7 de septiembre 2011    /   BUSINESS
por
 

Parquímetros para cobrar impuestos a prostitutas

7 de septiembre 2011    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista On fire haciendo clic aquí.


Alemania lleva tiempo promulgando una política pragmática hacia la prostitución permitiendo a las trabajadoras del sexo acceso a seguridad social y ejercer de autónomas como cualquier trabajador más. El ayuntamiento de Bonn ha ido más allá y ha encontrado en su trabajo una nueva fuente de ingresos para sus arcas municipales con la imposición de una tasa diaria de 6 euros.
Pero la noticia publicada en Der Spiegel, ha sorprendido más por la forma en que se paga esta tasa más que el acontecimiento en sí. Teniendo en cuenta que buena parte de estas profesionales trabajan en la calle, la ciudad ha instalado maquinas automáticas similares a los parquímetros cercanas a las zonas más concurridas para cobrar el canon.

Cada noche que quieran ejercer su trabajo, las prostitutas tendrán que pagar seis euros para obtener la licencia. La negativa a pagarlo incurrirá multas de hasta 100 euros e incluso el riesgo de no poder trabajar en las zonas delimitadas para hacerlo.
Bonn espera generar alrededor de €200.000 al año en ingresos adicionales con esta medida.

Foto: Le Calmer reproducida bajo lic CC
 

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista On fire haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista On fire haciendo clic aquí.


Alemania lleva tiempo promulgando una política pragmática hacia la prostitución permitiendo a las trabajadoras del sexo acceso a seguridad social y ejercer de autónomas como cualquier trabajador más. El ayuntamiento de Bonn ha ido más allá y ha encontrado en su trabajo una nueva fuente de ingresos para sus arcas municipales con la imposición de una tasa diaria de 6 euros.
Pero la noticia publicada en Der Spiegel, ha sorprendido más por la forma en que se paga esta tasa más que el acontecimiento en sí. Teniendo en cuenta que buena parte de estas profesionales trabajan en la calle, la ciudad ha instalado maquinas automáticas similares a los parquímetros cercanas a las zonas más concurridas para cobrar el canon.

Cada noche que quieran ejercer su trabajo, las prostitutas tendrán que pagar seis euros para obtener la licencia. La negativa a pagarlo incurrirá multas de hasta 100 euros e incluso el riesgo de no poder trabajar en las zonas delimitadas para hacerlo.
Bonn espera generar alrededor de €200.000 al año en ingresos adicionales con esta medida.

Foto: Le Calmer reproducida bajo lic CC
 

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista On fire haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Algo que aprender de Pyongyang
‘Estranged Sex’: el ridículo y el riesgo ocultos tras las estéticas del porno
La app que descifra tu estado de ánimo y te dice qué comida te sentará mejor
Baldosas con wifi para las ciudades
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 6
  • Comentarios cerrados.

    Publicidad