fbpx
6 de junio 2016    /   BUSINESS
por
 

OpenSpain, tecnología joven para ayudar a los refugiados

6 de junio 2016    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Huir de un conflicto, sobrevivir y conseguir llegar a un país de acogida son seguramente los problemas más graves a los que debe enfrentarse un refugiado, pero no son los únicos.

Una vez que llegan a un lugar de acogida surgen infinidad de complicaciones, muchas de las cuales pueden resultar nimias para los nativos de ese lugar, pero que resultan enormes para personas que no comparten el idioma, la cultura, desconocen la geografía, las dimensiones del mismo e incluso el clima.

Para solucionar este problema, un grupo de jóvenes profesionales ha puesto en marcha OpenSpain, un proyecto desarrollado a través del programa de Joint Innovation de Telefónica y cuyo objetivo es facilitar la integración de las personas que lleguen a España en situaciones desfavorecidas.

«Una de las participantes del proyecto Join Innovation del año pasado estaba muy indignada por todo lo que estaba pasando con los refugiados Sirios y decidió proponerles a Telefónica hacer algo en este sentido –explica Ebbaba Hameida, componente del equipo de OpenSpain–. A partir de ese momento, comenzaron los contactos con diferentes organizaciones y se dieron cuenta de que había varios perfiles de jóvenes que, además de poder hacer el proyecto, eran también refugiados. En el equipo tenemos gente de Irán, de Irak, de Siria, también hay españoles y yo, que soy saharaui».

Durante seis meses, y financiado con las becas de talento de Telefónica, este equipo de nueve jóvenes desarrollará una herramienta pionera en la asistencia a los refugiados en nuestro país.

«OpenSpain son dos plataformas tecnológicas, una web y una aplicación, con un objetivo humanitario y de utilidad social. La primera proporciona la información que necesita una persona al llegar a España. Además de hablarle del país y de su gente de una forma sencilla, como de tú a tú, le explicamos todos los pasos que tiene que dar para regularizar su situación aquí. Desde información sobre alojamiento o los procesos burocráticos necesarios para conseguir los permisos de residencia, el carné de conducir, hasta cómo buscar trabajo, qué instituciones tienen competencia en esa materia, cómo se hace un currículo y cuáles son los portales de ofertas de empleo más útiles. Sin olvidar temas como el funcionamiento del sistema educativo o cómo se solicita una tarjeta sanitaria».

Junto a esta información general, la web incorpora consejos para hacer más sencillo el día a día, como el servicio de transporte en localidades como Madrid, Barcelona o Sevilla, en los que se detallan las diferentes líneas de metro, de autobús e incluso el precio de los diferentes billetes y los abonos. Todo ello sin necesidad abandonar la web y disponible en diferentes idiomas.

«El proyecto se ha hecho teniendo en cuenta la experiencia de los propios refugiados y, en ese sentido, era necesario que la página estuviera disponible además de en español a idiomas como el árabe o el inglés. Además, tanto la página web como la aplicación tienen un diseño intuitivo, fácil de entender sin necesidad de que todo sea texto, para lo cual se utilizan infografías, iconos y una navegación muy rápida».

La aplicación para teléfonos móviles de OpenSpain, lejos de clonar la página web adaptándola a ese formato, la complementa. Mientras que la primera es meramente informativa, la app sí que permitirá que los usuarios interactúen e intercambien cierta información con las asociaciones o entidades que colaboren con el proyecto.

«Cuando comenzamos el proyecto tuvimos el debate sobre si la web debía ser meramente informativa o permitir que los usuarios compartieran contenidos y se relacionasen entre sí. Al final consideramos que la prioridad es dar la información. Las necesidades de redes sociales ya estaban suficientemente cubiertas por Facebook, Twitter, foros de internet y otras herramientas –explica Hameida–. En todo caso, la aplicación sí va a tener un mayor grado de interactividad. Será como una especie de portal de anuncios y permitirá que los usuarios se pongan en contacto con las asociaciones u organizaciones que oferten cursos de idiomas o puestos de trabajo».

En el mes de julio finaliza el plazo para el desarrollo de OpenSpain. Para entonces, ya estarán operativas la web y la aplicación. A partir de ese momento, el proyecto será gestionado por el departamento de Join Innovation de Telefónica.

«Seguramente la web se publicará antes de que finalice el proyecto. Está ya muy avanzada, pero estamos a la espera de la convalidación de unos contenidos por parte de una institución para no meter la pata en explicaciones relacionados con ciertos procesos legales de obtención de documentos. A partir de entonces, Telefónica gestionará el proyecto, con o sin nosotros, durante un año y, después, la intención era dar el proyecto a una institución especializada en ayuda a los refugiados».

«Somos un equipo que en el que muchos de nosotros hemos pasado por esta situación y que entiende que la información que estamos haciendo es útil –explica Hameida–. Creo que es importante que diferentes personas con diferentes perfiles hayamos podido reunirnos para hacer este proyecto y que podamos aportar algo a este problema, aunque sólo sea hacerles un poco más fácil la vida a esas personas que llegan a aquí».

Foto portada: Lord Kuernyus / Shutterstock.com

Huir de un conflicto, sobrevivir y conseguir llegar a un país de acogida son seguramente los problemas más graves a los que debe enfrentarse un refugiado, pero no son los únicos.

Una vez que llegan a un lugar de acogida surgen infinidad de complicaciones, muchas de las cuales pueden resultar nimias para los nativos de ese lugar, pero que resultan enormes para personas que no comparten el idioma, la cultura, desconocen la geografía, las dimensiones del mismo e incluso el clima.

Para solucionar este problema, un grupo de jóvenes profesionales ha puesto en marcha OpenSpain, un proyecto desarrollado a través del programa de Joint Innovation de Telefónica y cuyo objetivo es facilitar la integración de las personas que lleguen a España en situaciones desfavorecidas.

«Una de las participantes del proyecto Join Innovation del año pasado estaba muy indignada por todo lo que estaba pasando con los refugiados Sirios y decidió proponerles a Telefónica hacer algo en este sentido –explica Ebbaba Hameida, componente del equipo de OpenSpain–. A partir de ese momento, comenzaron los contactos con diferentes organizaciones y se dieron cuenta de que había varios perfiles de jóvenes que, además de poder hacer el proyecto, eran también refugiados. En el equipo tenemos gente de Irán, de Irak, de Siria, también hay españoles y yo, que soy saharaui».

Durante seis meses, y financiado con las becas de talento de Telefónica, este equipo de nueve jóvenes desarrollará una herramienta pionera en la asistencia a los refugiados en nuestro país.

«OpenSpain son dos plataformas tecnológicas, una web y una aplicación, con un objetivo humanitario y de utilidad social. La primera proporciona la información que necesita una persona al llegar a España. Además de hablarle del país y de su gente de una forma sencilla, como de tú a tú, le explicamos todos los pasos que tiene que dar para regularizar su situación aquí. Desde información sobre alojamiento o los procesos burocráticos necesarios para conseguir los permisos de residencia, el carné de conducir, hasta cómo buscar trabajo, qué instituciones tienen competencia en esa materia, cómo se hace un currículo y cuáles son los portales de ofertas de empleo más útiles. Sin olvidar temas como el funcionamiento del sistema educativo o cómo se solicita una tarjeta sanitaria».

Junto a esta información general, la web incorpora consejos para hacer más sencillo el día a día, como el servicio de transporte en localidades como Madrid, Barcelona o Sevilla, en los que se detallan las diferentes líneas de metro, de autobús e incluso el precio de los diferentes billetes y los abonos. Todo ello sin necesidad abandonar la web y disponible en diferentes idiomas.

«El proyecto se ha hecho teniendo en cuenta la experiencia de los propios refugiados y, en ese sentido, era necesario que la página estuviera disponible además de en español a idiomas como el árabe o el inglés. Además, tanto la página web como la aplicación tienen un diseño intuitivo, fácil de entender sin necesidad de que todo sea texto, para lo cual se utilizan infografías, iconos y una navegación muy rápida».

La aplicación para teléfonos móviles de OpenSpain, lejos de clonar la página web adaptándola a ese formato, la complementa. Mientras que la primera es meramente informativa, la app sí que permitirá que los usuarios interactúen e intercambien cierta información con las asociaciones o entidades que colaboren con el proyecto.

«Cuando comenzamos el proyecto tuvimos el debate sobre si la web debía ser meramente informativa o permitir que los usuarios compartieran contenidos y se relacionasen entre sí. Al final consideramos que la prioridad es dar la información. Las necesidades de redes sociales ya estaban suficientemente cubiertas por Facebook, Twitter, foros de internet y otras herramientas –explica Hameida–. En todo caso, la aplicación sí va a tener un mayor grado de interactividad. Será como una especie de portal de anuncios y permitirá que los usuarios se pongan en contacto con las asociaciones u organizaciones que oferten cursos de idiomas o puestos de trabajo».

En el mes de julio finaliza el plazo para el desarrollo de OpenSpain. Para entonces, ya estarán operativas la web y la aplicación. A partir de ese momento, el proyecto será gestionado por el departamento de Join Innovation de Telefónica.

«Seguramente la web se publicará antes de que finalice el proyecto. Está ya muy avanzada, pero estamos a la espera de la convalidación de unos contenidos por parte de una institución para no meter la pata en explicaciones relacionados con ciertos procesos legales de obtención de documentos. A partir de entonces, Telefónica gestionará el proyecto, con o sin nosotros, durante un año y, después, la intención era dar el proyecto a una institución especializada en ayuda a los refugiados».

«Somos un equipo que en el que muchos de nosotros hemos pasado por esta situación y que entiende que la información que estamos haciendo es útil –explica Hameida–. Creo que es importante que diferentes personas con diferentes perfiles hayamos podido reunirnos para hacer este proyecto y que podamos aportar algo a este problema, aunque sólo sea hacerles un poco más fácil la vida a esas personas que llegan a aquí».

Foto portada: Lord Kuernyus / Shutterstock.com

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Estamos ante la revolución de la caca?
107 Premios Nobel se enfrentan a Greenpeace por los transgénicos
El efecto Prius o cómo aparentar puede ayudar al medio ambiente
Test de lenguaje: ¿escribes fino o muy fino?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies