fbpx
21 de marzo 2014    /   CREATIVIDAD
por
 

Un superhéroe latino lucha en la frontera

21 de marzo 2014    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Es difícil tener fe en la frontera entre México y Estados Unidos. La de los inmigrantes que buscan el norte se desvanece cuando los secuestran los narcotraficantes, cuando dejan a sus familias, suben a lomos de un tren y mueren de frío y miedo, cuando los deportan después de gastar todos sus ahorros y su salud en un viaje a ninguna parte.
En el lado mexicano mueren miles de personas por la guerra del narco. Del país pobre al rico sube la droga. Del rico al pobre bajan las armas. En lugares así, azotados por la violencia, la corrupción y la pobreza es difícil aferrarse a algo. En la frontera entre México y Estados Unidos se necesita un superhéroe. Y el Peso Hero ha llegado para impartir justicia.
«Sentí que un superhéroe latino era necesario para luchar contra los criminales y ayudar a la comunidad», dice Héctor Rodríguez, el creador del cómic. Este profesor de un colegio de Dallas, Texas, pensó en dibujar al Peso Hero después de visitar muchas veces la frontera.
En 2003 le impactó escuchar que una de las organizaciones criminales que traficaban con personas estaba compuesta por ex oficiales mexicanos. También ver la discriminación que sufrían los latinos que conseguían pisar suelo estadounidense. Su propio abuelo cruzó ilegalmente la frontera cuando tenía 18 años, aunque en su caso prosperó hasta convertirse en un exitoso hombre de negocios.
El drama de la migración también lo vive de forma cotidiana a través de sus alumnos. «Ha habido muchos estudiantes que han perdido a sus padres por agentes de migración. Los padres son deportados y la familia es fracturada», señala Rodríguez, «tal vez por eso los niños latinos hacen conexiones con la historieta. Tienen un héroe que lucha por ellos, lucha por su lenguaje , lucha por su cultura y lucha por el cambio».
El Peso Hero no lleva capa, ni se oculta detrás de una máscara. Es un personaje salido del Norte de México: viste camisa blanca, vaqueros y botas. Habla español y bien claro: «Esta ganga de narcotraficantes ya no es más. La voz de la gente va a triunfar», dice en una de las viñetas del primer número. El símbolo de su poder es el Ángel de la Independencia, el monumento que conmemora la independencia mexicana. Sus enemigos son los traficantes y los policías y políticos corruptos. El primer número se cierra con El Peso Hero corriendo delante de las balas de los criminales. «Siempre toma una postura humanitaria respecto a los problemas».
Rodríguez inició las aventuras de El Peso Hero con su propio dinero y ahora gracias a las donaciones de los fans está a punto de publicar el segundo número. Es consciente de que a pesar de sus poderes y de lo noble de su misión, El Peso Hero no podrá acabar con la infinidad de problemas de la frontera que separa la primera potencia mundial de América Latina. Más de 3.000 km son demasiados hasta para un superhéroe. Pero al menos, en Texas, los latinos ya tienen a alguien que vela por sus vidas.
p3
p2
p5
p6
p4

Es difícil tener fe en la frontera entre México y Estados Unidos. La de los inmigrantes que buscan el norte se desvanece cuando los secuestran los narcotraficantes, cuando dejan a sus familias, suben a lomos de un tren y mueren de frío y miedo, cuando los deportan después de gastar todos sus ahorros y su salud en un viaje a ninguna parte.
En el lado mexicano mueren miles de personas por la guerra del narco. Del país pobre al rico sube la droga. Del rico al pobre bajan las armas. En lugares así, azotados por la violencia, la corrupción y la pobreza es difícil aferrarse a algo. En la frontera entre México y Estados Unidos se necesita un superhéroe. Y el Peso Hero ha llegado para impartir justicia.
«Sentí que un superhéroe latino era necesario para luchar contra los criminales y ayudar a la comunidad», dice Héctor Rodríguez, el creador del cómic. Este profesor de un colegio de Dallas, Texas, pensó en dibujar al Peso Hero después de visitar muchas veces la frontera.
En 2003 le impactó escuchar que una de las organizaciones criminales que traficaban con personas estaba compuesta por ex oficiales mexicanos. También ver la discriminación que sufrían los latinos que conseguían pisar suelo estadounidense. Su propio abuelo cruzó ilegalmente la frontera cuando tenía 18 años, aunque en su caso prosperó hasta convertirse en un exitoso hombre de negocios.
El drama de la migración también lo vive de forma cotidiana a través de sus alumnos. «Ha habido muchos estudiantes que han perdido a sus padres por agentes de migración. Los padres son deportados y la familia es fracturada», señala Rodríguez, «tal vez por eso los niños latinos hacen conexiones con la historieta. Tienen un héroe que lucha por ellos, lucha por su lenguaje , lucha por su cultura y lucha por el cambio».
El Peso Hero no lleva capa, ni se oculta detrás de una máscara. Es un personaje salido del Norte de México: viste camisa blanca, vaqueros y botas. Habla español y bien claro: «Esta ganga de narcotraficantes ya no es más. La voz de la gente va a triunfar», dice en una de las viñetas del primer número. El símbolo de su poder es el Ángel de la Independencia, el monumento que conmemora la independencia mexicana. Sus enemigos son los traficantes y los policías y políticos corruptos. El primer número se cierra con El Peso Hero corriendo delante de las balas de los criminales. «Siempre toma una postura humanitaria respecto a los problemas».
Rodríguez inició las aventuras de El Peso Hero con su propio dinero y ahora gracias a las donaciones de los fans está a punto de publicar el segundo número. Es consciente de que a pesar de sus poderes y de lo noble de su misión, El Peso Hero no podrá acabar con la infinidad de problemas de la frontera que separa la primera potencia mundial de América Latina. Más de 3.000 km son demasiados hasta para un superhéroe. Pero al menos, en Texas, los latinos ya tienen a alguien que vela por sus vidas.
p3
p2
p5
p6
p4

Compártelo twitter facebook whatsapp
Gimnasios que te penalizan si no vas
Diminutos sobrantes de madera convertidos en objetos únicos
Una pareja de arquitectos premiados por tener la cabeza en las nubes
Tiene 27 años y ha viajado a todos los países del mundo: estas son sus conclusiones
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies