fbpx
1 de abril 2014    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

¡No tires de la cadena! Nueve usos insospechados de la orina

1 de abril 2014    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Somos todos unos insensatos. Así de claro. ¿A quién se le ocurre orinar y tirar de la cadena? ¿Vosotros sabéis lo que estáis haciendo? Para que lo entiendas, es como encenderte los puros con billetes de cien euros. Cada vez que accionas la cisterna, cuando dejas tu micción en mitad de la calle en una noche de borrachera o cuando aprovechas el momento de la ducha para evacuar, estás dejando escapar mucho más que tus desechos. Seamos francos, la orina es útil para un sorprendente número de cosas, lo que convierte tu pis en verdadero oro líquido. Aunque esto es solo la puntita de lo que podrías hacer con el fluido, toma nota a continuación de las diez utilidades más sorprendentes y, en ciertos casos, enriquecedoras.

Vivir las Fallas
Ahora que, acabada la última edición, ya se está preparando la siguiente de la internacionalmente conocida fiesta valenciana, ¿qué mejor que celebrarla con pólvora de fabricación casera? Para que el estallido de un petardo lleve una parte de ti, no hay nada como utilizar tu propia orina como ingrediente secreto. El nitrato de potasio no se produjo en masa hasta el siglo XX y, hasta entonces, la orina se utilizaba por su nitrógeno como componente del explosivo que alegrará el corazón de los valencianos dentro de un año.
polvora
Cargar el móvil
En 2013, unos científicos británicos descubrieron una energía renovable que habita entre nosotros: ¡la orina! Con ella recargaron un móvil. Nada que no consiguieran un año antes cuatro estudiantes africanas, que lograron generar electricidad a partir de este residuo humano.
teeth
Cuidar tu higiene bucal
Fuera escrúpulos. Cuando Obélix pronunciaba aquello de «¡están locos estos romanos!», el galo gordinflón sabía lo que se decía. Es lo menos que se puede opinar sobre unos tarados que usaban la orina para blanquearse los dientes, gracias al amoniaco que contienen nuestras útiles micciones. Claro que lo de los romanos se queda en una anécdota tras conocer este estudio realizado en China, que analiza la posibilidad de regenerar los dientes a partir de células de pis.
Lavar y teñir ropa
Coge el cesto de la ropa sucia. Llénalo de orina. Pon a un tipo encima pisando el textil como si estuviera exprimiendo uvas. Hala, ya sabes cómo lavaban y blanqueaban la ropa los romanos. Ahora sí, podemos confirmar que estaban locos. Pero iban más allá los muy hijos del César. Además, usaban los desechos líquidos para fijar los tintes a las telas. Vamos, que con un par de micciones te lavabas la ropa y le dabas color. Sin palabras. Y sin escrúpulos, desde luego…
Sestertius_-_Vespasiano_-_Iudaea_Capta-RIC_0424
Levantar el país
Con tanta utilidad (y las que quedan), ¿por qué no crear un impuesto con el que gravar las actividades derivadas de la orina? Cómo no, esto ya se le ocurrió a los romanos. El emperador Vespasiano llegó a afirmar que «el dinero no huele» («Pecunia non olet») después de gravar con un impuesto la utilización de la orina vertida en los urinarios públicos de Roma.
Urine-Forward-Osmosis-Bag-685x454
El clásico: hidratarse
La historia del hombre perdido en mitad de la naturaleza más salvaje, sin agua que llevarse a la boca, que termina bebiéndose su propia orina para no morir deshidratado es de sobra conocida por todos gracias a Bear Grylls. Por suerte, la ciencia va dando pasos para evitar morir de asco en casos como estos. La NASA trabaja en una bolsa que es capaz de convertir «agua sucia» en agua potable gracias a una membrana semipermeable y una solución concentrada de azúcar. ¡Que aproveche!
urine_image1
Olvidar el Actimel de todas las mañanas
La orina es un 95% agua y, además, lleva nutrientes que no le vienen mal a nuestro cuerpo y toxinas, pero no en cantidades suficientes como para hacernos daño. De hecho, ciertas toxinas pueden fortalecer nuestro sistema inmunológico. Es tan beneficioso beber tu propia micción que existe una «terapia de la orina».
Concentración, por favor
Ha llegado la hora de olvidar que existe la tila. Además de servir para fortalecer nuestro sistema inmunológico, beber de nuestra propia orina antes de que salga el sol sirve para mejorar la capacidad de concentración y meditación. Al menos, eso dicen viejos textos hindúes relacionados con el yoga sobre la antigua práctica de echarse un trago de pis para empezar el día con energía.
Seguir dando caña con tu metralleta
¿Quién no ha necesitado refrigerar su metralleta en alguna ocasión? Bueno, vale, a ti no te ha pasado, pero a los soldados que lucharon en la ahora centenaria I Guerra Mundial les pasaba día sí, día también. Las primeras ametralladoras utilizadas en el conflicto tenían que ser refrigeradas con agua para que siguieran funcionando. ¿Y a qué no te imaginas qué usaban cuando el agua escaseaba?
————————
Con información de Smithsonian.com y 22 words
Entre pis y pis, también puede interesarte esto:
El que cambia tus archivos por calamares y otros virus más raros que un perro verde
Diez victorias en concursos de televisión tan increíbles como la salud de Jordi Hurtado
Por qué el agotamiento del fosfato debería preocuparte
Los carteles más delirantes que Pony Bravo dedica a nuestra casta política y espiritual
Manual de autocultivo para tacaños

Somos todos unos insensatos. Así de claro. ¿A quién se le ocurre orinar y tirar de la cadena? ¿Vosotros sabéis lo que estáis haciendo? Para que lo entiendas, es como encenderte los puros con billetes de cien euros. Cada vez que accionas la cisterna, cuando dejas tu micción en mitad de la calle en una noche de borrachera o cuando aprovechas el momento de la ducha para evacuar, estás dejando escapar mucho más que tus desechos. Seamos francos, la orina es útil para un sorprendente número de cosas, lo que convierte tu pis en verdadero oro líquido. Aunque esto es solo la puntita de lo que podrías hacer con el fluido, toma nota a continuación de las diez utilidades más sorprendentes y, en ciertos casos, enriquecedoras.

Vivir las Fallas
Ahora que, acabada la última edición, ya se está preparando la siguiente de la internacionalmente conocida fiesta valenciana, ¿qué mejor que celebrarla con pólvora de fabricación casera? Para que el estallido de un petardo lleve una parte de ti, no hay nada como utilizar tu propia orina como ingrediente secreto. El nitrato de potasio no se produjo en masa hasta el siglo XX y, hasta entonces, la orina se utilizaba por su nitrógeno como componente del explosivo que alegrará el corazón de los valencianos dentro de un año.
polvora
Cargar el móvil
En 2013, unos científicos británicos descubrieron una energía renovable que habita entre nosotros: ¡la orina! Con ella recargaron un móvil. Nada que no consiguieran un año antes cuatro estudiantes africanas, que lograron generar electricidad a partir de este residuo humano.
teeth
Cuidar tu higiene bucal
Fuera escrúpulos. Cuando Obélix pronunciaba aquello de «¡están locos estos romanos!», el galo gordinflón sabía lo que se decía. Es lo menos que se puede opinar sobre unos tarados que usaban la orina para blanquearse los dientes, gracias al amoniaco que contienen nuestras útiles micciones. Claro que lo de los romanos se queda en una anécdota tras conocer este estudio realizado en China, que analiza la posibilidad de regenerar los dientes a partir de células de pis.
Lavar y teñir ropa
Coge el cesto de la ropa sucia. Llénalo de orina. Pon a un tipo encima pisando el textil como si estuviera exprimiendo uvas. Hala, ya sabes cómo lavaban y blanqueaban la ropa los romanos. Ahora sí, podemos confirmar que estaban locos. Pero iban más allá los muy hijos del César. Además, usaban los desechos líquidos para fijar los tintes a las telas. Vamos, que con un par de micciones te lavabas la ropa y le dabas color. Sin palabras. Y sin escrúpulos, desde luego…
Sestertius_-_Vespasiano_-_Iudaea_Capta-RIC_0424
Levantar el país
Con tanta utilidad (y las que quedan), ¿por qué no crear un impuesto con el que gravar las actividades derivadas de la orina? Cómo no, esto ya se le ocurrió a los romanos. El emperador Vespasiano llegó a afirmar que «el dinero no huele» («Pecunia non olet») después de gravar con un impuesto la utilización de la orina vertida en los urinarios públicos de Roma.
Urine-Forward-Osmosis-Bag-685x454
El clásico: hidratarse
La historia del hombre perdido en mitad de la naturaleza más salvaje, sin agua que llevarse a la boca, que termina bebiéndose su propia orina para no morir deshidratado es de sobra conocida por todos gracias a Bear Grylls. Por suerte, la ciencia va dando pasos para evitar morir de asco en casos como estos. La NASA trabaja en una bolsa que es capaz de convertir «agua sucia» en agua potable gracias a una membrana semipermeable y una solución concentrada de azúcar. ¡Que aproveche!
urine_image1
Olvidar el Actimel de todas las mañanas
La orina es un 95% agua y, además, lleva nutrientes que no le vienen mal a nuestro cuerpo y toxinas, pero no en cantidades suficientes como para hacernos daño. De hecho, ciertas toxinas pueden fortalecer nuestro sistema inmunológico. Es tan beneficioso beber tu propia micción que existe una «terapia de la orina».
Concentración, por favor
Ha llegado la hora de olvidar que existe la tila. Además de servir para fortalecer nuestro sistema inmunológico, beber de nuestra propia orina antes de que salga el sol sirve para mejorar la capacidad de concentración y meditación. Al menos, eso dicen viejos textos hindúes relacionados con el yoga sobre la antigua práctica de echarse un trago de pis para empezar el día con energía.
Seguir dando caña con tu metralleta
¿Quién no ha necesitado refrigerar su metralleta en alguna ocasión? Bueno, vale, a ti no te ha pasado, pero a los soldados que lucharon en la ahora centenaria I Guerra Mundial les pasaba día sí, día también. Las primeras ametralladoras utilizadas en el conflicto tenían que ser refrigeradas con agua para que siguieran funcionando. ¿Y a qué no te imaginas qué usaban cuando el agua escaseaba?
————————
Con información de Smithsonian.com y 22 words
Entre pis y pis, también puede interesarte esto:
El que cambia tus archivos por calamares y otros virus más raros que un perro verde
Diez victorias en concursos de televisión tan increíbles como la salud de Jordi Hurtado
Por qué el agotamiento del fosfato debería preocuparte
Los carteles más delirantes que Pony Bravo dedica a nuestra casta política y espiritual
Manual de autocultivo para tacaños

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los trajes sin cuerpo de Fred Birchal
El creativo que convierte las canciones pop en carteles publicitarios
¿Puede un excéntrico testamento crear risas y un baby boom?
El origen de los dichos: Que si quieres arroz, Catalina
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *