fbpx
6 de mayo 2011    /   CIENCIA
por
 

Orina, ¿el combustible del futuro?

6 de mayo 2011    /   CIENCIA     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


“La orina de 22.000 estudiantes podría generar energía para unas 50 a 70 casas”. Que la orina proceda de estudiantes o no es lo de menos. Lo importante de la frase de Gerardine Botte es la constatación de que, quizá en el futuro, dejemos de orinar en el wc para evitar derrochar combustible…
La profesora de la Universidad de Ohio y el resto de su equipo descubrieron la forma de descomponer la urea y el amoníaco presentes en la orina en hidrógeno mediante la aplicación de una pequeña cantidad de corriente eléctrica procedente de una celda de combustible.
Según explica Botte a BBC, tras las pruebas realizadas con orina humana, animal y sintética, un vehículo equipado con una de las citadas celdas podría recorrer hasta 40 km por cada litro de orina.
Pese a que, según el diario británico, Estados Unidos dispone desde el pasado año de la tecnología necesaria para colocar tanques de urea en los camiones diesel, la salida al mercado de los primeros autos propulsados por hidrógeno no está prevista a corto plazo.
Habrá que esperar a que los ingenieros de las principales firmas automovilísticas logren subsanar problemas como la falta de infraestructura para la recarga de combustible de los tanques de hidrógeno o la gran cantidad de platino que  necesitan las células de este tipo de combustible.
 


“La orina de 22.000 estudiantes podría generar energía para unas 50 a 70 casas”. Que la orina proceda de estudiantes o no es lo de menos. Lo importante de la frase de Gerardine Botte es la constatación de que, quizá en el futuro, dejemos de orinar en el wc para evitar derrochar combustible…
La profesora de la Universidad de Ohio y el resto de su equipo descubrieron la forma de descomponer la urea y el amoníaco presentes en la orina en hidrógeno mediante la aplicación de una pequeña cantidad de corriente eléctrica procedente de una celda de combustible.
Según explica Botte a BBC, tras las pruebas realizadas con orina humana, animal y sintética, un vehículo equipado con una de las citadas celdas podría recorrer hasta 40 km por cada litro de orina.
Pese a que, según el diario británico, Estados Unidos dispone desde el pasado año de la tecnología necesaria para colocar tanques de urea en los camiones diesel, la salida al mercado de los primeros autos propulsados por hidrógeno no está prevista a corto plazo.
Habrá que esperar a que los ingenieros de las principales firmas automovilísticas logren subsanar problemas como la falta de infraestructura para la recarga de combustible de los tanques de hidrógeno o la gran cantidad de platino que  necesitan las células de este tipo de combustible.
 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Morimos como las moscas, la levadura y los coches
Tomar una píldora para volver a amar
Un libro de cocina para hablar sobre el futuro de la carne
La abuela de Silicon Valley
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies