28 de enero 2010    /   CREATIVIDAD
por
 

Pikolin vuelve a concienciar sobre la contaminación acústica con 2 documentales

28 de enero 2010    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

pikosl

El único país más ruidoso que España es Japón. Los tacones de la vecina de arriba, el volumen de la TV, los portazos y las conversaciones a un volumen que escandaliza a los propios decibelios perturban el descanso de más del 30% de la población.

La contaminación acústica provoca problemas de sueño y de salud a 12 millones de personas en España. Pero el tema no ha hecho el suficiente ruido hasta ahora. Algo se oía pero nadie realmente había tomado ninguna medida para corregirlo. Era hora de tomar cartas en el asunto y ahí entró Pikolin.

Fue el año pasado. La marca de colchones, en colaboración con La Despensa, se alzó en defensa del silencio por motivos de salud. Querían hacer de su publicidad algo práctico y con repercusiones positivas en lugar de hacer sonar su nombre en una campaña al uso. Insonorizaron un edificio en la plaza San Ildefonso de Madrid y con eso comenzaba su campaña de concienciación por la salud acústica. “Fue una acción más lúdica”, explica Miguel Olivares, director creativo de la agencia, “pero esta vez es una campaña más seria, más de concienciación”.

Desde que Pikolin se convirtió en el guardián del sueño, hace un año, más de 7.000 personas han escrito en su web los motivos por los que no podían dormir. Ahora, la compañía ha decidido tomar dos de estos casos en representación de todos ellos y los cuenta en dos documentales que pretenden concienciar a la población del problema del ruido.

Pikolín fue hasta Sevilla y Barcelona para rodar las historias de personas que tienen que escuchar a diario ese exceso de ruido que les está agriando el carácter. “Tenían que ser situaciones reales. No valían actores. Debía ser una comunicación honesta”, explica Olivares. Los spots se empezarán a emitir el día 4 en Antena3 y Tele5, y se emitirá un programa dedicado al silencio, como parte de la campaña de conciencia por la salud acústica.

Y en esta ocasión, Pikolin no sólo quiere escuchar lo que le cuentan los ciudadanos. La compañía ha creado una figura llamada “el mediador”, que intentará ayudar a las personas que contacten con él para arreglar sus problemas de contaminación acústica.

“En España no hay legislación sobre ruido. Lo que hay que hacer es concienciar a la población”, indicó José María Mendizábal, consejero delegado de Pikolín, en la presentación de la campaña. Más que recurrir a la ley y el conflicto, la propuesta de la marca es la conciliación y la educación.

¿Y para sacar a los vecinos de su sordera en casa ajena? Pikolin ha creado un decálogo con varios consejos para reducir el ruido en el interior de los edificios. Esa serie de consejos está en un pdf que todas las comunidades de vecinos pueden poner a la vista para recordar la importancia del volumen de sus movimientos.

Shhhhhhhhhh!!!!

consejos

pikosl

El único país más ruidoso que España es Japón. Los tacones de la vecina de arriba, el volumen de la TV, los portazos y las conversaciones a un volumen que escandaliza a los propios decibelios perturban el descanso de más del 30% de la población.

La contaminación acústica provoca problemas de sueño y de salud a 12 millones de personas en España. Pero el tema no ha hecho el suficiente ruido hasta ahora. Algo se oía pero nadie realmente había tomado ninguna medida para corregirlo. Era hora de tomar cartas en el asunto y ahí entró Pikolin.

Fue el año pasado. La marca de colchones, en colaboración con La Despensa, se alzó en defensa del silencio por motivos de salud. Querían hacer de su publicidad algo práctico y con repercusiones positivas en lugar de hacer sonar su nombre en una campaña al uso. Insonorizaron un edificio en la plaza San Ildefonso de Madrid y con eso comenzaba su campaña de concienciación por la salud acústica. “Fue una acción más lúdica”, explica Miguel Olivares, director creativo de la agencia, “pero esta vez es una campaña más seria, más de concienciación”.

Desde que Pikolin se convirtió en el guardián del sueño, hace un año, más de 7.000 personas han escrito en su web los motivos por los que no podían dormir. Ahora, la compañía ha decidido tomar dos de estos casos en representación de todos ellos y los cuenta en dos documentales que pretenden concienciar a la población del problema del ruido.

Pikolín fue hasta Sevilla y Barcelona para rodar las historias de personas que tienen que escuchar a diario ese exceso de ruido que les está agriando el carácter. “Tenían que ser situaciones reales. No valían actores. Debía ser una comunicación honesta”, explica Olivares. Los spots se empezarán a emitir el día 4 en Antena3 y Tele5, y se emitirá un programa dedicado al silencio, como parte de la campaña de conciencia por la salud acústica.

Y en esta ocasión, Pikolin no sólo quiere escuchar lo que le cuentan los ciudadanos. La compañía ha creado una figura llamada “el mediador”, que intentará ayudar a las personas que contacten con él para arreglar sus problemas de contaminación acústica.

“En España no hay legislación sobre ruido. Lo que hay que hacer es concienciar a la población”, indicó José María Mendizábal, consejero delegado de Pikolín, en la presentación de la campaña. Más que recurrir a la ley y el conflicto, la propuesta de la marca es la conciliación y la educación.

¿Y para sacar a los vecinos de su sordera en casa ajena? Pikolin ha creado un decálogo con varios consejos para reducir el ruido en el interior de los edificios. Esa serie de consejos está en un pdf que todas las comunidades de vecinos pueden poner a la vista para recordar la importancia del volumen de sus movimientos.

Shhhhhhhhhh!!!!

consejos

Compártelo twitter facebook whatsapp
La vuelta al mundo con una caja de acuarelas
El emprendimiento y el comercio electrónico serán las bases de FICOD 2010
Las nalgas del iPhone
Skeleton of Color: «Si algún día me ves actuando, ¡dispara!»
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
  • Menuda depresión de publicidad. Parece un programa de esos de «Callejeros» o un spot de una ONG. Si me voy a gastar una pasta en un colchón y dormir en él, que sea algo más placentero ¿no?

  • ¿Un poco menos serio? ¿Humor? Cómo se nota que no has tenido que cambiar tus hábitos de vida para intentar tener un poco de tranquilidad. No dormir porque tus vecinos de arriba han decidido vivir como si estuvieran solos en el mundo no tiene nada de humorístico. Es una desgracia. La vivienda no se puede cambiar como quien cambia de chaqueta. Creo que este tipo de cosas deberían estar muy castigadas. Nos falta mucho para ser un país civilizado y democrático. De hecho, no sé si alguna vez lo seremos. Se incita a los niños a correr por la casa. Se grita de ventana a ventana. Sólo deseo que alguna vez esta gente tan despreciable pueda sufrir lo que ellos hacen a los demás.

  • Comentarios cerrados.

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Publicidad