BRANDED CONTENT
Alhambra

BRANDED CONTENT
Alhambra
2 de marzo 2020    /   BRANDED CONTENT
 

El pedestal al que no le hace falta sustentar nada para ser una obra de arte

2 de marzo 2020    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

Es lo que sustenta el pedestal lo que suele acaparar toda la atención. Rara vez se depara en la peana. Algo similar a lo que les ocurre a los marcos de las obras pictóricas. Pero ¿qué pasa cuando el soporte no soporta nada?

Plano y vertical. Pedestal Nº 0, de Irma Álvarez-Laviada, es uno de esos casos particulares en el mundo de arte. La obra con la que la artista se ha alzado ganadora de los IV Premios Cervezas Alhambra al Arte Emergente es un pedestal sobre el que no se asienta escultura ni columna alguna.

«Quería trabajar el concepto de pedestal, pero desde una versión metafórica. Se trataba de alejar este elemento de su función arquitectónica. Aquí el pedestal no sustenta nada, aludiendo así al desplazamiento de la idea de reposo de un objeto a favor de un reposo vinculado a la memoria. De esta forma nos abrimos a la posibilidad de un pedestal que encierra una especie de profundidad interior».

Al igual que el resto de obras finalistas del certamen, la de Álvarez-Laviada se inspira en la Alhambra. En su caso en una de las estancias más populares del recinto nazarí: el Patio de los Leones. Los diversos procesos de restauración llevados a cabo en el famoso patio quedan recogidos en este pedestal a través de sus diversas capas: «La pieza se plantea una memoria cromática que se formaliza mediante diferentes planchas de mármol, dispuestas unas sobre otras».

«Las planchas de mármol negro, azul, verde y blanco organizan el volumen del pedestal mediante una disposición estatográfica que remite a la riqueza cromática que el pavimento tuvo en épocas anteriores y que debido a diversos procesos de restauración han sido eliminados o tapados», continúa explicando la artista.

La coherencia entre la obra y su musa inspiradora queda patente en el origen del material empleado. «Todo el mármol que he utilizado procede de Macael, al igual que el que se utilizó en el Patio de Los Leones y en muchas otras estancias de la Alhambra».


Para la realización de la obra, Álvarez-Laviada ha contado con la colaboración de Juan Ángel López García, artesano de la piedra de Taller Camar, y con Pedro Izquierdo, artesano ebanista de la Real Fábrica de Tapices.

Para Alicia Ventura, la comisaria del certamen, Plano y vertical. Pedestal Nº 0 «es un claro ejemplo de la calidad y el potencial de los artistas emergentes españoles».

La obra se ha alzado ganadora entre los cinco finalistas de los premios tras el fallo del jurado internacional compuesto por Patrizia Sandretto, coleccionista de arte contemporáneo (Turin, Italia); Manuel Segade, director del Centro de Arte Dos de Mayo; Javier Díaz Guardiola, periodista y coordinador de ABC Cultural; Benjamin Weil, director de exposiciones de la Fundación Botín; Isabel Carlos, comisaria independiente de Portugal, y Jimena Blázquez Abascal, directora de la Fundación NMAC, quien ha formado parte del equipo curatorial del MoMA PS1. (Nueva York, EEUU).

Plano y vertical. Pedestal Nº 0 pasa ahora a formar parte del fondo artístico de Cervezas Alhambra, materializado en la plataforma crear/sin/prisa. Su filosofía, «Parar Más. Sentir Más», es una declaración de intenciones a la que parecen haberse adherido los participantes del certamen. Y a la que deberíamos sumarnos también el resto.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

Es lo que sustenta el pedestal lo que suele acaparar toda la atención. Rara vez se depara en la peana. Algo similar a lo que les ocurre a los marcos de las obras pictóricas. Pero ¿qué pasa cuando el soporte no soporta nada?

Plano y vertical. Pedestal Nº 0, de Irma Álvarez-Laviada, es uno de esos casos particulares en el mundo de arte. La obra con la que la artista se ha alzado ganadora de los IV Premios Cervezas Alhambra al Arte Emergente es un pedestal sobre el que no se asienta escultura ni columna alguna.

«Quería trabajar el concepto de pedestal, pero desde una versión metafórica. Se trataba de alejar este elemento de su función arquitectónica. Aquí el pedestal no sustenta nada, aludiendo así al desplazamiento de la idea de reposo de un objeto a favor de un reposo vinculado a la memoria. De esta forma nos abrimos a la posibilidad de un pedestal que encierra una especie de profundidad interior».

Al igual que el resto de obras finalistas del certamen, la de Álvarez-Laviada se inspira en la Alhambra. En su caso en una de las estancias más populares del recinto nazarí: el Patio de los Leones. Los diversos procesos de restauración llevados a cabo en el famoso patio quedan recogidos en este pedestal a través de sus diversas capas: «La pieza se plantea una memoria cromática que se formaliza mediante diferentes planchas de mármol, dispuestas unas sobre otras».

«Las planchas de mármol negro, azul, verde y blanco organizan el volumen del pedestal mediante una disposición estatográfica que remite a la riqueza cromática que el pavimento tuvo en épocas anteriores y que debido a diversos procesos de restauración han sido eliminados o tapados», continúa explicando la artista.

La coherencia entre la obra y su musa inspiradora queda patente en el origen del material empleado. «Todo el mármol que he utilizado procede de Macael, al igual que el que se utilizó en el Patio de Los Leones y en muchas otras estancias de la Alhambra».


Para la realización de la obra, Álvarez-Laviada ha contado con la colaboración de Juan Ángel López García, artesano de la piedra de Taller Camar, y con Pedro Izquierdo, artesano ebanista de la Real Fábrica de Tapices.

Para Alicia Ventura, la comisaria del certamen, Plano y vertical. Pedestal Nº 0 «es un claro ejemplo de la calidad y el potencial de los artistas emergentes españoles».

La obra se ha alzado ganadora entre los cinco finalistas de los premios tras el fallo del jurado internacional compuesto por Patrizia Sandretto, coleccionista de arte contemporáneo (Turin, Italia); Manuel Segade, director del Centro de Arte Dos de Mayo; Javier Díaz Guardiola, periodista y coordinador de ABC Cultural; Benjamin Weil, director de exposiciones de la Fundación Botín; Isabel Carlos, comisaria independiente de Portugal, y Jimena Blázquez Abascal, directora de la Fundación NMAC, quien ha formado parte del equipo curatorial del MoMA PS1. (Nueva York, EEUU).

Plano y vertical. Pedestal Nº 0 pasa ahora a formar parte del fondo artístico de Cervezas Alhambra, materializado en la plataforma crear/sin/prisa. Su filosofía, «Parar Más. Sentir Más», es una declaración de intenciones a la que parecen haberse adherido los participantes del certamen. Y a la que deberíamos sumarnos también el resto.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El mar ‘de plata’ en pleno sur de Inglaterra
Así es un mundo donde las mujeres son más fuertes que los hombres
Alfabeto con sobredosis de hemoglobina
El ego mató al bloguero
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp