18 de enero 2023    /   Logo School
por
 

Relatos ortográficos: Las décadas no quieren ser inglesas

Logo School

18 de enero 2023    /   Logo School     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

Notó el primer pinchazo caminando hacia el calendario. La nueva década pensó que era alguna contractura debida a la mala noche que había pasado y a las prisas con las que había salido de casa para llegar a tiempo a la inauguración oficial del nuevo año.

Pero cuando al pinchazo le siguió la sensación de estar cargando con un peso extra en la espalda, la cosa empezó a preocuparle. Se sentó un momento en un complemento circunstancial de lugar a descansar y retomar aliento antes de continuar. «Esto va a ser plato de recuerdos que me cené anoche, con lo indigestos que son», pensaba mientras rezaba para que no le diera el apretón en mitad de la calle y tuviera que buscar cualquier sitio donde le dejaran aliviarse, con la vergüenza que le daba cagar en váteres ajenos.

Pero el estómago no daba señales de malestar, más bien era la espalda la que le torturaba. Cuando se repuso lo suficiente, se levantó y siguió su camino con paso cansado. Agotada, la nueva década llegó al salón de convenciones con cara desencajada y la espalda encorvada por aquel peso invisible.

Artículo relacionado

«¡Uy!, ¡¿pero qué tienes ahí?!», le dijo sorprendida la década anterior cuando se la cruzó en el hall. «¡Pues sí que te has contagiado pronto! Anda, deja que te quite ese apóstrofo que llevas clavado en la espalda antes de que se te pegue alguna s minúscula y ya no haya remedio».

Nos gusta hablar de décadas por aquello de acumular años de manera solemne. Pero es cuando nos toca escribirlas cuando llegan los problemas. La norma dice que tenemos dos maneras de hacerlo. La preferida es utilizando los numerales cardinales: los años ochenta, la década de los cincuenta… Pero también se aceptan las cifras: los años 80, la década de los 50.

Y como el numeral con el que se expresan las décadas debe usarse siempre en singular, lo que sí que no te consiente la Academia es que lo hagas a la inglesa: ni *los 80’s ni *los 80s.

¿Qué necesidad tienes de provocarles escoliosis a la pobre década, con lo mayor que está?

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

Notó el primer pinchazo caminando hacia el calendario. La nueva década pensó que era alguna contractura debida a la mala noche que había pasado y a las prisas con las que había salido de casa para llegar a tiempo a la inauguración oficial del nuevo año.

Pero cuando al pinchazo le siguió la sensación de estar cargando con un peso extra en la espalda, la cosa empezó a preocuparle. Se sentó un momento en un complemento circunstancial de lugar a descansar y retomar aliento antes de continuar. «Esto va a ser plato de recuerdos que me cené anoche, con lo indigestos que son», pensaba mientras rezaba para que no le diera el apretón en mitad de la calle y tuviera que buscar cualquier sitio donde le dejaran aliviarse, con la vergüenza que le daba cagar en váteres ajenos.

Pero el estómago no daba señales de malestar, más bien era la espalda la que le torturaba. Cuando se repuso lo suficiente, se levantó y siguió su camino con paso cansado. Agotada, la nueva década llegó al salón de convenciones con cara desencajada y la espalda encorvada por aquel peso invisible.

«¡Uy!, ¡¿pero qué tienes ahí?!», le dijo sorprendida la década anterior cuando se la cruzó en el hall. «¡Pues sí que te has contagiado pronto! Anda, deja que te quite ese apóstrofo que llevas clavado en la espalda antes de que se te pegue alguna s minúscula y ya no haya remedio».

Nos gusta hablar de décadas por aquello de acumular años de manera solemne. Pero es cuando nos toca escribirlas cuando llegan los problemas. La norma dice que tenemos dos maneras de hacerlo. La preferida es utilizando los numerales cardinales: los años ochenta, la década de los cincuenta… Pero también se aceptan las cifras: los años 80, la década de los 50.

Artículo relacionado

Y como el numeral con el que se expresan las décadas debe usarse siempre en singular, lo que sí que no te consiente la Academia es que lo hagas a la inglesa: ni *los 80’s ni *los 80s.

¿Qué necesidad tienes de provocarles escoliosis a la pobre década, con lo mayor que está?

Compártelo twitter facebook whatsapp
Ríete o te mato, cabrón
Un atlas imprescindible para viajar por los metros del mundo
El cómic que rompe los límites del currículum
Se nos ha cronificado la prisa
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad