27 de octubre 2020    /   CREATIVIDAD
por
 

‘Fortaleza’, el homenaje de Pejac a los sanitarios de Santander

27 de octubre 2020    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Quería agradecer a los sanitarios todo el enorme esfuerzo y trabajo durante esta pandemia, pero lo de Pejac no son las palabras. Así que cogió sus pinceles y sus pinturas y se marchó al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, en Santander, su ciudad natal, para ofrecerles «lo que mejor sé hacer, que es pintar». Y en su exterior, este artista urbano ha dibujado tres murales en sendas fachadas, una mirada esperanzadora sobre el covid. Fortaleza es el título del conjunto y la bella manera de este artista de dar las gracias.

«Desde el primer momento, el hospital se ha mostrado receptivo y entusiasta y eso ha hecho que el proyecto haya fluido de forma armónica y fácil», comenta Pejac. «Además, me han dejado total libertad creativa. Ha sido un lujo contar con su confianza y apoyo».

‘Social Distancing’

Pejac

Un trampantojo. Eso es lo que Pejac ha plasmado en este muro del hospital. Una enorme brecha formada por cientos de seres humanos que se niegan a mantener la distancia social para evitar el contagio. Y una puerta abierta a la solución, la de esos mismos humanos que se disgregan.

«Aquí represento la herida que ha dejado esta pandemia y lo hago a modo de homenaje a los sanitarios y de respeto y solidaridad hacia las víctimas. También abro una puerta a la esperanza con muchas pequeñas escenas que nos invitan a pensar en un futuro mejor», explica el artista sobre su obra.

‘Superación’

Pejac

En contraposición a esta brecha, Pejac quiso hacer otra composición más colorista y alegre. Para ello, pidió ayuda a tres niños pacientes de oncología del hospital que le ayudaron a pintarlo con las manos, algo que califica como una experiencia increíble.

«En la obra, se ve a un joven que logra llegar más alto que el resto gracias a la silla de ruedas, que se ve convertida en un trampolín, algo que podríamos hacer nosotros como sociedad: coger esta crisis y usarla para impulsarnos hacia adelante».

‘Caricia’

Pejac

Dos siluetas se cruzan. Podrían pasar de largo e ignorarse, pero estas dos figuras se buscan con la mirada. Una representa a los pacientes y la otra, al personal sanitario.

«En sus sombras proyectadas es donde se llegan a tocar, simbolizando así la necesidad y voluntad que existe en el momento actual de volver a tener contacto físico con los pacientes», justifica Pejac.

«He querido convertir estas sombras en un estanque, homenajeando a uno de mis pintores favoritos, Monet, con sus nenúfares, dotando así de vida y colorido a la obra».

Quería agradecer a los sanitarios todo el enorme esfuerzo y trabajo durante esta pandemia, pero lo de Pejac no son las palabras. Así que cogió sus pinceles y sus pinturas y se marchó al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, en Santander, su ciudad natal, para ofrecerles «lo que mejor sé hacer, que es pintar». Y en su exterior, este artista urbano ha dibujado tres murales en sendas fachadas, una mirada esperanzadora sobre el covid. Fortaleza es el título del conjunto y la bella manera de este artista de dar las gracias.

«Desde el primer momento, el hospital se ha mostrado receptivo y entusiasta y eso ha hecho que el proyecto haya fluido de forma armónica y fácil», comenta Pejac. «Además, me han dejado total libertad creativa. Ha sido un lujo contar con su confianza y apoyo».

‘Social Distancing’

Pejac

Un trampantojo. Eso es lo que Pejac ha plasmado en este muro del hospital. Una enorme brecha formada por cientos de seres humanos que se niegan a mantener la distancia social para evitar el contagio. Y una puerta abierta a la solución, la de esos mismos humanos que se disgregan.

«Aquí represento la herida que ha dejado esta pandemia y lo hago a modo de homenaje a los sanitarios y de respeto y solidaridad hacia las víctimas. También abro una puerta a la esperanza con muchas pequeñas escenas que nos invitan a pensar en un futuro mejor», explica el artista sobre su obra.

‘Superación’

Pejac

En contraposición a esta brecha, Pejac quiso hacer otra composición más colorista y alegre. Para ello, pidió ayuda a tres niños pacientes de oncología del hospital que le ayudaron a pintarlo con las manos, algo que califica como una experiencia increíble.

«En la obra, se ve a un joven que logra llegar más alto que el resto gracias a la silla de ruedas, que se ve convertida en un trampolín, algo que podríamos hacer nosotros como sociedad: coger esta crisis y usarla para impulsarnos hacia adelante».

‘Caricia’

Pejac

Dos siluetas se cruzan. Podrían pasar de largo e ignorarse, pero estas dos figuras se buscan con la mirada. Una representa a los pacientes y la otra, al personal sanitario.

«En sus sombras proyectadas es donde se llegan a tocar, simbolizando así la necesidad y voluntad que existe en el momento actual de volver a tener contacto físico con los pacientes», justifica Pejac.

«He querido convertir estas sombras en un estanque, homenajeando a uno de mis pintores favoritos, Monet, con sus nenúfares, dotando así de vida y colorido a la obra».

Compártelo twitter facebook whatsapp
El artista que jamás gastó la punta a sus miles de colores
¿Por qué hay una cabeza cuadrada en la portada de Yorokobu del mes de abril?
En el WC del futuro no tendrás que tirar de la cadena
Alex Katz, el creador de iconos que inspiró a Warhol
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad