BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
7 de julio 2014    /   BRANDED CONTENT
 

Pioneros del conocimiento

7 de julio 2014    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Hace ya dos primaveras, el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) decidió apelar a la masa y puso en marcha la iniciativa MITx. La idea era crear una serie de cursos para realizar desde casa, con exámenes, deberes y foros de debate. La academia se maravilló ante la iniciativa, los medios se hicieron eco: el común de los mortales podía estudiar, aunque fuera a distancia, en el mismo lugar donde lo hicieron 63 premios Nobel. Pero no era más que el piloto de algo más grande.
Ese mismo otoño comenzó el edX, un proyecto pionero en el que se unían a esa gran escuela de ingeniería la celebre Harvard y la californiana Berkeley para ofrecer lecciones en red gratuitas a alumnos de todo el mundo. Unos pioneros de la liberalización del conocimiento más prestigioso dignos de salir en los . Todavía activos, el único requisito para poder asistir es tener internet.
Sin prueba de acceso, los estudiantes que al final de los cursos demuestren que han adquirido los conocimientos pertinentes recibirán un certificado bajo el encabezamiento de HarvardX, MITx o BerkeleyX, según cual fuera el centro que impartiera la materia. El servicio, dos años después de su lanzamiento, sigue siendo completamente gratuito, aunque los alumnos pueden, si lo desean, pagar entre 40 y 90 euros por un certificado que acredite sus conocimientos.
Comprometidas las tres instituciones con lo gratuito, al menos en este proyecto, la plataforma web que sirve de soporte al edX está programada en código abierto y todas las herramientas que contiene albergan la doble función de permitir, de paso, a los profesores investigar cuáles son los mejores métodos para que los alumnos adquieran los conocimientos en los entornos virtuales.
De los siete cursos iniciales ofrecidos ese otoño, todos enfocados a la tecnología y con nombres como Software como servicio, Inteligencia Artificial o La salud en números: métodos cuantitativos en la investigación de la medicina clínica y pública; se ha pasado a los más de 200 que hay ahora y que tocan temas como el aprendizaje de inglés o la pintura europea, habiendo incluso algunos en castellano. Para apuntarse basta con rellenar un formulario prototípico, preparar el cerebro y disfrutar siendo un pionero.
Esta noticia te la trae #Firsts de Vodafone.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Hace ya dos primaveras, el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) decidió apelar a la masa y puso en marcha la iniciativa MITx. La idea era crear una serie de cursos para realizar desde casa, con exámenes, deberes y foros de debate. La academia se maravilló ante la iniciativa, los medios se hicieron eco: el común de los mortales podía estudiar, aunque fuera a distancia, en el mismo lugar donde lo hicieron 63 premios Nobel. Pero no era más que el piloto de algo más grande.
Ese mismo otoño comenzó el edX, un proyecto pionero en el que se unían a esa gran escuela de ingeniería la celebre Harvard y la californiana Berkeley para ofrecer lecciones en red gratuitas a alumnos de todo el mundo. Unos pioneros de la liberalización del conocimiento más prestigioso dignos de salir en los . Todavía activos, el único requisito para poder asistir es tener internet.
Sin prueba de acceso, los estudiantes que al final de los cursos demuestren que han adquirido los conocimientos pertinentes recibirán un certificado bajo el encabezamiento de HarvardX, MITx o BerkeleyX, según cual fuera el centro que impartiera la materia. El servicio, dos años después de su lanzamiento, sigue siendo completamente gratuito, aunque los alumnos pueden, si lo desean, pagar entre 40 y 90 euros por un certificado que acredite sus conocimientos.
Comprometidas las tres instituciones con lo gratuito, al menos en este proyecto, la plataforma web que sirve de soporte al edX está programada en código abierto y todas las herramientas que contiene albergan la doble función de permitir, de paso, a los profesores investigar cuáles son los mejores métodos para que los alumnos adquieran los conocimientos en los entornos virtuales.
De los siete cursos iniciales ofrecidos ese otoño, todos enfocados a la tecnología y con nombres como Software como servicio, Inteligencia Artificial o La salud en números: métodos cuantitativos en la investigación de la medicina clínica y pública; se ha pasado a los más de 200 que hay ahora y que tocan temas como el aprendizaje de inglés o la pintura europea, habiendo incluso algunos en castellano. Para apuntarse basta con rellenar un formulario prototípico, preparar el cerebro y disfrutar siendo un pionero.
Esta noticia te la trae #Firsts de Vodafone.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
«Supongo que un madurito o una lesbiana serían amantes mucho más centrados»
Vacaciones al azar
Cómo ser gurú de la autoayuda
Los veraneantes de la ciudad fantasma de Perlora
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
f