9 de octubre 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

Pablo Guzmán, el renacimiento del realismo

9 de octubre 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Parece que la realidad está de moda. Y aunque a veces tratamos de alejarnos de ella con otros movimientos artísticos, técnicas diferentes o simplemente mirando para otro lado, muchos de los artistas jóvenes actuales están con ganas de representarla. Pablo Guzmán es uno de ellos. Pintor de profesión y como los de antes, con estudios de Artes Plásticas, paleta y pincel fino.

Guzmán reconoce que su trabajo empieza en la realidad y la aborda físicamente, “Aunque parte de la realidad, no pretendo repetirla sino recrearla mediante la unión de varias imágenes que generan una que tiene lo que uno busca. Me gustan las imágenes en donde no se sabe exactamente qué pasa; y si son creíbles, mejor”.

Lo curioso de las obras de Pablo Guzmán es que se ha puesto el reto de hacerlas en escala natural, haciendo así que la representación de la misma sea aún más fiel, creando en muchos casos un verdadero juego visual, una trampa óptica con el espectador. “Aunque lo de la escala real puede ser muy relativo: a veces pinto gente a la medida que es, pero se ven pequeños, entonces hay que pintarlos algo más grandes de lo que son para que den la talla de lo “real”. Cosas de la percepción” explica. Además utiliza en muchos casos objetos cotidianos en sus composiciones para crear un contexto jugando con las persianas metálicas como fondo o incluso como protagonistas abstractas de sus lienzos.

Este artista colombiano afincado en Medellín se inspira con las imágenes fijas y la historia del arte en general. Destaca a Edward Hopper, Santiago Cárdenas, Juan Muñoz o Gerhard Ritcher. Vive del arte y como él dice “también de contar mentiras creíbles” e invita a la gente a mirar más.

Sus proyectos son seguir pintando, pero ni él sabe qué saldrá de ese camino incierto que le queda por bocetar. Con solo 25 años, aún tiene mucho por pintar.


¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Parece que la realidad está de moda. Y aunque a veces tratamos de alejarnos de ella con otros movimientos artísticos, técnicas diferentes o simplemente mirando para otro lado, muchos de los artistas jóvenes actuales están con ganas de representarla. Pablo Guzmán es uno de ellos. Pintor de profesión y como los de antes, con estudios de Artes Plásticas, paleta y pincel fino.

Guzmán reconoce que su trabajo empieza en la realidad y la aborda físicamente, “Aunque parte de la realidad, no pretendo repetirla sino recrearla mediante la unión de varias imágenes que generan una que tiene lo que uno busca. Me gustan las imágenes en donde no se sabe exactamente qué pasa; y si son creíbles, mejor”.

Lo curioso de las obras de Pablo Guzmán es que se ha puesto el reto de hacerlas en escala natural, haciendo así que la representación de la misma sea aún más fiel, creando en muchos casos un verdadero juego visual, una trampa óptica con el espectador. “Aunque lo de la escala real puede ser muy relativo: a veces pinto gente a la medida que es, pero se ven pequeños, entonces hay que pintarlos algo más grandes de lo que son para que den la talla de lo “real”. Cosas de la percepción” explica. Además utiliza en muchos casos objetos cotidianos en sus composiciones para crear un contexto jugando con las persianas metálicas como fondo o incluso como protagonistas abstractas de sus lienzos.

Este artista colombiano afincado en Medellín se inspira con las imágenes fijas y la historia del arte en general. Destaca a Edward Hopper, Santiago Cárdenas, Juan Muñoz o Gerhard Ritcher. Vive del arte y como él dice “también de contar mentiras creíbles” e invita a la gente a mirar más.

Sus proyectos son seguir pintando, pero ni él sabe qué saldrá de ese camino incierto que le queda por bocetar. Con solo 25 años, aún tiene mucho por pintar.


¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los 6 posts más vistos de la semana
Esto no es street art, es muralismo contemporáneo
El planeta de los monstruos deleitosos
Mr. Robot y su meticuloso proceso para garantizar la veracidad de sus hackeos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp