fbpx
13 de mayo 2019    /   CINE/TV
por
 

Las películas de viajes en el tiempo consuelan nuestros días

El tema de viajes en el tiempo se ha convertido en uno de los más explotados de las últimas dos décadas

13 de mayo 2019    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

La producción de películas de viajes el tiempo creció en las dos últimas décadas. Según IMDB, se produjeron en el mundo:

  • 350 películas entre 1920 y 2000.
  • 273 películas entre 2001 y 2018.
Películas de viajes en el tiempo producidas entre 1920-2018
Películas de viajes en el tiempo producidas entre 1920-2018

Otro dato que demuestra el auge de este subgénero:

  • Entre 1920 y 1950 se produjeron 19 películas.
  • En 2018 se produjeron 27 (13 de ellas en Hollywood).

De manera que el siglo XXI ha dado, hasta ahora, más películas de viajes en el tiempo que los 50 primeros años del Cine.

A modo de curiosidad diremos que la primera película se produjo en la antigua Checoslovaquia: Noc na Karlstejne (1920). Su argumento: una joven pareja pasa una noche en un castillo y despierta en el siglo XV. Él se convierte en campesino; ella en cortesana… hasta que despiertan en el siglo XX. Realmente es una fantasía con final «todo fue un sueño». Desde entonces, dormir en una casa antigua o castillo se ha convertido en un método sencillo para viajar a la época de su construcción.

¿POR QUÉ INTERESAN LOS VIAJES EN EL TIEMPO CADA VEZ MÁS?

Quizá viajar en el tiempo no fuera un tema popular en las primeras décadas del siglo pasado. De hecho, se escribieron 16 novelas entre 1901-1950. Aún menos que películas.

Las novelas Un yanki en la corte del Rey Arturo (1889) de Mark Twain y La máquina del tiempo (1885) de H. G. Wells fueron éxitos aislados.

Otra razón es que los viajes en el tiempo son placebos con los que el cine y la televisión actuales nos consuela del presente. No fue así en el siglo pasado. Lo veremos abajo recordando el cine de Hollywood.

LAS PRIMERAS PELÍCULAS DE VIAJES EN EL TIEMPO

La Gran Depresión (1929-1939) fue tiempo de hambre y miseria para millones de personas. En el cine, tiempo de musicales, de terror y fantasía, de comedias locas y de lugares exóticos. También, tiempo de gángsteres que mueren al final. Era un aviso: el enriquecimiento ilícito tiene consecuencias.

Los productores querían que los personajes fueran a fiestas lujosas. Creían que así el público olvidaría su vida. Sugerían que la felicidad estaba en otro lugar, no en otro tiempo. Por esto solo se produjeron cinco películas de viajes en el tiempo:

  • Tres son comedias románticas.
  • Dos adaptaciones de Un cuento de Navidad, de Dickens.

Conviene mencionar Repeat Performance (1946) donde la protagonista vive una y otra vez el mismo año. Es el primer bucle temporal en el cine que el lenguaje popular conoce como «repetir el Día de la Marmota» gracias a Atrapado en el tiempo (1993).

Hasta finales de los años 50, las películas de viajes en el tiempo tuvieron como protagonistas:

  • Viajes a la Inglaterra de Arturo.
  • Personajes que buscan restaurar un daño anterior.
  • Fantasmas que atraen a víctimas a su tiempo.

Héroes galácticos que luchan contra villanos a través del tiempo sin contemplar la paradoja del abuelo.

Películas de evasión.

EL TIEMPO EN SUS MANOS

La maquina del tiempo (1960). Imagen: MGM.
La máquina del tiempo (1960). Imagen: MGM.

El tiempo en sus manos (The Time Machine, 1960) cambiará el subgénero. En esta adaptación de la novela de Wells, Rod Taylor viaja 800.000 años al futuro para observar el progreso de la Humanidad. Al llegar descubre dos razas:

  • Una en la superficie: los eloi.
  • Otra que vive bajo tierra: los morlocks, que se alimenta de la primera.

Cómo llegó la civilización a este punto es una incógnita en la novela. La película sugiere que los eloi y los morlocks son producto de una guerra nuclear.

El tiempo en sus manos es hija del miedo a la bomba atómica y de los primeros movimientos ecologistas. Por primera vez, el tema de los viajes en el tiempo acoge los miedos del momento.

La película fue un éxito que inspiró otros viajes al futuro para huir de una guerra nuclear.

ALTERAR LA HISTORIA

Conviene mencionar aquí la serie La dimensión desconocida (The Twilight Zone, 1959-1964). El episodio Back There (1961) propone un tema que el cine acogerá tarde (en los 80): la alteración de la historia. En Back There, el protagonista viaja a 1865 y tiene la posibilidad de evitar el asesinato de Lincoln.

Hippies contra dinosaurios

Los pasajeros del tiempo (1979). Imagen: Warner Bros.

En los 70, el mundo aprende a no temer la devastación atómica. Había calado la teoría del equilibrio del terror: ninguna potencia nuclear comenzaría una guerra por temor a la destrucción mutua.

Esta década conoce la caída de las dictaduras fascistas de Grecia, Portugal y España, y el fin de la guerra de Vietnam. Por todo esto, los jóvenes de Occidente ven un presente excitante a pesar de la recesión mundial por la crisis del petróleo. La contracultura se propuso romper de una vez por todas con los convencionalismos y los prejuicios de una sociedad conservadora.

En este contexto, interesa el aquí y ahora. Explicaría la disminución de películas de viajes en el tiempo en comparación con los 60. Fueron argumentos recurrentes:

  • Jóvenes que huyen de dinosaurios.
  • Jóvenes que huyen de fantasmas del pasado.
  • Criminales del pasado que llegan al presente.

Esta América que tenía un sueño encontró a Richard Nixon como enemigo. Nixon se convirtió en presidente apoyado por un electorado que deseaba recuperar la América blanca, conservadora y protestante.

REGRESO AL FUTURO

Regreso al futuro fue una de las primeras películas de viajes en el tiempo que uso la nostalgia por los 50.
Regreso a futuro (1985). Imagen: Universal Pictures

Ronald Reagan tomó el testigo de Nixon e impulsó el culto al enriquecimiento rápido. La América que había luchado por los derechos de las mujeres y los negros fue barrida por una América egoísta y violenta. Hollywood captó el espíritu del momento:

  • Películas de yuppies.
  • Jóvenes que desean un millón de dólares antes de los 30.
  • Personajes dispuestos a todo por una herencia.
  • Ricos que acaban como mendigos pero recupera la riqueza en los últimos 15 minutos.

En oposición a la avaricia y la oscuridad de los 80, Hollywood ofreció una visión idealizada de un pasado cercano en apariencia menos complejo. Películas como Regreso al futuro(1985) y Peggy Sue se casó (1986) se convirtieron en referentes.

TERMINATOR

Terminator (1984). Imagen: Fox.

A mediados de los 80, los ordenadores se introdujeron en los trabajos y los hogares. Apareció el miedo a las máquinas. La comedia y el terror describen computadoras que enloquecen y atacan a los humanos. Terminator (1984) encarna estos miedos e inspira un aluvión de películas de asesinos venidos del futuro.

Terminator también cuestiona nuestra relación con la tecnología. ¿Estamos preparados para comprenderla y manejarla?

LA SALVACIÓN DEL APOCALIPSIS ECOLÓGICO

El movimiento ecologista nacido en los 60 adquiere relevancia en los 80 a consecuencia de dos grandes tragedias con miles de muertos y cuyas consecuencias siguen afectando a los supervivientes:

  • La fuga de plaguicida de una fábrica de Estados Unidos en Bhopal (India, 1984).
  • El accidente de Chernóbil (1986).

Hollywood no tarda en captar al creciente público interesado por la conservación del planeta. Star Trek: Salvar la Tierra (Star Trek IV: The Voyage Home, 1986) fue una de las primeras películas con mensaje ecologista. Spock y el capitán Kirk viajan a 1986 para salvar dos ejemplares de ballenas para el futuro.

De los 90 a nuestros días no aparecieron nuevos argumentos de viajes en el tiempo, pero aumentó el número de producciones.

PELÍCULAS DE VIAJES EN EL TIEMPO DE HOY

Donnie Darko.
Donnie Darko (2001). Imagen: Fox

En las producciones del siglo XXI parece que la nostalgia quedó relegada. Destacan dos tipos de historias:

  • Personajes que quieren reparar su vida personal.
  • Personajes que quieren evitar o conservar la historia.

Historias cuyo tema principal es la reparación de los errores. Parece que el intelecto no es suficiente para resolver el estado actual de las cosas, que solo volver al pasado podría ser satisfactorio.

Apenas andaba el siglo XXI, cuando algunos amigos y conocidos coincidieron en expresar cierto hastío por la vida con palabras parecidas a estas:

«Se me está haciendo largo».

Soñaron con un siglo XXI pacífico, luminoso, libre de prejuicios, de radicalismos y de ideas rancias. Parece que se sintieron estafados por las películas sobre el futuro y revistas para aficionados a la ciencia con artículos del tipo 50 cosas que conoceremos en el futuro. Lo sé porque compartíamos los sueños.

Lo cierto es que, a poco que nos interesemos por la historia, coincidiremos con el profesor Steven Pinker: vivimos en la mejor de las épocas. El autor de Los ángeles que llevamos dentro lo demuestra con estadísticas sobre guerras, pobreza y homicidios.

LOS NÚMEROS NO FORMAN PARTE DE NUESTRAS EMOCIONES

El mundo está bien o está mal según cómo me va y según cómo me afecta. Y en este pequeño mundo, cualquier desajuste crea desconcierto o frustración. Se antoja un excesivo desajuste las viejas ideas nocivas y la publicidad que los medios conceden al cretinismo (el terraplanismo, antivacunas, los retos virales…). El conjunto conforma un mundo que invita a huir a otro planeta o a un futuro lejano. Es probable que Hollywood sepa de nuestro descontento, por lo que prepara ya nuevas producciones para la próxima década.

La producción de películas de viajes el tiempo creció en las dos últimas décadas. Según IMDB, se produjeron en el mundo:

  • 350 películas entre 1920 y 2000.
  • 273 películas entre 2001 y 2018.
Películas de viajes en el tiempo producidas entre 1920-2018
Películas de viajes en el tiempo producidas entre 1920-2018

Otro dato que demuestra el auge de este subgénero:

  • Entre 1920 y 1950 se produjeron 19 películas.
  • En 2018 se produjeron 27 (13 de ellas en Hollywood).

De manera que el siglo XXI ha dado, hasta ahora, más películas de viajes en el tiempo que los 50 primeros años del Cine.

A modo de curiosidad diremos que la primera película se produjo en la antigua Checoslovaquia: Noc na Karlstejne (1920). Su argumento: una joven pareja pasa una noche en un castillo y despierta en el siglo XV. Él se convierte en campesino; ella en cortesana… hasta que despiertan en el siglo XX. Realmente es una fantasía con final «todo fue un sueño». Desde entonces, dormir en una casa antigua o castillo se ha convertido en un método sencillo para viajar a la época de su construcción.

¿POR QUÉ INTERESAN LOS VIAJES EN EL TIEMPO CADA VEZ MÁS?

Quizá viajar en el tiempo no fuera un tema popular en las primeras décadas del siglo pasado. De hecho, se escribieron 16 novelas entre 1901-1950. Aún menos que películas.

Las novelas Un yanki en la corte del Rey Arturo (1889) de Mark Twain y La máquina del tiempo (1885) de H. G. Wells fueron éxitos aislados.

Otra razón es que los viajes en el tiempo son placebos con los que el cine y la televisión actuales nos consuela del presente. No fue así en el siglo pasado. Lo veremos abajo recordando el cine de Hollywood.

LAS PRIMERAS PELÍCULAS DE VIAJES EN EL TIEMPO

La Gran Depresión (1929-1939) fue tiempo de hambre y miseria para millones de personas. En el cine, tiempo de musicales, de terror y fantasía, de comedias locas y de lugares exóticos. También, tiempo de gángsteres que mueren al final. Era un aviso: el enriquecimiento ilícito tiene consecuencias.

Los productores querían que los personajes fueran a fiestas lujosas. Creían que así el público olvidaría su vida. Sugerían que la felicidad estaba en otro lugar, no en otro tiempo. Por esto solo se produjeron cinco películas de viajes en el tiempo:

  • Tres son comedias románticas.
  • Dos adaptaciones de Un cuento de Navidad, de Dickens.

Conviene mencionar Repeat Performance (1946) donde la protagonista vive una y otra vez el mismo año. Es el primer bucle temporal en el cine que el lenguaje popular conoce como «repetir el Día de la Marmota» gracias a Atrapado en el tiempo (1993).

Hasta finales de los años 50, las películas de viajes en el tiempo tuvieron como protagonistas:

  • Viajes a la Inglaterra de Arturo.
  • Personajes que buscan restaurar un daño anterior.
  • Fantasmas que atraen a víctimas a su tiempo.

Héroes galácticos que luchan contra villanos a través del tiempo sin contemplar la paradoja del abuelo.

Películas de evasión.

EL TIEMPO EN SUS MANOS

La maquina del tiempo (1960). Imagen: MGM.
La máquina del tiempo (1960). Imagen: MGM.

El tiempo en sus manos (The Time Machine, 1960) cambiará el subgénero. En esta adaptación de la novela de Wells, Rod Taylor viaja 800.000 años al futuro para observar el progreso de la Humanidad. Al llegar descubre dos razas:

  • Una en la superficie: los eloi.
  • Otra que vive bajo tierra: los morlocks, que se alimenta de la primera.

Cómo llegó la civilización a este punto es una incógnita en la novela. La película sugiere que los eloi y los morlocks son producto de una guerra nuclear.

El tiempo en sus manos es hija del miedo a la bomba atómica y de los primeros movimientos ecologistas. Por primera vez, el tema de los viajes en el tiempo acoge los miedos del momento.

La película fue un éxito que inspiró otros viajes al futuro para huir de una guerra nuclear.

ALTERAR LA HISTORIA

Conviene mencionar aquí la serie La dimensión desconocida (The Twilight Zone, 1959-1964). El episodio Back There (1961) propone un tema que el cine acogerá tarde (en los 80): la alteración de la historia. En Back There, el protagonista viaja a 1865 y tiene la posibilidad de evitar el asesinato de Lincoln.

Hippies contra dinosaurios

Los pasajeros del tiempo (1979). Imagen: Warner Bros.

En los 70, el mundo aprende a no temer la devastación atómica. Había calado la teoría del equilibrio del terror: ninguna potencia nuclear comenzaría una guerra por temor a la destrucción mutua.

Esta década conoce la caída de las dictaduras fascistas de Grecia, Portugal y España, y el fin de la guerra de Vietnam. Por todo esto, los jóvenes de Occidente ven un presente excitante a pesar de la recesión mundial por la crisis del petróleo. La contracultura se propuso romper de una vez por todas con los convencionalismos y los prejuicios de una sociedad conservadora.

En este contexto, interesa el aquí y ahora. Explicaría la disminución de películas de viajes en el tiempo en comparación con los 60. Fueron argumentos recurrentes:

  • Jóvenes que huyen de dinosaurios.
  • Jóvenes que huyen de fantasmas del pasado.
  • Criminales del pasado que llegan al presente.

Esta América que tenía un sueño encontró a Richard Nixon como enemigo. Nixon se convirtió en presidente apoyado por un electorado que deseaba recuperar la América blanca, conservadora y protestante.

REGRESO AL FUTURO

Regreso al futuro fue una de las primeras películas de viajes en el tiempo que uso la nostalgia por los 50.
Regreso a futuro (1985). Imagen: Universal Pictures

Ronald Reagan tomó el testigo de Nixon e impulsó el culto al enriquecimiento rápido. La América que había luchado por los derechos de las mujeres y los negros fue barrida por una América egoísta y violenta. Hollywood captó el espíritu del momento:

  • Películas de yuppies.
  • Jóvenes que desean un millón de dólares antes de los 30.
  • Personajes dispuestos a todo por una herencia.
  • Ricos que acaban como mendigos pero recupera la riqueza en los últimos 15 minutos.

En oposición a la avaricia y la oscuridad de los 80, Hollywood ofreció una visión idealizada de un pasado cercano en apariencia menos complejo. Películas como Regreso al futuro(1985) y Peggy Sue se casó (1986) se convirtieron en referentes.

TERMINATOR

Terminator (1984). Imagen: Fox.

A mediados de los 80, los ordenadores se introdujeron en los trabajos y los hogares. Apareció el miedo a las máquinas. La comedia y el terror describen computadoras que enloquecen y atacan a los humanos. Terminator (1984) encarna estos miedos e inspira un aluvión de películas de asesinos venidos del futuro.

Terminator también cuestiona nuestra relación con la tecnología. ¿Estamos preparados para comprenderla y manejarla?

LA SALVACIÓN DEL APOCALIPSIS ECOLÓGICO

El movimiento ecologista nacido en los 60 adquiere relevancia en los 80 a consecuencia de dos grandes tragedias con miles de muertos y cuyas consecuencias siguen afectando a los supervivientes:

  • La fuga de plaguicida de una fábrica de Estados Unidos en Bhopal (India, 1984).
  • El accidente de Chernóbil (1986).

Hollywood no tarda en captar al creciente público interesado por la conservación del planeta. Star Trek: Salvar la Tierra (Star Trek IV: The Voyage Home, 1986) fue una de las primeras películas con mensaje ecologista. Spock y el capitán Kirk viajan a 1986 para salvar dos ejemplares de ballenas para el futuro.

De los 90 a nuestros días no aparecieron nuevos argumentos de viajes en el tiempo, pero aumentó el número de producciones.

PELÍCULAS DE VIAJES EN EL TIEMPO DE HOY

Donnie Darko.
Donnie Darko (2001). Imagen: Fox

En las producciones del siglo XXI parece que la nostalgia quedó relegada. Destacan dos tipos de historias:

  • Personajes que quieren reparar su vida personal.
  • Personajes que quieren evitar o conservar la historia.

Historias cuyo tema principal es la reparación de los errores. Parece que el intelecto no es suficiente para resolver el estado actual de las cosas, que solo volver al pasado podría ser satisfactorio.

Apenas andaba el siglo XXI, cuando algunos amigos y conocidos coincidieron en expresar cierto hastío por la vida con palabras parecidas a estas:

«Se me está haciendo largo».

Soñaron con un siglo XXI pacífico, luminoso, libre de prejuicios, de radicalismos y de ideas rancias. Parece que se sintieron estafados por las películas sobre el futuro y revistas para aficionados a la ciencia con artículos del tipo 50 cosas que conoceremos en el futuro. Lo sé porque compartíamos los sueños.

Lo cierto es que, a poco que nos interesemos por la historia, coincidiremos con el profesor Steven Pinker: vivimos en la mejor de las épocas. El autor de Los ángeles que llevamos dentro lo demuestra con estadísticas sobre guerras, pobreza y homicidios.

LOS NÚMEROS NO FORMAN PARTE DE NUESTRAS EMOCIONES

El mundo está bien o está mal según cómo me va y según cómo me afecta. Y en este pequeño mundo, cualquier desajuste crea desconcierto o frustración. Se antoja un excesivo desajuste las viejas ideas nocivas y la publicidad que los medios conceden al cretinismo (el terraplanismo, antivacunas, los retos virales…). El conjunto conforma un mundo que invita a huir a otro planeta o a un futuro lejano. Es probable que Hollywood sepa de nuestro descontento, por lo que prepara ya nuevas producciones para la próxima década.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La complicada tarea de resumir una revista sin decir una palabra
Las gafas me ponen
El color de los sueños y las pesadillas
¿Eres un tuitero republicano (de derechas) o happy-flower?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *