones de los boomers. Lo que hicieron y lo que siguen haciendo.

No le faltan motivos para esta ira: el estado de bienestar se está cayendo a cachos, los contratos basura se propagan como el moho, el único alquiler asumible es un agujero de extrarradio. Pero los baby boomers ni son una única persona ni tienen una sola identidad. No todos piensan que reciclar es una cipotada ni todos son Donald Trump.

Fueron las mujeres de esa generación las que salieron a las calles a exigir su libertad sexual. Fueron los gais y las lesbianas de esa generación a los que reventaron la cabeza con una cachiporra en los disturbios de Stonewall. Las libertades de hoy no vienen de serie en la partida de nacimiento. Fueron otros, los baby boomers, quienes se llevaron los palos para que los X, los milenials y los Z de Occidente puedan meterse en la cama con tanto menda como quieran y tantas veces como les dé la gana.

Dice el New York Times que todo movimiento necesita su himno. El de «Ok, Boomer» es una canción escrita por Johathan Williams. Aunque este universitario de 20 años ve matices: «Ser un boomer es tener esa actitud. Puede aplicarse a cualquiera que no le gusten los cambios».

Esa forma en la que Williams entiende ser un boomer podría aplicarse, por ejemplo, a Fox News: una cadena de noticias ultraconservadora. Pero ¡qué les importa a ellos! Ese canal tan próximo a un baby boomer del que abominan muchos jóvenes, Donald Trump, ya ha intentado convertir este meme en una marca registrada, en su marca registrada, para crear una serie de TV con esa frase como título.

Ok, Boomer!

https://www.instagram.com/p/B5jf0OYgZ9i/

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El reciclado arte del interiorismo de cartón
Robots autónomos que hacen música
El Gran Hermano Kukuxumusu
Los 5 posts más vistos de la semana
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • es solo para culpabilizarnos desde la generacion X ,
    de qe ls que dicen eso son pagados por los que crean crisis y
    asi no podemos encontar tajo novia ni tener casa para vivir…pero la culpa nª…como siempre…
    por qerer vivir por encima de n.as posibilidades

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies