10 de junio 2013    /   IDEAS
por
 

El Partido Parado pretende reunir a los 6 millones de desempleados en España

10 de junio 2013    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Puede que ahora estén parados. Pero imaginen que 6 millones de personas se unen en un proyecto o una causa común y empiezan a actuar. Los 6.202.700 parados en España, por ejemplo. El potencial es inmenso. Lo que les falta es organizarse y, ante todo, ser conscientes de todo lo que pueden hacer juntos. Eso es lo que trata de conseguir el Partido Parado.
Esta agrupación aún no se ha constituido como partido político aunque ya lleva la palabra en su nombre porque, en un tiempo, puede convertirse en una de sus aspiraciones. Los impulsores de esta iniciativa prefieren no identificarse para no desviar la atención a otros protagonistas que no sean los desempleados. “Preferimos no poner caras ni nombres al movimiento que estamos intentando generar porque, en realidad, es de todos y para todos”, dice una de las personas que han creado el Partido Parado.
“Nuestra propuesta no va más allá de un intento de remover conciencias ante una situación que consideramos injusta e insostenible”, explica. “Creemos en el potencial de los individuos para cambiar el mundo y, sobre todo, en activarlo y mostrarlo. Es posible hacer algo, las reglas del juego valen para todos y el potencial, la masa crítica, ya está ahí. Solo es necesario, creemos, el primer empujón para que las personas se unan”.
“El Partido Parado no es un partido político (aún) y no tenemos más pretensión que aunar a muchas personas en torno a un nexo común que (lamentablemente) les une. El aspecto positivo de dicho nexo es que genera un potencial de acción increíblemente fuerte, hasta el punto de que si los parados se moviesen y creasen este partido y se presentasen a las elecciones, probablemente las ganarían”, asegura. “Creemos que las personas en esta situación no son conscientes de este poder colectivo que tienen, y si lo son, tal vez solo necesiten una excusa, una chispa, algo que haga caer la primera pieza de dominó para que empiecen a ejercerlo”.

«De aquí podría salir un partido con un programa concreto que presentar a las elecciones, con un potencial de votantes realmente grande”.


El Partido Parado se presenta, además, como “una oportunidad de acercar la democracia a la gente”. Este grupo pretende convertirse en un movimiento que sustituya la queja y el lamento por la acción. Los responsables de la iniciativa piensan que hay muchos individuos que no llevan a cabo sus proyectos porque les falta masa crítica o porque les resultaría muy costoso. El Partido Parado podría ayudarles a reunir a otras personas y propone utilizar herramientas gratuitas que se encuentran en internet para desarrollar sus acciones.
El portavoz anónimo de este movimiento deja claro que no tienen ninguna intención de convertirse en los líderes de esta formación en el caso de que se convirtiera en un partido político. “Somos generadores”, matiza.
“La unión entre los desempleados podrá producirse, en un momento dado, en el Partido Parado o cualquier otro que las personas implicadas decidan», indica. «En todo caso, como no nos presentamos como líderes políticos, sí nos planteamos, una vez creado el partido oficialmente, unas primarias en las que las personas que decidan afiliarse puedan presentar sus propuestas concretas de acción y que sean debatidas y elegidas entre ellas y por todas ellas. De ahí podría salir un partido con un programa concreto que presentar a las elecciones, con un potencial de votantes (los propios integrantes y simpatizantes) realmente grande”.
Este movimiento se ha presentado mediante una página web meramente presencial e irá informando de sus acciones a todas las personas que introduzcan su correo electrónico en el site. Por el momento hay más de 7.300 solicitudes.
No sois un partido político aún. ¿Pensáis inscribirlo más adelante?
No somos un partido político constituido aún porque no queremos secuestrar el nombre o concepto, sino generarlo. Es decir, no queriendo ser ‘dueños’ de la idea, preferimos dejar el partido al completo en manos de los afiliados, desde su propia creación.
¿Cómo surgió la idea de organizar este movimiento?
La idea surge de charlas de café y necesidad de expandir la creatividad. Tenemos varias fuentes de inspiración, pero básicamente, observar semejante cifra de paro comparada con el número de votos de las últimas elecciones generales hizo saltar la chispa. Después de plantearnos qué podíamos hacer con ello, creamos la web. Compramos el dominio el 20 de mayo y, a partir de ahí, desarrollamos la web y salimos más o menos en una semana.
morris
¿Os definís como un colectivo o preferís no tener ninguna personificación ni identidad concreta? Hay grupos o personas que están haciendo propuestas sin líder para dinamizar e intentar renovar la vida política. Muchas de ellas utilizando el humor y la creatividad, como el candigato Morris, por ejemplo.
Por ahora preferimos no definirnos. No queremos que personas se adhieran a una idea, sino que esto sirva de inspiración (¿tal vez, de ejemplo? Sin ánimo de ser pretenciosos), para que ellas mismas generen sus ideas y las plasmen en un partido político. Vemos cada punto definitorio como un peligro que divida los intereses y sirva como excusa para no moverse. ¿Estás parado? Con eso nos vale, ¿quieres moverte?
No pensamos que es mejor que no haya líderes, sino que no nos postulamos como tales. Líderes los habrá, si las personas afiliadas al partido así lo quieren. No pretendemos montarnos en la ola, sino generarla.
¿Qué podrían hacer los 6 millones de parados de este país si fuesen capaces de unirse en una causa o un proyecto común? ¿Podéis dar algún ejemplo?
Seis millones de personas tienen el potencial para hacer lo que quieran. Desde luego que decirle a un montón de gente a la que se le bombardea con palabras como «austeridad», «esfuerzo», «deuda», «precariedad» que, de repente, tienen el timón de la nave puede dar mucho vértigo, pero es lo que todos decimos en nuestras conversaciones de barrio, ¿no? ¿Tenemos el valor de tomar ese poder al que estoy convencido de que se puede llegar?
¿Sería fácil que se uniesen en un proyecto común? Evidentemente, tienen un interés común, pero es un grupo absolutamente heterogéneo.
Obviamente los parados de este país no son iguales. Los habrá desde albañiles a profesores universitarios, desde quienes se quieran implicar en el desarrollo del partido, hasta quienes solo (que no es poco) lo apoyen en las urnas. Todos tienen cabida, cada uno podrá elegir su rol y proponerlo al resto. Creo que con la base del interés común, hay más cosas que les unen que las que les puedan separar.
¿Cómo pretendéis daros a conocer y que el movimiento empiece a crecer?
Por ahora el planteamiento es organizar a toda esta gente vía internet. Estamos valorando distintas alternativas, preferentemente gratuitas, para hacerlo. Bendito problema, ¿no crees? Nuestra idea es movernos entre los medios que la gente usa de manera gratuita (o casi). Las redes sociales, las aplicaciones móviles de mensajería gratuita (Whatsapp, Line, Tango, Skype, Viber, Gtalk, etc…) y, sobre todo, el boca a boca de manera totalmente distribuida. Desde luego, los espaldarazos de los medios nos están ayudando a llegar a mucha gente, pero es la gente a la que llega, esa gente, la que tiene que seguir dándolo a conocer.
¿Vosotros estáis trabajando actualmente?
La mayoría estamos trabajando en diferentes regímenes. Lo que tenemos en común es tener muy cerca a personas en paro, y vemos situaciones delicadas por todas partes.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Puede que ahora estén parados. Pero imaginen que 6 millones de personas se unen en un proyecto o una causa común y empiezan a actuar. Los 6.202.700 parados en España, por ejemplo. El potencial es inmenso. Lo que les falta es organizarse y, ante todo, ser conscientes de todo lo que pueden hacer juntos. Eso es lo que trata de conseguir el Partido Parado.
Esta agrupación aún no se ha constituido como partido político aunque ya lleva la palabra en su nombre porque, en un tiempo, puede convertirse en una de sus aspiraciones. Los impulsores de esta iniciativa prefieren no identificarse para no desviar la atención a otros protagonistas que no sean los desempleados. “Preferimos no poner caras ni nombres al movimiento que estamos intentando generar porque, en realidad, es de todos y para todos”, dice una de las personas que han creado el Partido Parado.
“Nuestra propuesta no va más allá de un intento de remover conciencias ante una situación que consideramos injusta e insostenible”, explica. “Creemos en el potencial de los individuos para cambiar el mundo y, sobre todo, en activarlo y mostrarlo. Es posible hacer algo, las reglas del juego valen para todos y el potencial, la masa crítica, ya está ahí. Solo es necesario, creemos, el primer empujón para que las personas se unan”.
“El Partido Parado no es un partido político (aún) y no tenemos más pretensión que aunar a muchas personas en torno a un nexo común que (lamentablemente) les une. El aspecto positivo de dicho nexo es que genera un potencial de acción increíblemente fuerte, hasta el punto de que si los parados se moviesen y creasen este partido y se presentasen a las elecciones, probablemente las ganarían”, asegura. “Creemos que las personas en esta situación no son conscientes de este poder colectivo que tienen, y si lo son, tal vez solo necesiten una excusa, una chispa, algo que haga caer la primera pieza de dominó para que empiecen a ejercerlo”.

«De aquí podría salir un partido con un programa concreto que presentar a las elecciones, con un potencial de votantes realmente grande”.


El Partido Parado se presenta, además, como “una oportunidad de acercar la democracia a la gente”. Este grupo pretende convertirse en un movimiento que sustituya la queja y el lamento por la acción. Los responsables de la iniciativa piensan que hay muchos individuos que no llevan a cabo sus proyectos porque les falta masa crítica o porque les resultaría muy costoso. El Partido Parado podría ayudarles a reunir a otras personas y propone utilizar herramientas gratuitas que se encuentran en internet para desarrollar sus acciones.
El portavoz anónimo de este movimiento deja claro que no tienen ninguna intención de convertirse en los líderes de esta formación en el caso de que se convirtiera en un partido político. “Somos generadores”, matiza.
“La unión entre los desempleados podrá producirse, en un momento dado, en el Partido Parado o cualquier otro que las personas implicadas decidan», indica. «En todo caso, como no nos presentamos como líderes políticos, sí nos planteamos, una vez creado el partido oficialmente, unas primarias en las que las personas que decidan afiliarse puedan presentar sus propuestas concretas de acción y que sean debatidas y elegidas entre ellas y por todas ellas. De ahí podría salir un partido con un programa concreto que presentar a las elecciones, con un potencial de votantes (los propios integrantes y simpatizantes) realmente grande”.
Este movimiento se ha presentado mediante una página web meramente presencial e irá informando de sus acciones a todas las personas que introduzcan su correo electrónico en el site. Por el momento hay más de 7.300 solicitudes.
No sois un partido político aún. ¿Pensáis inscribirlo más adelante?
No somos un partido político constituido aún porque no queremos secuestrar el nombre o concepto, sino generarlo. Es decir, no queriendo ser ‘dueños’ de la idea, preferimos dejar el partido al completo en manos de los afiliados, desde su propia creación.
¿Cómo surgió la idea de organizar este movimiento?
La idea surge de charlas de café y necesidad de expandir la creatividad. Tenemos varias fuentes de inspiración, pero básicamente, observar semejante cifra de paro comparada con el número de votos de las últimas elecciones generales hizo saltar la chispa. Después de plantearnos qué podíamos hacer con ello, creamos la web. Compramos el dominio el 20 de mayo y, a partir de ahí, desarrollamos la web y salimos más o menos en una semana.
morris
¿Os definís como un colectivo o preferís no tener ninguna personificación ni identidad concreta? Hay grupos o personas que están haciendo propuestas sin líder para dinamizar e intentar renovar la vida política. Muchas de ellas utilizando el humor y la creatividad, como el candigato Morris, por ejemplo.
Por ahora preferimos no definirnos. No queremos que personas se adhieran a una idea, sino que esto sirva de inspiración (¿tal vez, de ejemplo? Sin ánimo de ser pretenciosos), para que ellas mismas generen sus ideas y las plasmen en un partido político. Vemos cada punto definitorio como un peligro que divida los intereses y sirva como excusa para no moverse. ¿Estás parado? Con eso nos vale, ¿quieres moverte?
No pensamos que es mejor que no haya líderes, sino que no nos postulamos como tales. Líderes los habrá, si las personas afiliadas al partido así lo quieren. No pretendemos montarnos en la ola, sino generarla.
¿Qué podrían hacer los 6 millones de parados de este país si fuesen capaces de unirse en una causa o un proyecto común? ¿Podéis dar algún ejemplo?
Seis millones de personas tienen el potencial para hacer lo que quieran. Desde luego que decirle a un montón de gente a la que se le bombardea con palabras como «austeridad», «esfuerzo», «deuda», «precariedad» que, de repente, tienen el timón de la nave puede dar mucho vértigo, pero es lo que todos decimos en nuestras conversaciones de barrio, ¿no? ¿Tenemos el valor de tomar ese poder al que estoy convencido de que se puede llegar?
¿Sería fácil que se uniesen en un proyecto común? Evidentemente, tienen un interés común, pero es un grupo absolutamente heterogéneo.
Obviamente los parados de este país no son iguales. Los habrá desde albañiles a profesores universitarios, desde quienes se quieran implicar en el desarrollo del partido, hasta quienes solo (que no es poco) lo apoyen en las urnas. Todos tienen cabida, cada uno podrá elegir su rol y proponerlo al resto. Creo que con la base del interés común, hay más cosas que les unen que las que les puedan separar.
¿Cómo pretendéis daros a conocer y que el movimiento empiece a crecer?
Por ahora el planteamiento es organizar a toda esta gente vía internet. Estamos valorando distintas alternativas, preferentemente gratuitas, para hacerlo. Bendito problema, ¿no crees? Nuestra idea es movernos entre los medios que la gente usa de manera gratuita (o casi). Las redes sociales, las aplicaciones móviles de mensajería gratuita (Whatsapp, Line, Tango, Skype, Viber, Gtalk, etc…) y, sobre todo, el boca a boca de manera totalmente distribuida. Desde luego, los espaldarazos de los medios nos están ayudando a llegar a mucha gente, pero es la gente a la que llega, esa gente, la que tiene que seguir dándolo a conocer.
¿Vosotros estáis trabajando actualmente?
La mayoría estamos trabajando en diferentes regímenes. Lo que tenemos en común es tener muy cerca a personas en paro, y vemos situaciones delicadas por todas partes.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Audrey Tang: la ministra digital posgénero que da lecciones al mundo de democracia avanzada
El dedo que no puede parar de hacer clic
Aprender del pan
Dislike, Mark
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 18
  • No estoy en paro pero para iniciativas así como si lo estuviera…al fin y al cabo el barco es el mismo…

  • Los parados se ponen de pie! Partido Parado, PP, otra manera de leer estas siglas

  • El problema está en meter en el mismo saco a gente de tan diversa naturaleza: desde parados que lo están por ineficiencia del sistema, que no encuentran trabajo a pesar de buscarlo y de contar con una nutrida valía profesional… hasta parados que están satisfechos de vivir del estado de forma temporal, y que no mueven un dedo por buscar trabajo porque consideran ése un problema a resolver por sus «yo»s del futuro.

  • Pues a los parados también se les podrían unir los jubilados… que más de uno igual tiene que apuntarse al paro… Arrasábamos!! 😉

  • A mi me parece sospechoso. Lo primero que he pensado es que se enchufarían unos a otros como ya hacen otros partidos. Pero luego he leído lo de «“De aquí podría salir un partido con un programa concreto que presentar a las elecciones, con un potencial de votantes realmente grande”» Y entonces he pensado que muy inteligentes no son. El potencial de votantes lo tienes cuando no restringes a quienes te van a votar. Decir eso haciendo alusión a una masa de población que contempla solo a una minoría…. Además yo estando en paro, no les votaría. Así que van listos si se piensas que van a tener 6 millones de votos. En fin.

  • Me parece que la idea es buena.Hay que contar con gente preparada que vayan elaborando alternativas económicas y sociales.No puede quedarse en una intención.De todas formas hay personas que militan e IU que estarían dispuestad a incorporar,seguro,las propuestas del grandioso grupo.Antes que ir pudriéndonos en la impotencia,aportemos aunque sea un comentario y elaboremos nuestra propuesta de sociedad.Palante.

  • ¿Parados montando un partido político? Me suena a las tribus indígenas que danzaban para que lloviera. Están ladrándole al árbol equivocado, traduciendo un cliché del inglés. Monten empresas, que es lo que pondrá comida en la mesa (la rima fue casual). ¿Alguien me puede explicar la relación de causalidad entre política y fuentes de trabajo? Sin voluntarismos, por favor.

  • Comentarios cerrados.

    f