fbpx
9 de julio 2014    /   CREATIVIDAD
por
 

«¿Cómo van a ser masculinos los pelos del chocho?»

9 de julio 2014    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Digamos que me depilo con cera una vez al mes hace veinte años: son doscientos cuarenta meses depilándome. Digamos que cada vez me cobraron –tirando a la baja– unos veinticinco euros: son seis mil euros que se llevó la cera, pegados a ella como los pelos, a la basura, como los pelos.
Seis mil euros, tía, seis mil.

Y no es solo lo que cuesta económicamente, es también el precio del dolor. ¿Tú sabes –claro que sabes– lo que es que te arranquen el vello de tu cuerpo con cera caliente? Te ponen una capa gorda de cera caliente y tiran de ella con fuerza. ¡Ras! Y se repite la operación. ¡Ras!
Arrancar es el verbo. No quitar, no remover: arrancar. Llevo veinte años cerrando los ojos antes del salvaje tirón y llamándome «maldita hirsuta», «bestia peluda» y cosas así cada vez que, abierta como rana de disección, me hacen –arrancan– las ingles.
A veces, quien lo vivió lo sabe, la cera está demasiado caliente y entonces quedan manchas rojas, quemaduras a lo cebra, en los muslos y en la parte baja del vientre. A veces, quien lo vivió lo sabe, la cera se engancha con la braga que se engancha con el pelo que se engancha con la cera y se arma un cogeculo de tela, cera, pelo y agonía inenarrable.
A veces, quien lo vivió lo sabe, una esteticista inexperta va sacando trocitos diminutos, como quien hace patchwork con tu piel, y el sufrimiento se extiende en el tiempo y en el espacio hasta que lloras, sí, lágrimas caen sobre la camilla cubierta de un papel que indefectiblemente se te pega a los trozos de cera que tienes en el cuerpo, mientras tú estás ahí, humillada, maldiciéndote por no poner fin a esto y por imaginar tu estampa: llorando con las piernas como una rana y la braga atada con un trozo de papel.
Dios, es tan parecido al sadismo. Pero no, se diferencia en que pagamos por esto. Seis mil euros he entregado yo al potro de tortura llamado centro de belleza (de belleza, mis ovarios, llamémoslo por su nombre: centro de dolor).
Siempre me pregunto por qué mis folículos no se dan cuenta de una puñetera vez –veinte años, hombre, veinte años– que no quiero que ahí salga pelo, que los torturo, que los extraigo con dolores indecibles, que si no salieran nunca más yo sería la hembra más feliz del mundo.
Digo, ¿la evolución no es darse cuenta de que las mujeres no queremos pelo en el labio, las axilas, las piernas o las ingles?
Maldito Darwin.
10425092_776841295689026_3019833826388299328_n
Tú dirás, pero por qué gastar, por qué sufrir, por qué no mejor afeitarte con cuchilla, que es barato, rápido e indoloro –cuando no te cortas por hacerlo a toda leche–. Pues resulta que la piel que te recubre, proletaria, es de princesa y si te afeitas te aparece una especie de sarna: picores incontrolables, rojeces, ampollitas que se revientan y sangran, la piel como con quemaduras graves. El horror.
Cuántas veces me he preguntado «¿y si no me depilo más?» y entonces he descubierto que la misma pregunta se hizo la genial ilustradora Rocío Salazar en una serie de divertidas viñetas, que han acompañado este texto desde el principio, sobre el polémico vello corporal.
La depilación, tal como la ve Rocío y miles de mujeres alrededor del mundo, es una esclavitud a la que nos vemos forzadas desde pequeñas por la industria, el canon de belleza femenino, los mandatos sociales y quién sabe qué intricada misoginia estética en la que siempre, siempre, siempre, las mujeres salimos perdiendo (dinero, tiempo, paz mental, seguridad en nosotras mismas, etcétera).
Porque, y he aquí una reflexión que me hago hace tiempo, si los hombres pueden dejarse esas horripilantes barbas de leñadores –ya hablaré otro día sobre ese atentado–, ¿por qué nosotras no podemos dejarnos largos nuestros pelitos?
Así que vuelvo a preguntarme con Rocío: «¿y si no me depilo más?»
¿Ustedes qué dicen?
1506635_746719555367867_390736990632339422_n
10339586_748903951816094_187039633144338140_n
10313551_745767678796388_3574666764594177561_n
10307359_758452630861226_5452295497978217534_n
10294433_752960378077118_1600006910595178752_n
10291101_738691199504036_2608238378686605172_n
10257669_750838611622628_795805866408492865_n
10157138_743355882370901_3983458790072567167_n
10155677_739623376077485_5769000167283478843_n
10152585_739623189410837_795870129972402733_n
10154097_740887102617779_2140571009321878477_n
1972305_738691032837386_1742452279621698109_n
1907631_741471719225984_4716781162450991345_n

Digamos que me depilo con cera una vez al mes hace veinte años: son doscientos cuarenta meses depilándome. Digamos que cada vez me cobraron –tirando a la baja– unos veinticinco euros: son seis mil euros que se llevó la cera, pegados a ella como los pelos, a la basura, como los pelos.
Seis mil euros, tía, seis mil.

Y no es solo lo que cuesta económicamente, es también el precio del dolor. ¿Tú sabes –claro que sabes– lo que es que te arranquen el vello de tu cuerpo con cera caliente? Te ponen una capa gorda de cera caliente y tiran de ella con fuerza. ¡Ras! Y se repite la operación. ¡Ras!
Arrancar es el verbo. No quitar, no remover: arrancar. Llevo veinte años cerrando los ojos antes del salvaje tirón y llamándome «maldita hirsuta», «bestia peluda» y cosas así cada vez que, abierta como rana de disección, me hacen –arrancan– las ingles.
A veces, quien lo vivió lo sabe, la cera está demasiado caliente y entonces quedan manchas rojas, quemaduras a lo cebra, en los muslos y en la parte baja del vientre. A veces, quien lo vivió lo sabe, la cera se engancha con la braga que se engancha con el pelo que se engancha con la cera y se arma un cogeculo de tela, cera, pelo y agonía inenarrable.
A veces, quien lo vivió lo sabe, una esteticista inexperta va sacando trocitos diminutos, como quien hace patchwork con tu piel, y el sufrimiento se extiende en el tiempo y en el espacio hasta que lloras, sí, lágrimas caen sobre la camilla cubierta de un papel que indefectiblemente se te pega a los trozos de cera que tienes en el cuerpo, mientras tú estás ahí, humillada, maldiciéndote por no poner fin a esto y por imaginar tu estampa: llorando con las piernas como una rana y la braga atada con un trozo de papel.
Dios, es tan parecido al sadismo. Pero no, se diferencia en que pagamos por esto. Seis mil euros he entregado yo al potro de tortura llamado centro de belleza (de belleza, mis ovarios, llamémoslo por su nombre: centro de dolor).
Siempre me pregunto por qué mis folículos no se dan cuenta de una puñetera vez –veinte años, hombre, veinte años– que no quiero que ahí salga pelo, que los torturo, que los extraigo con dolores indecibles, que si no salieran nunca más yo sería la hembra más feliz del mundo.
Digo, ¿la evolución no es darse cuenta de que las mujeres no queremos pelo en el labio, las axilas, las piernas o las ingles?
Maldito Darwin.
10425092_776841295689026_3019833826388299328_n
Tú dirás, pero por qué gastar, por qué sufrir, por qué no mejor afeitarte con cuchilla, que es barato, rápido e indoloro –cuando no te cortas por hacerlo a toda leche–. Pues resulta que la piel que te recubre, proletaria, es de princesa y si te afeitas te aparece una especie de sarna: picores incontrolables, rojeces, ampollitas que se revientan y sangran, la piel como con quemaduras graves. El horror.
Cuántas veces me he preguntado «¿y si no me depilo más?» y entonces he descubierto que la misma pregunta se hizo la genial ilustradora Rocío Salazar en una serie de divertidas viñetas, que han acompañado este texto desde el principio, sobre el polémico vello corporal.
La depilación, tal como la ve Rocío y miles de mujeres alrededor del mundo, es una esclavitud a la que nos vemos forzadas desde pequeñas por la industria, el canon de belleza femenino, los mandatos sociales y quién sabe qué intricada misoginia estética en la que siempre, siempre, siempre, las mujeres salimos perdiendo (dinero, tiempo, paz mental, seguridad en nosotras mismas, etcétera).
Porque, y he aquí una reflexión que me hago hace tiempo, si los hombres pueden dejarse esas horripilantes barbas de leñadores –ya hablaré otro día sobre ese atentado–, ¿por qué nosotras no podemos dejarnos largos nuestros pelitos?
Así que vuelvo a preguntarme con Rocío: «¿y si no me depilo más?»
¿Ustedes qué dicen?
1506635_746719555367867_390736990632339422_n
10339586_748903951816094_187039633144338140_n
10313551_745767678796388_3574666764594177561_n
10307359_758452630861226_5452295497978217534_n
10294433_752960378077118_1600006910595178752_n
10291101_738691199504036_2608238378686605172_n
10257669_750838611622628_795805866408492865_n
10157138_743355882370901_3983458790072567167_n
10155677_739623376077485_5769000167283478843_n
10152585_739623189410837_795870129972402733_n
10154097_740887102617779_2140571009321878477_n
1972305_738691032837386_1742452279621698109_n
1907631_741471719225984_4716781162450991345_n

Compártelo twitter facebook whatsapp
Lo más leído de la semana en Yorokobu
La anti-autoescuela Fitipaldi
Helen Green: Let's Dance!
El teatro sin paredes que recorre Escocia en busca de audiencia on y offline
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 78
  • Yo digo que ya está bien de apropiarse de esto como un tema femenino. Los hombres sufrimos igualmente, o más. O nos afeitamos la barba todos los días con cuchilla, o nos dedicamos a recortarla a lo hipster como complemento de moda. Especialmente en España, ya no es aceptable ser un hombre y dejarse una selva entre las partes o ir sin depilarse las piernas a la playa. Y nosotros tenemos más bello. Mucho, mucho más bello. En la cara. En el pecho. Algunos incluso en la espalda.

      • pues yo pienso que en parte tiene razón, los cánones de belleza no sólo existen para las mujeres, los hombres también sufren la presión estética, aunque para las mujeres es más fuerte.
        Y por cierto, qué generalización tan bestia: ¿Tu sabes si es heterosexual o homosexual o si es blanco o negro? xD

        • a parte de eso, EXCELENTE ARTÍCULO, no deberíamos depilarnos pero algunas aun no somos capaces de dar este paso, supongo que nos importa demasiado lo que piensen de nosotras. Yo me depilo con cuchilla des de que empecé a depilarme, al igual sufro por esa tontería que es la depilación y encima pagando…. 😉 un saludo!

    • Perdona no has visto la moda de la barba? Hasta el rey y el presidente la siguen, no te digo más. Y lo de depilarse en los tíos sigue siendo opcional, una mujer no puede ir sin depilar si quiere trabajar atendiendo al público por ejemplo, creo que un chico con los pelos en las piernas no vive esta situación, por favor. No sé en qué ambientes te moverás de verdad.

      • Marina, eso es porque los hombres no suelen poder llevar pantalón corto en lugares de atención al público. A ver a cuantos tíos ves con bermudas en un mostrador. Y menos áun con escote, o con escote abierto en la espalda.
        Si los vieras, verías como los hombres tendrían que depilarse hasta la chepa.

  • Di todo lo que quieras para convencerte a ti misma, pero los pelos en una tia quedan mal, al menos a mi parecer, para gusto los colores y fuera modas. Como dicen por aquí arriba los tios tenemos mucho más pelo, en verano parece que no pero hace que sudes más y huelas más si esto no es antihigiénico dime tu lo que es. Convéncete si quieres pero los pelos son feos y no aportan nada.

    • ¿Tan difícil te es aceptar y pensar que nuestras costrumbres son costumbres vienen por tradición, de algún momento? Antes no todas las mujeres se depilaban (de hecho, pocas). Y además, en algunos lugares del mundo no se hace. ¿No sabes que la naturaleza es sabia, y si nos ha puesto pelos en X zonas es porque son necesarios? Te han convencido (y a mí) de que son antiestéticos, en cierto lugar y por cierta razón. Por eso los ves feos, no es que lo sean, y al igual que empezó la moda metrosexual masculina, empezó la depilación femenina. Piensa un poco.

      • Los únicos que se me vienen a la mente como innecesarios o incómodos son los de las axilas, porque generan mal olor corporal por el sudor. El bigote está para impedir que se meta en la boca, al igual que las cejas (sí, esas que se empiezan a quitar algunas, por MODA).

      • El pelo al igual que alguno de los dedos de los pies o el vestigio del final de la columna lo tenemos por que no hemos terminado de evolucionar, ni a ti te hace falta pelo ni la naturaleza te lo ha dado por que sea sabia, el ser humano empezó a perder pelo el día que empezó a ponerse capas por encima de la piel, lo que nos queda es un bello bestigial que con el tiempo perderemos si o si. Igual que el dedo pequeño del pie algún día lo perderemos por que es inútil en nuestro cuerpo. Otra cosa es hablar de las modas, a mi personalmente no me gusta una mujer peluda, si se quiere dejar la selva negra halla ella pero es un tema de estética sexual por que admitamos lo nadie se va a poner a lamer nada que parezca una bola de pelo.

    • Oh, como nos preocupa lo q pienses d nuestro pelo. .. pero q t has creido, soberbio engreido? No eres el centro del mundo ni nacimos para complacerte. Supera ya el egocentrismo infantil.

        • Vaya tela, qué miedo tenéis algunos hombres de las mujeres. ¿Envidia del pene? Por favor!!! Como se puede ser tan engreído, creído y tener esa falta absoluta de inteligencia. Desde luego antes de acercarme a hombres como tu prefiero acercarme a chocho peludos.

  • Después de leer esto agradezco que mi cuerpo casi no produzca vellos, no se si esto es «activismo» (por mi condición a-peluda) pero nunca me he depilado las piernas menos la entrepierna y las axilas solo cuando se notan un poco más de la cuenta.

  • Me parece perfecto, pero si llevas una selva ahí abajo paso de comerte el coño.
    Y creo que hablo en nombre del 97% de los hombres heterosexuales de este planeta.

    • «Me parece perfecto, pero si llevas una selva en los huevos paso de comerte la polla.»
      ¿Te gusta? 😀 pues adelante, depílate los huevos con cera un rato, a ver qué tal.
      A todo esto… quizás algunas prefieren follarse al 3% de los tíos antes que a un 97% de tíos egoístas que no les basta con controlar su propio cuerpo sino que tienen que controlar el de sus parejas/ligues. También, no sé si lo habrás pensado, pero hay un porcentaje de tías (y tíos) que no sólo se follan a hombres 🙂 y, desde la experiencia, te digo que las mujeres entre nosotras no nos exigimos tener el coño rasurado para tener sexo, porque entendemos que eso es decisión de la otra persona y que si se me mete un pelo en la boca (que no suele ser más de uno o dos aunque tengas ahí «una selva», según tus palabras) se saca y no nos morimos ^^ .
      No discuto la belleza de tu fantástico pene que te da la potestad de decidir sobre la vida de los demás. No discutas tú belleza de lo que los demás tengan entre las piernas.
      Por cierto, antes de que pienses lo típico de «seguro que me dice esto porque ella es un yeti lleno de pelos», te diré que por suerte (suerte porque vivo en la sociedad que vivo) no tengo vello corporal apenas y no necesito depilarme. Pero desde luego NUNCA le voy a exigir a mi pareja que haga con su cuerpo lo que A MÍ me apetezca, porque es su cuerpo y si no me gusta, me jodo, o me busco a otra persona o me compro un juguete en el sex shop.

      • Tienes toda la razón del mundo, yo soy de las que prefiere follarse al 3% y eso que me depilo (cuando me apetece, que no es siempre), claro está que lo hago por que quiero, solo faltaría que tuviera que hacerlo por que el tío al que me estuviera «beneficiando» le pareciera o me insinuara, que me sobra pelo en alguna de las zonas donde la naturaleza ha decidido agraciar me con vello. De hecho tengo comprobado que cuando menos le importa a un tío esas frivolidades…mejor es en la cama. (Así que no digo na y lo digo todo «97%»)

        • Pues yo no me he depilado el coño en la vida, tengo 40 años y he follado con cientos de tios, una gran parte de los cuales me comieron el coño con mucho gusto. Debo haber pillado yo a todos los de ese 3% mundial… o quizas señor pablito es que usted vive en un mundo un tanto irreal

    • Pues yo no se si es que soy del 3% ese que te has sacado de la manga, o es que tus datos son tan fiables como los de la bajada del paro, pero a mi, que soy hombre y me gustan las chicas, te puedo asegurar que no me molesta en absoluto que tengan pelos en el chocho. Es hasta casi mejor, porque a la que empiezan a crecer, pinchan los cabrones.
      Respecto a la depilación en general, eso debería ir en función de lo que cada una decida en función de como se vea a sí misma. Igual que yo no me depilo, pero en cambio si que me afeito porque a mí no me gusta como me queda mi barba, las mujeres que se depilen, que sean porque ellas, a sí mismas, se vean más guapas así, pero no porque lo mande una estúpida moda.
      Pd: los que defienden la depilación con el argumento de la higiene (sobre todo en los bajos)… Consultad a un dermatólogo. Os vais a llevar una sorpesa

    • Pues mi 3% está tan sexi cuando se saca de la boca algún pelillo…
      Supongo que él opinará lo mismo de mi.
      Voy a ver. ¡Ahí os quedáis!

    • Yo no sé con qué clase de mujeres o relacionáis ni qué tipo de hombres sois, pero me da que bastante cortitos ambos. ¿A las mujeres no nos mola la barriga? Vaya tela. Si te interesas sólo por barbies sin cerebro es que tu mismo eres igual. Ale, a cultivar abdominales y a buscar a una con el chochete de la Barby, sed felices juntos. Procurad no procrear.

  • Esta es probablemente una de las reclamaciones sociales más absurdas que se asumen como normales (más o menos). Una cuestión cultural de la que se dice que es machista porque afecta a la mujer. Vamos a ver, no todo lo que afecté a la mujer es machista, ni toda mujer que piense que el pelo en sus piernas está feo lo piensa porque el sistema patriarcal se lo a metido en la cabeza contranatura. Es una cuestión cultural, claro, pero no por ello es machista. A la gente le atrae más (generalmente, no me baso en datos pero es tan evidente que me aventuro, a lo loco, crazy total) una mujer depilada que una que se haya abrazado el más absoluto de los naturalísmos, y si alguna pregunta por que tiene su cuerpo que adecuarse a lo que otros piensen de él, ya se lo digo: no tiene. No tienes por qué atraerle más o menos a los demás, cada cual que decida. Eso sí, abrazar esa estética (fea, porque es fea, es que es fea) como un acto de activismo es absurdo.
    Las barbas de leñadores se las pueden dejar los hombres hoy, por moda, por cuestión cultural, pero el afeitado rasurado sigue resonando y a veces se dice que la barba te hace parecer «vagabundo» (más implicaciones de clase en este dicho popular, activistas del mundo, ¡alzaos!) y no voy a ir lloriqueando por ahí (he dicho que lo del pelo en las piernas es lloriqueo y algún gilipollas dirá que eso implica machismo, pero creedme, a veces puedo hablar mal de una mujer concreta por algo más que por su condición de mujer).
    Habrá asuntos importantes que tratar sobre el machismo y anda la gente perdiendo la cabeza por esta soberana gilipollez.

      • Haga el favor de argumentar algo. Yo he dicho que me parece una gilipollez, pero he argumentado por qué, no lo he probado ni me habré currado el argumento más consistente del mundo, pero haga el favor de responder con algo más que una queja al aire.
        PD: ¿Soy invecil porque soy varón? ¿Se da cuenta de lo que parece usted?

        • ¿»Invecil»? Revisa lo que escribes, tanto gramaticalmente como argumentalmente. Es sexista el pensar que «es feo» que las mujeres tengan vello en los genitales, piernas, axilas y bigote, y no para los hombres. Y es cultural porque no se ha dado en todas las épocas, ni en todas las culturas, por tanto, es aprendido, y por ello, se puede «desaprender», y se empieza reivindicando, y es bueno que exista gente, como tú, que lo critique, porque no haces sino dar más validez a nuestros argumentos feministas, aunque no seas consciente ni entiendas porqué lo digo.

        • De hecho se escribe Imbécil, detras de «m» una «b» o una «p»… esto es de primaria… cuando ibamos al colegio en falda y las piernas llenas de pelos.. 🙂

        • Oye, me parecen geniales las dos opiniones pero: «¿Cómo se nota que eres hombre?»
          ¿Te paso una lista de hombres escritores o no hace falta?
          Va, no me generalices que sé que tienes más clase.
          Un saludo.

          • ME EKIBOKÉ, LO YO SIENTO MUSHO. Pueden pasarse media vida hablando de mir farta de ortográfico, es el abc del argumentador serio. Sí, sé que hay escritores hombres, madre de Dios (aquí me encuentro en una disyuntiva, si escribo Dios en minúscula puede acusárseme de tener faltas de ortografía, pero si lo escribo en mayúscula de darle importancia a la religión como fascista evidente que soy, qué encrucijada).
            Hay mujeres que consideran que llevar barba de leñador (¿cómo se sentirá el colectivo de leñadores con todo esto?) es feo de cojones y POR LA SANGRE DE CRISTO (dos alusiones religiosas, fascista hasta las trancas) QUE NO HAY UN ÁPICE DE SEXISMO EN ESAS OPINIONES. Les parece feo y punto, un punto grande y gigantesco, un punto como Júpiter de grande.
            Del mismo modo hay un cyberbulling descarado a todo hombre que se curra a tope los brazos en el gimnasio y luego tiene piernas flacuchas, eso está más a la orden del día que citar al Paulo Cohelo y no he visto a ningún gilipollas erigirse como defensor del hombre patagallina. No, la gente piensa que es feo porque a la gente le parece que es feo. Es algo que sólo corresponde a los hombres porque no se ven muchas mujeres croisant por la calle con patas flacuchas. PUES IGUALMENTE EL PELO EN LAS PIERNAS DE UNA MUJER LE VA A PARECER FEO A TODO QUISQUI POR MUCHO QUE LA MELENA DE PIERNA QUIERA SER VISTA COMO UN ACTO DE INSURRECCIÓN.
            Todo el mundo es libre de llevar barba, de tener pelos en las piernas y de parecer un croisant andante. Pero cuando tratamos de confundir convenientemente lo que la gente ve bonito o no con el sexismo estamos siendo sectarios y majaderos.

  • Creo que acusar al patriarcado de tirano y luego pedir latigazos es cuanto menos contradictorio. Yo tengo 39 años y no me depilo. Sin reivindicar nada, con naturalidad, por evitar un rato doloroso y simplificar mi existencia. Cuando alguna vez algún hombre (de verdad que escasos) me ha dicho algo sobre mi falta de depilación, lo he tomado como señal de que no íbamos a congeniar de ninguna manera (menos aún en lo sexual), lo que ha facilitado pistas muy útiles para tomar caminos separados. Y respecto a los que se niegan al sexo oral con vello, sólo deciros que así es más fácil ver el clítoris (la pincelada de carne), para evitar tener que enseñar lo básico cada vez.
    Eso sí, la decisión implica, en muchas ocasiones, ser más auténtica, aceptar dejar de ser un modelo en el que posan las miradas lujuriosas. ¿O es lo que quieres en realidad?

  • Resumen para el que no se lo quiera leer entero:
    «No me quiero depilar por que me hace daño y es caro, así que las mujeres no deberiamos depilarnos ya que es muy femenino ir con pelos en el sobaco y en el coño y piernas y como yo pienso que es bueno debe serlo y seguro que a los hombres no les da asco o son idiotas».
    Lo mejor de todo:
    «Digo, ¿la evolución no es darse cuenta de que las mujeres no queremos pelo en el labio, las axilas, las piernas o las ingles?
    Maldito Darwin.»
    Agradezco a la autora uno de los mas simples mecanismos de marcador de idiotas, id peluditas y creeros princesitas monstruitas a ver cuantos os tocan. Y no serà por que seais demasiado.

  • Una cosa es simple, las mujeres son coquetas y como tal no les gusta el mal olor que puede producir el sudor y la retención de éste en los pelos. Les gusta lucir piernas, ir perfumadas, maquilladas y demás. Por esa regla entonces adiós al arreglo personal y volvamos a la época de los amigos trogloditas, adiós a la higiene y volvamos a ser animales que se bañan sólo en verano en el mar, lago o río. Vamos no me jodas, tía acomplejada que intenta ocultar su trauma haciendo que todas las personas, incluso hombres y su depilación, den un paso atrás y poder ella sentirse más cómoda…….

  • Me parece estupendo el artículo, y todavía más las ilustraciones.
    Yo, como varón, empiezo a sentir una cierta tendencia cultural a exigir que los hombres también nos depilemos. Y que tengamos un abdomen con la textura de una tabla de planchar. No me estoy quejando: sé que para las mujeres es mil veces peor. Simplemente me ayuda a comprender lo que tienen que soportar.
    Aplaudo a cualquier mujer que se niegue a pasar por la doble tortura de la cera y el régimen, a pesar de la presión extrema (sobre todo, reconozcámoslo, de las otras mujeres). Y lo mismo otras torturas como los zapatos de tacón, el maquillaje… Las que se rinden a la «feminidad» convencional, más que atraerme, me dan lástima.
    La reacción lógica ante estos requerimientos es decir: ¡Que les den! La depilación es antinatural, dolorosa e innecesaria (además de cara). Por lo tanto, hay que rechazarla. Si el pelo de alguna zona causa alguna molestia, se recorta o se afeita, pero sólo en ese caso. Y NUNCA eliminar el de las axilas y la entrepierna. La naturaleza lo colocó ahí por algo. Con una buena higiene, no es más maloliente que el pelo de la cabeza. Y tampoco tiene por qué estorbar en cualquier tipo de relación sexual. Personalmente, el vello púbico me excita, mucho más que su ausencia.
    Los que se niegan a aceptar a las mujeres en su estado natural quizá tengan que hacérselo mirar. ¿No serán pedófilos en el armario? Cuidado.

    • —En Internet puedes leer cualquier cosa. Por ejemplo, el otro día vi a una mujer tachar de pedófilo a un hombre porque no le gustaba una mujer con vello.
      —No jodas.
      —*Risas.

  • No es antihigienico, es antiestetico, es como usar desodorante.. si no te quieres gastar mucho dinero, en el chino 1 euro un paquete de cuchillicas estupendas. Es un asco, lo mires por donde lo mires, no es cuestion de oooooh mira lo que dice oooooh q feminista soy por no depilarme oooh mi cuerpo mis normas, es una puta guarrada. Un sobaco sin depilar huele peor, es antihigienico, antiestetico, asqueroso e igual q unas piernas y una zona del bikini. Todo estas tonterias son feminismos de pacotilla que no llevan a ningun lado. Gilipolleces y tonterias.

    • Querida Nuria:
      Por curiosidad ¿Te merecen la misma opinión los sobacos, las piernas y las ingles sin depilar de los hombres? Me la voy a jugar, así a lo loco, a que no. Gracias de antemano por la respuesta que, intuyo, va a ser tan brillante como lo que aquí arriba dejas.

    • Yo antes me depilaba pero ya no y puedo asegurar que huelo exactamente igual. Eso de que los pelos hacen que huelas mal es falso, y me refiero a los pelos de las piernas, sobacos, bigote y entrepierna.

  • Una mujer tiene tanto derecho a dejarse crecer el vello como un hombre a sentir asco de él. Así que dejad de montar circos como éste y haced lo que queráis con vuestro cuerpo. Otra cosa es que nos gustéis.

    • Pues durante siglos a los hombres les ha dado igual el vello femenino. Aquí seguimos los humanos. ¿Tu abuela se depilaba? Porque ya te digo yo que es bastante probable que no, y mucho menos el chocho ¡Por favor!

  • Mira no tenéis ni idea. Hoy en día los hombres están en una situación muchísimo peor que las mujeres en muchos sentidos. Vosotros tenéis mucha tradición, consejos, ayuda. Hay una falta increíble de roles masculinos a los que imitar. Los hombres adolescentes se ven coaccionados por la sociedad a sufrir en el gimnasio para sacar musculo, beber batidos de proteínas, depilarse sus axilas, las piernas para la playa, sus partes para tener éxito en la cama, etc. El 90% de estos temas es todavía tabú entre los hombres, no saben a quién preguntar, con quién hablar. Sacar estos temas te hace ser menos masculino, y al mismo tiempo es una necesidad social. Hay mucha presión y verguenza entre los hombres. Otra cosa es que no se hable de ella. Que no nos quejemos tanto públicamente.

  • Todos tenéis razón, y todos estáis equivocados.
    Lo primero de todo es que el cuerpo de cada uno, es de cada uno, y cada uno es TOTALMENTE libre (al menos en los países digamos tolerantes y del primer mundo) de hacer con él lo que le dé la gana. La/el que se depile por presión social, su problema no es depilarse, sino el no ser capaz de aparecer ante el mundo como le dé la real gana. Luego, cada cual tendrá sus preferencias estéticas en la otra persona, buscará alguien afín y si cuando le quita la ropa se encuentra lo que no esperaba (sea mucho o sea nada), será libre de decidir cuánto le afecta eso a su vida sexual y de pareja, o de rollo de una noche, y si lo quiere o no lo quiere. A su vez, nuestr@ protagonist@ podrá decidir si cambia sus hábitos para mantener a su pareja o rollos o le parece una soberana tontería y por lo tanto se queda sin ella y busca otra que le deje vivir su vida y su cuerpo como le dé la gana.
    Yo, para el sexo, prefiero cuanto menos bello mejor. Pido al menos tenerlo ‘arreglado’, si no depilado. Yo me he liado con tías a las 8am al acabar una noche de fiesta en verano, y tras 8h bebiendo, sudando y meando, lo que te encuentras si no hay un poco de higiene es.. espeluznante. Lo mismo con mi entrepierna, por supuesto, por eso la llevo recortadita siempre. Y bastante. Y se suda menos y es más limpio. Y para mí más cómodo. Y lo mismo con las axilas. Sin llegar a raparme porque no me gusta; y si alguna prefiere un oso de las cavernas o un tío metrosexuales más depilado que ella, lo respeto. Si me interesa mucho quizás me haga cambiar de opinión. Si no, no. Y punto.
    Y por último, y sin entrar en detalles, creo que hay que diferenciar el ‘mi cuerpo es así’ con la ‘dejadez absoluta’. Podemos si no ir echándonos pedos en los autobuses, cagar en la calle cuando nos entren ganas y limpiarnos con la mano, no vestirnos y taparnos nuestras partes con el pelo de la cabeza que ¿para qué? tampoco cortaremos nunca.. no calzarnos ni cortarnos las uñas, como decían por ahí sólo bañarnos en la playa y tener el mismo cuidado con nuestras casas.
    Saludos a todos..

  • Primero no entiendo porque muchas saltáis al cuello cada vez que un hombre da su opinión. Se debería advertir que las opiniones de los tios van a ser criticadas con malas formas si no siguen el patrón feminista. Que un tio piense que el pelo en una mujer quede mal es tan aceptable como que una mujer piense que la barba en un hombre queda mal. Nadie habla de que tengáis que poneros guapas para un hombre salvo vosotras.
    A mi que una mujer se deje los pelos del chocho o el sobaco o bigote me da igual. Si me gustan hirsutas me parecerá una belleza y si no, pues me parecerá un adefesio, y desde luego espero poder comentarlo abiertamente en un blog como este sin que 25 tias histericas pongan el grito en el cielo. Si el administrador no elimina mi comentario, entenderé que no estoy ofendiendo a nadie.
    En muchos aspectos el feminismo esta copiando los peores arquetipos del machismo y artículos o comentarios como algunos de este foro van a puñal con las opiniones diferentes.
    Que me parezca feo un chocho peludo no me convierte en machista. Atacad la publicidad paternalista de cremas y compresas, esa sí que da una imagen patética de la mujer.

  • Xé, que cada uno y que cada una haga lo que le dé la gana con su cuerpo, que piense y comente aquí lo que le dé la gana, que tenga las preferencias que le dé la gana y que se acueste con su estilo de persona o que cambie de preferencias o que siga con las mismas siempre. ¡Pero respetaos l@s un@s a l@s otr@s, por Dios, que parece mentira que vivamos en países llamados «civilizados»! Juntaos los que coincidáis en estilo y los que no, que respeten a los que piensen de forma distinta a ell@s. Sed tod@s felices y haced lo que os dé la real gana a vosotr@s y no a l@s demás, que nadie asesina ni lleva a juicio ni a un campo de concentración a nadie hoy por ir o por no ir depilad@!! -_-«

  • Jajajaja ¡que bueno!
    Me uno: ¡Yo tampoco pienso depilarme! Y eso que ahora parece que también es «obligatorio» que lo hagamos nosotros.
    Con lo bajo que tenemos el umbral del dolor (bueno, con lo quejicas que somos, vale)…
    El mundo está loco.
    A.

    • Por lo general, cuando una mujer estima que debe hacer una reivindicación activa antipatriarcado (y en este baul entran muchas cosas distintas) está consiguiendo dos cosas: la primera canalizar su frustración entendible por siglos de desprecio social y la segunda, reafirmar en sus propósitos y filosofía de vida al machismo. Cuando dos «fuerzas» antagónicas coexisten, si una de ellas se radicaliza, la contraria actúa del mismo modo. El resultado, si se siguen esos pasos, es una espiral de odio y mierda.
      No se va a conseguir ningún avance social verdadero mientras no se haga con amor y respeto, amor para reivindicar y respeto para escuchar. Mientras sigamos en lo de siempre obtendremos lo de siempre: mucho ruido y pocas nueces.

  • No me depilo el chocho, y nunca he recibido una queja. Una vez me depilé, y me pareció una locura soportar tanto dolor y tanta violencia en una parte tan sensible.

  • Jajajajaj mira que me he reido.
    No es ni masculino ni femenino. Sencillamente que cada una vaya como le de la gana. Será gusto de uno mismo o bien de quien le acompaña digo yo.

  • Que risa! A mi me parece un articulo muy divertido y verdadero…tampoco hace falta convertirlo en un manifiesto de guerra como se está haciendo en algunos comentarios. Dicho esto, lo puedo traducir al italiano y ponerlo en mi blog? (con todos los enlaces necesarios obviamente!) Gracias!

  • Hola! Pues nose como llegue aqui pero me resulto muy diver , pues yo soy Hombre jiiji… Pero mi hermana a los 8 años tuvo que depilarse porque la llamavan (Mono) las chicas, osea, niñas de 8 años llamando (Mono) a otra, seguramente es culpa de los padres si los padres no les enseña a depilarse no se depilan , pero si no quieres que te llamen mono te depilas y es verdad los hombres (COM YO) tenemos pelos asta en el culito :3 y nunca me llamaon mono… Pero si lo piensas bien una mujer sin depilarse nunca no me la imagino nunca e visto… Nadie cae tan bajo para no depilarse a menos que allan mas …
    Ah y tengo 14 años y no contesteis a esta respuesta porque nunca voy a recivir nada mi email y ueb son falsos. alomejor visito la pagina aver si an contestado jujujujuju

  • interesante y gracioso–graciosisimo– articulo este, pero yo pregunto algo sin alma polémica , si mi pareja es lampiña ¿no crees que perderse el contacto piel–con piel es absurdo ? yo quiero que ambos dejemos los restos de homo–erectus atras , se trate de quien se trate …

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *