fbpx
1 de febrero 2016    /   BUSINESS
por
 

Perversiones de los que vemos porno

1 de febrero 2016    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El año que acaba de terminar ha sido el del cambio de tendencia en PornHub. Hasta ahora lo más tecleado en el buscador de esa web porno eran vídeos de mujeres con físico de adolescente. Con eso se juega en el porno, con el fingimiento y los vídeos de actores que parecen pospúberes. Arrasaban. Esta tendencia era aplicable a todo el planeta con acceso a internet y a este portal en concreto (una cosa es tener acceso a internet y otra muy diferente que las autoridades de tu país te permitan tener acceso a todo).

Para muchas actrices, aparentar ser adolescente es una ventaja en el trabajo. Carolina Abril, última Premio Ninfa, portada de Interviú, es mayor de edad, pero su aspecto aniñado sigue siendo su mejor arma, tal y como ella reconoce. A pesar de que la canaria no se pasea por la web norteamericana, alguno de sus vídeos ha conseguido llegar a los 18 millones de reproducciones, una cifra lo suficientemente alta como para que no responda a la pregunta de cuánto dinero gana con el porno. Ella cobra por cada visionado. Y este portal tiene ofertas a un precio tan asequible (a partir de 1€) que da una pista de que tacita a tacita, Carolina vive muy bien de su trabajo.

Pornhurb reconoce el cambio de tendencia en los mercados de todo el mundo. 2015 ha sido el año del lésbico. Y el cunnilingus, la escena preferida. Los adolescentes se quedan en segundo puesto en las estadísticas de 2015 y en el tercer puesto sube con fuerza una tendencia cuando menos perversa: madrastras.

Los estadounidenses, que son los que más entran en el portal en cuestión, se derriten por este género. Los ordenadores de aquella parte del mundo petan con las escenas de madrastras. Educar a generaciones con las historias de Walt Disney en las que los primeros en morir siempre son los progenitores (o la madre al menos) pasa factura. Qué sería de nuestra infancia si él no hubiera creado las mejores madrastras de nuestro imaginario. Y aviso, no solo seducen a los hijos del esposo, las hijas también se llevan su ración y a veces amigas y amigos del instituto incluidos. Si alguna está pensando en ser la segunda mujer de un norteamericano, que no vaya al altar o al juzgado sin saber que también es la fantasía sexual preferida. De los vecinos, incluso.

España está en el puesto 13 en el ranking de países de Pornhub. Para los españoles, lo más excitante son las maduritas, seguidas de las adolescentes y en tercer lugar… ¡Tetonas! Cuando tiramos de escenas protagonizadas por famosos, en España nos decantamos por Nacho Vidal, un tipo que arrasa dentro y fuera de cualquier portal que se precie. Entre su propia página web y todas en las que emiten sus escenas, Nacho Vidal asegura llegar a más de 16 millones de visitas diarias. Como para pensarse lo de intentarlo en el género, la verdad.

pornhub-interior

Una de las mejores progresiones de búsquedas de la web ha sido la de giantess (gigantas en su traducción literal). En muchos casos no pasa de mujeres que juegan con sus genitales con muñequitos. Otras han tenido la deferencia de que esos muñequitos sean humanos a los que un rayo ha convertido en liliputienses. Esta búsqueda se ha incrementado en un 1.000%. Aún no es la tendencia más buscada pero empieza a coger fuerza lo de ponerse a cien viendo a mujeres que consiguen que los hombres apenas parezcan saltamontes y quienes, por supuesto, hacen en su cuerpo lo que ellas quieren. Sí, Pedro Almodóvar en Hable con ella hizo su propia interpretación de esta perversión con Fele Martínez.

Dentro de las escenas lésbicas, y puesto que Pornhurb no se corta a la hora de publicar nuestras preferencias y cambios de tendencia, lo que más ha subido en el ranking han sido las escenas de frotamientos de genitales femeninas, lo que vulgarmente llamamos «tijereta». La búsqueda en Estados Unidos se ha incrementado en más del 900%. Si siguiera con esta progresión, es más que probable que en el ranking de 2017 se situara entre las tres búsquedas más repetidas por los usuarios del portal porque, como ya hemos dicho, los americanos son los que más lo usan y todos estos datos los tenemos gracias a los datos de Pornhub.

Por cierto, también el lugar donde vivamos dice mucho de nuestras preferencias en el porno. Si en EEUU las madrastras se lo llevan de calle, la búsqueda de estas escenas es casi nula en los países de habla hispana, y las lesbianas y los dibujos animados porno gustan infinitamente más en Occidente que en Oriente. La eyaculación femenina (sqüirt en argot pornográfico) es lo menos reclamado en África y en Asia.

Los africanos buscan sexo entre personas negras, curiosamente exactamente igual que los habitantes de Alaska, que vete tú a saber por qué. Y los japoneses arrasan con todo lo que sea Hentai, dibujo porno protagonizado por personajes animados nipones. ¿Recuerdan los ojos vidriosos de Candy? Pues a las chicas del Hentai también se les ponen vidriosos de la de cositas que les hacen. Los brasileños siguen muy de cerca a los japoneses en esto del dibujo animado, sabedlo.

Un 24% de los que visitan Pornhurb son mujeres; un 76 %, hombres. Pero ¿de qué nacionalidad son estas mujeres? El espectro más habitual va desde un 35% de filipinas hasta un 17% de japonesas. Españolas somos un 26%.

¿O acaso consideraron en algún momento que yo no veía porno?

Recuerden que dejamos nuestro rastro cada vez que nos sentamos delante de un ordenador, así que no se extrañen de que el portal en cuestión sepa tanto de sus visitantes. Gracias a eso tenemos lo que queremos porque todos estos datos se analizan hasta la saciedad para que la oferta no pare nunca.

El año que acaba de terminar ha sido el del cambio de tendencia en PornHub. Hasta ahora lo más tecleado en el buscador de esa web porno eran vídeos de mujeres con físico de adolescente. Con eso se juega en el porno, con el fingimiento y los vídeos de actores que parecen pospúberes. Arrasaban. Esta tendencia era aplicable a todo el planeta con acceso a internet y a este portal en concreto (una cosa es tener acceso a internet y otra muy diferente que las autoridades de tu país te permitan tener acceso a todo).

Para muchas actrices, aparentar ser adolescente es una ventaja en el trabajo. Carolina Abril, última Premio Ninfa, portada de Interviú, es mayor de edad, pero su aspecto aniñado sigue siendo su mejor arma, tal y como ella reconoce. A pesar de que la canaria no se pasea por la web norteamericana, alguno de sus vídeos ha conseguido llegar a los 18 millones de reproducciones, una cifra lo suficientemente alta como para que no responda a la pregunta de cuánto dinero gana con el porno. Ella cobra por cada visionado. Y este portal tiene ofertas a un precio tan asequible (a partir de 1€) que da una pista de que tacita a tacita, Carolina vive muy bien de su trabajo.

Pornhurb reconoce el cambio de tendencia en los mercados de todo el mundo. 2015 ha sido el año del lésbico. Y el cunnilingus, la escena preferida. Los adolescentes se quedan en segundo puesto en las estadísticas de 2015 y en el tercer puesto sube con fuerza una tendencia cuando menos perversa: madrastras.

Los estadounidenses, que son los que más entran en el portal en cuestión, se derriten por este género. Los ordenadores de aquella parte del mundo petan con las escenas de madrastras. Educar a generaciones con las historias de Walt Disney en las que los primeros en morir siempre son los progenitores (o la madre al menos) pasa factura. Qué sería de nuestra infancia si él no hubiera creado las mejores madrastras de nuestro imaginario. Y aviso, no solo seducen a los hijos del esposo, las hijas también se llevan su ración y a veces amigas y amigos del instituto incluidos. Si alguna está pensando en ser la segunda mujer de un norteamericano, que no vaya al altar o al juzgado sin saber que también es la fantasía sexual preferida. De los vecinos, incluso.

España está en el puesto 13 en el ranking de países de Pornhub. Para los españoles, lo más excitante son las maduritas, seguidas de las adolescentes y en tercer lugar… ¡Tetonas! Cuando tiramos de escenas protagonizadas por famosos, en España nos decantamos por Nacho Vidal, un tipo que arrasa dentro y fuera de cualquier portal que se precie. Entre su propia página web y todas en las que emiten sus escenas, Nacho Vidal asegura llegar a más de 16 millones de visitas diarias. Como para pensarse lo de intentarlo en el género, la verdad.

pornhub-interior

Una de las mejores progresiones de búsquedas de la web ha sido la de giantess (gigantas en su traducción literal). En muchos casos no pasa de mujeres que juegan con sus genitales con muñequitos. Otras han tenido la deferencia de que esos muñequitos sean humanos a los que un rayo ha convertido en liliputienses. Esta búsqueda se ha incrementado en un 1.000%. Aún no es la tendencia más buscada pero empieza a coger fuerza lo de ponerse a cien viendo a mujeres que consiguen que los hombres apenas parezcan saltamontes y quienes, por supuesto, hacen en su cuerpo lo que ellas quieren. Sí, Pedro Almodóvar en Hable con ella hizo su propia interpretación de esta perversión con Fele Martínez.

Dentro de las escenas lésbicas, y puesto que Pornhurb no se corta a la hora de publicar nuestras preferencias y cambios de tendencia, lo que más ha subido en el ranking han sido las escenas de frotamientos de genitales femeninas, lo que vulgarmente llamamos «tijereta». La búsqueda en Estados Unidos se ha incrementado en más del 900%. Si siguiera con esta progresión, es más que probable que en el ranking de 2017 se situara entre las tres búsquedas más repetidas por los usuarios del portal porque, como ya hemos dicho, los americanos son los que más lo usan y todos estos datos los tenemos gracias a los datos de Pornhub.

Por cierto, también el lugar donde vivamos dice mucho de nuestras preferencias en el porno. Si en EEUU las madrastras se lo llevan de calle, la búsqueda de estas escenas es casi nula en los países de habla hispana, y las lesbianas y los dibujos animados porno gustan infinitamente más en Occidente que en Oriente. La eyaculación femenina (sqüirt en argot pornográfico) es lo menos reclamado en África y en Asia.

Los africanos buscan sexo entre personas negras, curiosamente exactamente igual que los habitantes de Alaska, que vete tú a saber por qué. Y los japoneses arrasan con todo lo que sea Hentai, dibujo porno protagonizado por personajes animados nipones. ¿Recuerdan los ojos vidriosos de Candy? Pues a las chicas del Hentai también se les ponen vidriosos de la de cositas que les hacen. Los brasileños siguen muy de cerca a los japoneses en esto del dibujo animado, sabedlo.

Un 24% de los que visitan Pornhurb son mujeres; un 76 %, hombres. Pero ¿de qué nacionalidad son estas mujeres? El espectro más habitual va desde un 35% de filipinas hasta un 17% de japonesas. Españolas somos un 26%.

¿O acaso consideraron en algún momento que yo no veía porno?

Recuerden que dejamos nuestro rastro cada vez que nos sentamos delante de un ordenador, así que no se extrañen de que el portal en cuestión sepa tanto de sus visitantes. Gracias a eso tenemos lo que queremos porque todos estos datos se analizan hasta la saciedad para que la oferta no pare nunca.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Cómo es la nueva androginia
Una auténtica agencia de ‘rating’
La sequía que inventó el ‘skateboard’
Un mundo siempre en Beta
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • Bueno yo en esto del porno soy muy nueva, pero lo que si es cierto es, que Nacho llama la atención donde quiera que va, muy interesante vuestro blog, un saludo a todos y todas

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *