5 de agosto 2013    /   BUSINESS
por
 

Ovejas reflectantes para reducir la velocidad en áreas residenciales

5 de agosto 2013    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

La señal nos avisa. La vaca dentro del triángulo con bordes rojos y fondo blanco advierte de que es posible que, en los próximos kilómetros, algún animal doméstico invada la carretera. Y a veces lo hacen.

Las ovejas, por ejemplo, suelen hacerlo en grupo. Cuando una cuadrilla se separa del resto del rebaño, es habitual que acaben en una carretera. Al conductor que se topa con ellas no le queda otra que pisar el freno para evitar un accidente ante la imprevisible reacción de los ovinos descarriados.

Por eso, cuando Christophe Machet comenzó a pensar en su proyecto para un seminario dedicado a la limitación de velocidad en zonas residenciales, las ovejas acudieron a su mente.

“Cuando las ovejas se escapan del recinto donde pastan e invaden la carretera, los conductores se quedan atrapados en ellas. Se mueven lentamente. La idea que subyace a Traffic Sheep es precisamente esa: obligar a los coches a reducir su velocidad. Todas las ovejas están pintadas con pintura reflectante para hacerlas visibles pero también divertidas”, añade Machet,

Su proyecto está de momento aparcado. “Lo planteé para un área residencial entre Lausana y Ginebra pero no se llegó a poner en marcha. Me encantaría que algún ayuntamiento se mostrase interesado en que mis ovejas invadieran sus calles”.

ChristopheMachet03

 

trafficsheepday

 

¡Gracias por la pista, Watermelon Cat Company!

La señal nos avisa. La vaca dentro del triángulo con bordes rojos y fondo blanco advierte de que es posible que, en los próximos kilómetros, algún animal doméstico invada la carretera. Y a veces lo hacen.

Las ovejas, por ejemplo, suelen hacerlo en grupo. Cuando una cuadrilla se separa del resto del rebaño, es habitual que acaben en una carretera. Al conductor que se topa con ellas no le queda otra que pisar el freno para evitar un accidente ante la imprevisible reacción de los ovinos descarriados.

Por eso, cuando Christophe Machet comenzó a pensar en su proyecto para un seminario dedicado a la limitación de velocidad en zonas residenciales, las ovejas acudieron a su mente.

“Cuando las ovejas se escapan del recinto donde pastan e invaden la carretera, los conductores se quedan atrapados en ellas. Se mueven lentamente. La idea que subyace a Traffic Sheep es precisamente esa: obligar a los coches a reducir su velocidad. Todas las ovejas están pintadas con pintura reflectante para hacerlas visibles pero también divertidas”, añade Machet,

Su proyecto está de momento aparcado. “Lo planteé para un área residencial entre Lausana y Ginebra pero no se llegó a poner en marcha. Me encantaría que algún ayuntamiento se mostrase interesado en que mis ovejas invadieran sus calles”.

ChristopheMachet03

 

trafficsheepday

 

¡Gracias por la pista, Watermelon Cat Company!

Compártelo twitter facebook whatsapp
Amazon abre un estudio de cine
Tetera&Kiwi: la caja de los tesoros de Granada
Cómo resucitar los salones recreativos
Seishi Tanaka: El zapatero responsable
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *