fbpx
29 de abril 2019    /   IDEAS
por
ilustracion  Rocío Cañero

‘Chorizo’: el inglés nos da palabras tecnológicas y nosotros les damos de zampar

29 de abril 2019    /   IDEAS     por        ilustracion  Rocío Cañero
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Parece que el inglés se señorea por el español cuando hay que hablar de tecnología. Ellos inventan el selfie, el ghosting, el scroll, y aquí nos comemos sus anglicismos sin rechistar. Pero lo que no se dice tan a menudo es que, en la mesa, quien manda es el español.

En los menús de los países anglosajones es fácil encontrar queso, chorizo, garbanzo, tortilla, barbacoa. Todas estas palabras están en el Oxford English Dictionaries y ahi le atribuyen su origen del idioma español. Ellos alimentan nuestras tripas tecnológicas y nosotros alimentamos sus tripas de verdad: las del ñam ñam.

La comida es cosa seria: es patria y bandera. Desde la receta a la pronunciación. Por eso se lió una buena cuando, en la primavera de 2017, Shaun Rankin habló del chorizo (a spicy Spanish pork sausage) en el programa de televisión Masterchef. El cocinero pronunció un sho-reez-oh rebozado en eses y falto de esa ch y esa zeta que tanto sabor le dan.

A algunos les revolvió las tripas y el cocinero se llevó una reprimenda en Twitter:

«No se puede pronunciar la palabra chorizo de cualquier forma. Nunca das un toque español a ninguna palabra, así que vete a la mierda. #Fuckoff».

Con la comida no se juega. Parece que el chef no conocía la advertencia que hace Richard Ehrlich, el presidente de Guild of Food Writers: «Si un profesional de la televisión pronuncia una palabra mal, puede generalizarla y se perderá la palabra correcta».

Ehrlich llevó el ejemplo al inglés para que los británicos lo sintieran en sus propias carnes: «A nosotros no nos gustaría que en Francia o Italia pronunciaran sausage como sowsage. Cualquiera que hable de comida de forma profesional tiene la obligación de saber la pronunciación correcta. No se trata de presumir de idiomas, sino de respeto por los platos y los ingredientes de los que hablas».

palabra chorizo
Ilustración de Rocío Cañero

Parece que el inglés se señorea por el español cuando hay que hablar de tecnología. Ellos inventan el selfie, el ghosting, el scroll, y aquí nos comemos sus anglicismos sin rechistar. Pero lo que no se dice tan a menudo es que, en la mesa, quien manda es el español.

En los menús de los países anglosajones es fácil encontrar queso, chorizo, garbanzo, tortilla, barbacoa. Todas estas palabras están en el Oxford English Dictionaries y ahi le atribuyen su origen del idioma español. Ellos alimentan nuestras tripas tecnológicas y nosotros alimentamos sus tripas de verdad: las del ñam ñam.

La comida es cosa seria: es patria y bandera. Desde la receta a la pronunciación. Por eso se lió una buena cuando, en la primavera de 2017, Shaun Rankin habló del chorizo (a spicy Spanish pork sausage) en el programa de televisión Masterchef. El cocinero pronunció un sho-reez-oh rebozado en eses y falto de esa ch y esa zeta que tanto sabor le dan.

A algunos les revolvió las tripas y el cocinero se llevó una reprimenda en Twitter:

«No se puede pronunciar la palabra chorizo de cualquier forma. Nunca das un toque español a ninguna palabra, así que vete a la mierda. #Fuckoff».

Con la comida no se juega. Parece que el chef no conocía la advertencia que hace Richard Ehrlich, el presidente de Guild of Food Writers: «Si un profesional de la televisión pronuncia una palabra mal, puede generalizarla y se perderá la palabra correcta».

Ehrlich llevó el ejemplo al inglés para que los británicos lo sintieran en sus propias carnes: «A nosotros no nos gustaría que en Francia o Italia pronunciaran sausage como sowsage. Cualquiera que hable de comida de forma profesional tiene la obligación de saber la pronunciación correcta. No se trata de presumir de idiomas, sino de respeto por los platos y los ingredientes de los que hablas».

palabra chorizo
Ilustración de Rocío Cañero

Compártelo twitter facebook whatsapp
Las ciudades diseñadas a mano
Glosario urgente de Filosofía de Springfield
La guía práctica de Iván Castro para dibujar letras
«¿Vodafone Sol… o Presidente Samsung Galaxy Rajoy?»
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *