fbpx
BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
8 de junio 2016    /   BRANDED CONTENT
 

Bulldog by Pelayo: «una simbiosis divina»

8 de junio 2016    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Pelayo Díaz llegó vestido de blanco y negro, como una botella de Bulldog. No fue coincidencia. Cuando elige su indumentaria, influye su estado de ánimo, pero sobre todo dónde va y con quién. «Hoy para venir he pensado mucho en qué lenguaje quería transmitir y también en con quién estoy trabajando. Iba a presentar mis diseños, no quería nada que llamara la atención, quería que las copas hablaran por sí solas», explica.

Se refiere a las cuatro copas que ha diseñado para Bulldog y que presentó en la azotea del hotel ME de Madrid. «Fue un proyecto super fácil, me dejaron libertad creativa absoluta, y eso es maravilloso para cualquier diseñador. Me emocioné un montón viendo el resultado hoy, se me quebraba la voz en las primeras entrevistas. No deja de ser como un hijo tuyo».

pelayo

Las 40.000 copas que se han producido han sido decoradas siguiendo un proceso artesanal. «Aunque la copa sea esférica, el diseño está hecho en tres partes. Para diseñarlo tenías que tener en cuenta el proceso de montaje: sobre la copa de cristal ponen los vinilos a mano, una por una. Cuando vi fotos y vídeos de las chicas que lo montaban me pareció increíble. Hoy en día es un lujo que las copas de las que estamos bebiendo estén hechas a mano. La responsabilidad es muy grande: tengo que hacer algo original, bonito pero que no sea imposible de ensamblar», recuerda el diseñador.

pelayo

Una de las primeras cosas en las que se fijó de la ginebra Bulldog fue, como es lógico viniendo de alguien que se dedica a la moda, en su «indumentaria». «Me gustaba la botella con el collar de Bulldog». Una vez que investigó más sobre la marca, se dio cuenta de que tenían muchos puntos en común. «A los dos nos gustaba reinventar nuestra historia, saltarnos las normas y redibujarlas a nuestra manera. Escaparnos de lo convencional, dar nuestro toque personal a todo». Fue entonces cuando supo que lo suyo con Bulldog sería «una simbiosis divina».

Además de esta coincidencia con la filosofía de la marca, para Pelayo Díaz ha tenido una importancia especial esta colaboración: «Bulldog nunca había pedido a nadie antes que diseñara una colección de copas. Me sentí elegido. Cuando alguien te elige, cuando eres el primer plato para alguien, eso no tiene precio. Le di mucho valor». Por eso puso todo su empeño en diseñar las cuatro copas, dos con motivos orgánicos y dos con motivos geométricos «para que hubiera equilibrio», con distintos significados relacionados con la marca y sugerentes nombres: Adán, Única, Actitud y Deseo.

Hay una quinta copa que todavía tiene una interrogación. Está en blanco para que la diseñe cualquiera que se niegue a aceptar los guiones preestablecidos. Para participar en el concurso solo hay que entrar en la web de Bulldog y descargar las plantillas del anverso y el reverso de la copa. La marca recibirá diseños hasta el 17 de julio. Entonces empezarán las votaciones, que permanecerán abiertas hasta el 9 de septiembre. Un jurado profesional elegirá el diseño ganador entre los más votados. Su autor recibirá 2.000€ además de ver cómo su diseño completa la colección de Pelayo Díaz.

pelayo

Prince Pelayo ha sido muchas cosas, pero ahora sobre todo es estilista. No le parece que ayudar a otros a elegir su indumentaria sea un tema baladí. «No es solo ropa, eres tú, es cómo te muestras a los demás». Da sus explicaciones con una gran sonrisa y tiene las ideas claras. Habla con pasión de su trabajo. «¡La moda es tan importante para la señal que mandamos a alguien que no nos conoce! Lo que hacemos es acercar a la gente que no es tan consciente de la moda la importancia de cuidarte un poco, de mimarte, de dedicarte tiempo a ti. Es muy difícil cambiar la primera impresión que damos a alguien».

pelayo

Tiene su propia teoría sobre el motivo de su éxito, que lo ha llevado a presentar un programa en televisión y a publicar un libro: mucho trabajo, determinación y ambición. «Conozco muchísima gente que tiene un montón de talento y tristemente no está haciendo nada con él. Pienso que es más importante tener muchas ganas de trabajar y de hacer cosas y un poquito de talento que mucho talento y pocas ganas de trabajar. Yo no te voy a decir que tenga mucho talento pero lo que sí te diré es que he trabajado desde los 16 años, he sentido siempre ganas de hacer cosas diferentes, he tenido ambición de involucrarme en proyectos únicos».

Se ha convertido en una figura pública y, como tal, está expuesta a opiniones muy diversas. Pero sabe dónde colocar cada una. «Hoy en día, con las redes sociales, todo el mundo te hace llegar una opinión. Hay que saber filtrar, cuáles son las importantes y cuáles las anecdóticas. Quedarte con las buenas o con las críticas constructivas. Saber que, cuando haces algo creativo, no puedes gustar a todo el mundo. Lo que sí quiero es emocionar a todo el mundo, que todo el mundo tenga una opinión. Que nadie diga “me da igual”».

La próxima vez que te enfrentes a la puerta abierta de tu armario, recuerda los consejos de Pelayo. «No solo tenemos que pensar en quiénes somos sino a quiénes nos vamos a encontrar en el camino. Y siempre, siempre sonreír».

pelayo

pelayo

Pelayo Díaz llegó vestido de blanco y negro, como una botella de Bulldog. No fue coincidencia. Cuando elige su indumentaria, influye su estado de ánimo, pero sobre todo dónde va y con quién. «Hoy para venir he pensado mucho en qué lenguaje quería transmitir y también en con quién estoy trabajando. Iba a presentar mis diseños, no quería nada que llamara la atención, quería que las copas hablaran por sí solas», explica.

Se refiere a las cuatro copas que ha diseñado para Bulldog y que presentó en la azotea del hotel ME de Madrid. «Fue un proyecto super fácil, me dejaron libertad creativa absoluta, y eso es maravilloso para cualquier diseñador. Me emocioné un montón viendo el resultado hoy, se me quebraba la voz en las primeras entrevistas. No deja de ser como un hijo tuyo».

pelayo

Las 40.000 copas que se han producido han sido decoradas siguiendo un proceso artesanal. «Aunque la copa sea esférica, el diseño está hecho en tres partes. Para diseñarlo tenías que tener en cuenta el proceso de montaje: sobre la copa de cristal ponen los vinilos a mano, una por una. Cuando vi fotos y vídeos de las chicas que lo montaban me pareció increíble. Hoy en día es un lujo que las copas de las que estamos bebiendo estén hechas a mano. La responsabilidad es muy grande: tengo que hacer algo original, bonito pero que no sea imposible de ensamblar», recuerda el diseñador.

pelayo

Una de las primeras cosas en las que se fijó de la ginebra Bulldog fue, como es lógico viniendo de alguien que se dedica a la moda, en su «indumentaria». «Me gustaba la botella con el collar de Bulldog». Una vez que investigó más sobre la marca, se dio cuenta de que tenían muchos puntos en común. «A los dos nos gustaba reinventar nuestra historia, saltarnos las normas y redibujarlas a nuestra manera. Escaparnos de lo convencional, dar nuestro toque personal a todo». Fue entonces cuando supo que lo suyo con Bulldog sería «una simbiosis divina».

Además de esta coincidencia con la filosofía de la marca, para Pelayo Díaz ha tenido una importancia especial esta colaboración: «Bulldog nunca había pedido a nadie antes que diseñara una colección de copas. Me sentí elegido. Cuando alguien te elige, cuando eres el primer plato para alguien, eso no tiene precio. Le di mucho valor». Por eso puso todo su empeño en diseñar las cuatro copas, dos con motivos orgánicos y dos con motivos geométricos «para que hubiera equilibrio», con distintos significados relacionados con la marca y sugerentes nombres: Adán, Única, Actitud y Deseo.

Hay una quinta copa que todavía tiene una interrogación. Está en blanco para que la diseñe cualquiera que se niegue a aceptar los guiones preestablecidos. Para participar en el concurso solo hay que entrar en la web de Bulldog y descargar las plantillas del anverso y el reverso de la copa. La marca recibirá diseños hasta el 17 de julio. Entonces empezarán las votaciones, que permanecerán abiertas hasta el 9 de septiembre. Un jurado profesional elegirá el diseño ganador entre los más votados. Su autor recibirá 2.000€ además de ver cómo su diseño completa la colección de Pelayo Díaz.

pelayo

Prince Pelayo ha sido muchas cosas, pero ahora sobre todo es estilista. No le parece que ayudar a otros a elegir su indumentaria sea un tema baladí. «No es solo ropa, eres tú, es cómo te muestras a los demás». Da sus explicaciones con una gran sonrisa y tiene las ideas claras. Habla con pasión de su trabajo. «¡La moda es tan importante para la señal que mandamos a alguien que no nos conoce! Lo que hacemos es acercar a la gente que no es tan consciente de la moda la importancia de cuidarte un poco, de mimarte, de dedicarte tiempo a ti. Es muy difícil cambiar la primera impresión que damos a alguien».

pelayo

Tiene su propia teoría sobre el motivo de su éxito, que lo ha llevado a presentar un programa en televisión y a publicar un libro: mucho trabajo, determinación y ambición. «Conozco muchísima gente que tiene un montón de talento y tristemente no está haciendo nada con él. Pienso que es más importante tener muchas ganas de trabajar y de hacer cosas y un poquito de talento que mucho talento y pocas ganas de trabajar. Yo no te voy a decir que tenga mucho talento pero lo que sí te diré es que he trabajado desde los 16 años, he sentido siempre ganas de hacer cosas diferentes, he tenido ambición de involucrarme en proyectos únicos».

Se ha convertido en una figura pública y, como tal, está expuesta a opiniones muy diversas. Pero sabe dónde colocar cada una. «Hoy en día, con las redes sociales, todo el mundo te hace llegar una opinión. Hay que saber filtrar, cuáles son las importantes y cuáles las anecdóticas. Quedarte con las buenas o con las críticas constructivas. Saber que, cuando haces algo creativo, no puedes gustar a todo el mundo. Lo que sí quiero es emocionar a todo el mundo, que todo el mundo tenga una opinión. Que nadie diga “me da igual”».

La próxima vez que te enfrentes a la puerta abierta de tu armario, recuerda los consejos de Pelayo. «No solo tenemos que pensar en quiénes somos sino a quiénes nos vamos a encontrar en el camino. Y siempre, siempre sonreír».

pelayo

pelayo

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿!Que ya han pasado dos años!?
Tech Review: Layar, el Navegador de Realidad Aumentada
¿Quién paga internet?
Marisa Manzano: “Las principales redes sociales no están robando minutos a Messenger”
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 9
  • Me parece muy bonito que la creatividad sea transversal, y que ahora un artista pueda utilizar cualquier lenguaje para trasladar su mensaje. Ahora no hace falta encorsetarse para tener tu Marca Personal. Ya no se es solamente pintor, o escultor, o ilustrador, o sastre… creativos muchas veces enjaulados, con temor a romper la coherencia de su discurso estilístico. Algo bonito, es que se haya puesto en valor la heterogeneidad. Viva el creador nómada, el mixed media artist, ¡viva la libertad creativa!

  • Diseños de 10 aunque personalmente echo a faltar alguna silueta del Bulldog a modo de identificación directa e inequivoca. NO entiendo de diseños creativos y mi opinion puede ser nula pero si hablo desde el prisma de consumidor.Aun asi felicidaes por el trabajo

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *