16 de febrero 2012    /   BUSINESS
por
 

Pingit, la app de Barclays para pagos P2P

16 de febrero 2012    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

La molesta costumbre de llevar los bolsillos llenos de monedas y la cartera llena (o vacía) de billetes toca a su fin. Sí, entiendo que han escuchado esta predicción un mínimo de tres veces al año desde 2007 pero, al igual que los apocalípticos pronósticos de Santiago Niño Becerra, alguna vez terminará por cumplirse. O no.

El teléfono móvil cobra cada vez una importancia mayor como gestor de la vida personal y profesional. Su rol en la tareas cotidianas se amplía a más áreas de manera progresiva. Sin embargo, una de las misiones pendientes es la de sustituir a los medios de pago habituales. El intento de implantación del teléfono como medio de pago comenzó hace más de un lustro a través de SMS y aún hoy no se ha establecido como comúnmente aceptado.

El banco británico Barclays lanza su intento de aligerar los bolsillos de los consumidores con Pingit, una app móvil que permite realizar pagos de entre 1 y 300 libras esterlinas a cualquier otro usuario que tenga la aplicación en su smartphone. El servicio, que es el primero lanzado por un banco, está disponible sólo para Reino Unido por el momento.

El servicio permite a los clientes de Barclays enviar y recibir dinero. Los no clientes del banco pueden ser receptores y, según la entidad, «pronto podrán también realizar pagos a través de la app». Pingit vincula la cuenta bancaria al número de teléfono del usuario. A partir de ese momento, el envío de dinero se realiza sencillamente marcando la cantidad y el número de teléfono al que quiere realizarse el pago.

Mientras el universo móvil se debate aún entre si apuesta de manera decidida por la implantación del sistema NFC de pago o no, Pingit pretende dinamizar el sector de pagos móviles haciendo las transacciones tan sencillas como usar cualquier app de mensajería. De hecho, insisten en que quieren que la aplicación sea usada «incluso para dividir y pagar la cuenta de la cena a quien haya realizado el pago al restaurante», es decir, que pretenden que las transacciones se realicen también entre particulares y no exclusivamente entre compradores y vendedores.

La app se encuentra disponible para iPhone, Android y Blackberry.

La molesta costumbre de llevar los bolsillos llenos de monedas y la cartera llena (o vacía) de billetes toca a su fin. Sí, entiendo que han escuchado esta predicción un mínimo de tres veces al año desde 2007 pero, al igual que los apocalípticos pronósticos de Santiago Niño Becerra, alguna vez terminará por cumplirse. O no.

El teléfono móvil cobra cada vez una importancia mayor como gestor de la vida personal y profesional. Su rol en la tareas cotidianas se amplía a más áreas de manera progresiva. Sin embargo, una de las misiones pendientes es la de sustituir a los medios de pago habituales. El intento de implantación del teléfono como medio de pago comenzó hace más de un lustro a través de SMS y aún hoy no se ha establecido como comúnmente aceptado.

El banco británico Barclays lanza su intento de aligerar los bolsillos de los consumidores con Pingit, una app móvil que permite realizar pagos de entre 1 y 300 libras esterlinas a cualquier otro usuario que tenga la aplicación en su smartphone. El servicio, que es el primero lanzado por un banco, está disponible sólo para Reino Unido por el momento.

El servicio permite a los clientes de Barclays enviar y recibir dinero. Los no clientes del banco pueden ser receptores y, según la entidad, «pronto podrán también realizar pagos a través de la app». Pingit vincula la cuenta bancaria al número de teléfono del usuario. A partir de ese momento, el envío de dinero se realiza sencillamente marcando la cantidad y el número de teléfono al que quiere realizarse el pago.

Mientras el universo móvil se debate aún entre si apuesta de manera decidida por la implantación del sistema NFC de pago o no, Pingit pretende dinamizar el sector de pagos móviles haciendo las transacciones tan sencillas como usar cualquier app de mensajería. De hecho, insisten en que quieren que la aplicación sea usada «incluso para dividir y pagar la cuenta de la cena a quien haya realizado el pago al restaurante», es decir, que pretenden que las transacciones se realicen también entre particulares y no exclusivamente entre compradores y vendedores.

La app se encuentra disponible para iPhone, Android y Blackberry.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Por qué odiamos las verduras si son tan saludables?
El Pájaro Diamante, versos para una tarde de verano
Disfrutamos más de las molestias sin interrupciones y el placer con interrupciones
Madrid no es ciudad para bancos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicidad