Publicado: 16 de diciembre 2009 06:30  /   CINE/TV
por
 

Optica Directa: Jaque al imperio de las gafas caras

Publicado: 16 de diciembre 2009 06:30  /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp

protad

Un día Monsieur Lupas perdió sus gafas. Otro día salió de casa a tomar una copa y volvió sin ellas. Y otro día se metió debajo de una apisonadora. ¿Él? Quedó ileso. ¿Sus gafas? Destrozadas. Pero a Monsieur Lupas no le importa lo más mínimo porque comprarse unas gafas nuevas le cuesta lo mismo que salir de cañas o, dicho de otro modo, paga hasta un 70% menos que si las comprara en una óptica convencional. Y lo irá mostrando cada mes en un viral.

Destrozará sus gafas de la manera más cafre posible y entrará a una óptica escogida al azar para pedir presupuesto de reparación. Después lo comparará con el precio de unas nuevas gafas en Optica Directa.

¿El mejor precio? Optica Directa en todas las ocasiones y la razón no tiene mucho misterio. La compañía vende directamente por internet y se quita de en medio a intermediarios y gastos de mantenimiento de tiendas físicas. En Optica Directa el precio de unas gafas va desde 15 a 60 euros.

La estrategia es de Waskman y es de las pocas que hacen referencia directa al precio. “Los productos ahora son muy parecidos. Por eso se recurre tanto a temas emocionales en la comunicación. En este caso, sin embargo, hemos hecho una estrategia clara para competir por precio”, explica Alvaro Rey, CEO de este estudio.

La misión de Waskman es sólo una: generar visitas a la web de Optica Directa porque, según Rey, una vez que la compañía consigue el cliente no tiene que hacer ningún esfuerzo en fidelizarlo. El precio ya se encarga de ello.

La compañía ha optado decididamente por un tono de humor y una comunicación directa con sus posibles usuarios en Twitter. Optica Directa entra en conversación con personas que hablan de gafas. Mira alguna de ellas…

twitter

protad

Un día Monsieur Lupas perdió sus gafas. Otro día salió de casa a tomar una copa y volvió sin ellas. Y otro día se metió debajo de una apisonadora. ¿Él? Quedó ileso. ¿Sus gafas? Destrozadas. Pero a Monsieur Lupas no le importa lo más mínimo porque comprarse unas gafas nuevas le cuesta lo mismo que salir de cañas o, dicho de otro modo, paga hasta un 70% menos que si las comprara en una óptica convencional. Y lo irá mostrando cada mes en un viral.

Destrozará sus gafas de la manera más cafre posible y entrará a una óptica escogida al azar para pedir presupuesto de reparación. Después lo comparará con el precio de unas nuevas gafas en Optica Directa.

¿El mejor precio? Optica Directa en todas las ocasiones y la razón no tiene mucho misterio. La compañía vende directamente por internet y se quita de en medio a intermediarios y gastos de mantenimiento de tiendas físicas. En Optica Directa el precio de unas gafas va desde 15 a 60 euros.

La estrategia es de Waskman y es de las pocas que hacen referencia directa al precio. “Los productos ahora son muy parecidos. Por eso se recurre tanto a temas emocionales en la comunicación. En este caso, sin embargo, hemos hecho una estrategia clara para competir por precio”, explica Alvaro Rey, CEO de este estudio.

La misión de Waskman es sólo una: generar visitas a la web de Optica Directa porque, según Rey, una vez que la compañía consigue el cliente no tiene que hacer ningún esfuerzo en fidelizarlo. El precio ya se encarga de ello.

La compañía ha optado decididamente por un tono de humor y una comunicación directa con sus posibles usuarios en Twitter. Optica Directa entra en conversación con personas que hablan de gafas. Mira alguna de ellas…

twitter

Compártelo twitter facebook whatsapp
SOS: Los vídeos del viernes
Cómo los guionistas escriben humor sobre la discapacidad
El más rápido mirando al cielo
La resistencia al olvido de los vecinos de un pueblo gallego sepultado bajo el agua
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • Optica directa es un engaño lo digo desde la experiencia propia no tienen las monturas que aparecen en su web les di 5 modelos distintos y no los tenian no te contestan a los correos y quedan en llamarte no te llaman y tienes que llanar a un 902 que es muy caro tardaron mas de 1 mes en devolverme el dinero una verguenza. Una empresa totalmente informal que toma el pelo.

  • Comentarios cerrados.