fbpx
5 de agosto 2016    /   CINE/TV
por
 

Cine: el plano aberrante te manipula

5 de agosto 2016    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

No es lo mismo hacer una foto torcida que una con encuadre aberrante. (¿Quién no ha torcido el móvil para abarcar lo que quiere fotografiar?) El plano aberrante, aunque suene feo, es otra cosa: una imagen torcida con intenciones artísticas. Quien toma un plano aberrante tiene en cuenta la línea del horizonte y/o las líneas de los objetos.

El cine creó el plano aberrante y lo ha perfeccionado para manipularte. Una prueba de esto lo encontramos en el vídeo The Dutch Angle de Jacob T. Swinney. (El ángulo holandés, literalmente; pero en España lo conocemos como el plano holandés).

https://vimeo.com/138044491

Subidón, subidón

La selección muestra desolación, abatimiento, violencia física o verbal y confusión o perturbación mental. Observamos que cuanto mayor la inclinación de la cámara, mayor la incomodidad que crea. El plano aberrante u holandés no está asociados a momentos de placidez. Como mucho, a momentos de exaltación por consumición de drogas como en Miedo y asco en las Vegas.

Plano aberrante
SUBIDÓN. Miedo y asco en las vegas

Benicio del Toro y Johnny Depp van drogados por la carretera. El coche en alto lo deja claro: del Toro y Depp están que se suben.

Pesadilla

En Miedo y asco en las Vegas se aprecia una evolución clara desde el primer plano aberrante en El Gabinete del Dr. Caligari (1920). Robert Wiene, el director, buscó con los planos aberrantes recrear un mundo de pesadilla.

PESADILLA. El gabinete del Dr. Caligari.
PESADILLA. El gabinete del Dr. Caligari

Si Dr. Caligari es una película es alemana, ¿por qué plano holandés? En inglés, deutsch (alemán) suena parecido a dutch (holandés). Sí. Alguien metió la pata… Y sabemos qué difícil es deshacer un error cuando se ha extendido.

Tras El gabinete del Dr. Caligari, el cine alemán hizo del plano aberrante una seña de identidad. Así nació el expresionismo que influenció en el Hollywood de los años 30 y 40.

Villanos

Un ejemplo sencillo y muy conocido es el plano de Orson Welles en El tercer hombre.

PERSONAJE RETORCIDO. El tercer hombre.
PERSONAJE RETORCIDO. El tercer hombre

Apenas 5 grados de inclinación, pero suficientes para mostrar el desasosiego de Joseph Cotten. Recordemos: Cotten cree que su buen amigo Welles ha muerto. Más tarde descubre que Welles es un contrabandista de medicinas falsas. En la noria, Welles expone sus motivos:

«Mira abajo. Piensa que son como hormigas. ¿Dudarías en aplastarlos si supieras que, cada vez que lo haces, obtendrías una ganancia?».

Welles dice esto con una sonrisa en plano aberrante. Es un plano que acompaña la mente retorcida de Welles.

Asociar el plano aberrante con el villano se ha convertido en un tópico que hay que saber llevar. En el vídeo hay otros ejemplos: Philip Seymour Hoffman, en La duda; Alan Rickman, en la Jungla de cristal (Die Hard) y César Romero, en la serie Batman. Rickman va armado pero el villano no necesita más que una sonrisa y la cámara torcida para crear inquietud.

Desolación

DESOLACIÓN. Slumdog millonaire.
DESOLACIÓN. Slumdog millonaire

El director Danny Boyle utiliza el plano aberrante para acercarnos a la niña de Slumdog Millonaire. La pequeña está bajo la lluvia tras la muerte de su madre. La inclinación de la cámara resalta la desolación de la pequeña.

Mentes perturbadas

DESQUICIAMIENTO. Ed Wood.
DESQUICIAMIENTO. Ed Wood

En Ed Wood, el plano holandés de Martin Landau tiene una doble lectura. Retrata el desquiciamiento de Bela Lugosi: está arruinado y el Gobierno acaba de retirarle la pensión. Quiere suicidarse:

«Debo morir esta misma noche. En el más allá no te tienes que preocupar por conseguir trabajo», dice Lugosi.

La toma desde abajo muestra a un Lugosi imponente, como mito, derrumbándose. El conjunto apena. Lugosi nos recuerda a la majestuosa fiera que ha perdido la fuerza.

El descanso del guerrero

EXTENUACIÓN. Toro salvaje.
EXTENUACIÓN. Toro salvaje

Despertar compasión también es la función del plano holandés en Toro Salvaje (Raging bull). De Niro está destrozado tras una dura pelea. Destrozado por fuera y por dentro. Parece que en cualquier momento se dejará llevar por el agua.

Kubrick y el virtuosismo técnico

Plano aberrante 886

El plano aberrante de 2001, una odisea en el espacio el que cierra la selección es el único que carece de intención dramática. Sigue al protagonista en su rutina de ejercicios por la nave. Ayuda a resaltar la tecnología que permite al astronauta mantenerse con los pies en el suelo. Lo destacable aquí la técnica e Kubrick para simular la gravedad artificial sin ordenadores. Era 1968.

La selección de planos aberrantes de Swinney nos recuerda que el truco no es fácil. Cuando la cámara se tuerce, la película corre el riesgo de ser vista como artificiosa. El verdadero truco es que no se note el truco.

No es lo mismo hacer una foto torcida que una con encuadre aberrante. (¿Quién no ha torcido el móvil para abarcar lo que quiere fotografiar?) El plano aberrante, aunque suene feo, es otra cosa: una imagen torcida con intenciones artísticas. Quien toma un plano aberrante tiene en cuenta la línea del horizonte y/o las líneas de los objetos.

El cine creó el plano aberrante y lo ha perfeccionado para manipularte. Una prueba de esto lo encontramos en el vídeo The Dutch Angle de Jacob T. Swinney. (El ángulo holandés, literalmente; pero en España lo conocemos como el plano holandés).

https://vimeo.com/138044491

Subidón, subidón

La selección muestra desolación, abatimiento, violencia física o verbal y confusión o perturbación mental. Observamos que cuanto mayor la inclinación de la cámara, mayor la incomodidad que crea. El plano aberrante u holandés no está asociados a momentos de placidez. Como mucho, a momentos de exaltación por consumición de drogas como en Miedo y asco en las Vegas.

Plano aberrante
SUBIDÓN. Miedo y asco en las vegas

Benicio del Toro y Johnny Depp van drogados por la carretera. El coche en alto lo deja claro: del Toro y Depp están que se suben.

Pesadilla

En Miedo y asco en las Vegas se aprecia una evolución clara desde el primer plano aberrante en El Gabinete del Dr. Caligari (1920). Robert Wiene, el director, buscó con los planos aberrantes recrear un mundo de pesadilla.

PESADILLA. El gabinete del Dr. Caligari.
PESADILLA. El gabinete del Dr. Caligari

Si Dr. Caligari es una película es alemana, ¿por qué plano holandés? En inglés, deutsch (alemán) suena parecido a dutch (holandés). Sí. Alguien metió la pata… Y sabemos qué difícil es deshacer un error cuando se ha extendido.

Tras El gabinete del Dr. Caligari, el cine alemán hizo del plano aberrante una seña de identidad. Así nació el expresionismo que influenció en el Hollywood de los años 30 y 40.

Villanos

Un ejemplo sencillo y muy conocido es el plano de Orson Welles en El tercer hombre.

PERSONAJE RETORCIDO. El tercer hombre.
PERSONAJE RETORCIDO. El tercer hombre

Apenas 5 grados de inclinación, pero suficientes para mostrar el desasosiego de Joseph Cotten. Recordemos: Cotten cree que su buen amigo Welles ha muerto. Más tarde descubre que Welles es un contrabandista de medicinas falsas. En la noria, Welles expone sus motivos:

«Mira abajo. Piensa que son como hormigas. ¿Dudarías en aplastarlos si supieras que, cada vez que lo haces, obtendrías una ganancia?».

Welles dice esto con una sonrisa en plano aberrante. Es un plano que acompaña la mente retorcida de Welles.

Asociar el plano aberrante con el villano se ha convertido en un tópico que hay que saber llevar. En el vídeo hay otros ejemplos: Philip Seymour Hoffman, en La duda; Alan Rickman, en la Jungla de cristal (Die Hard) y César Romero, en la serie Batman. Rickman va armado pero el villano no necesita más que una sonrisa y la cámara torcida para crear inquietud.

Desolación

DESOLACIÓN. Slumdog millonaire.
DESOLACIÓN. Slumdog millonaire

El director Danny Boyle utiliza el plano aberrante para acercarnos a la niña de Slumdog Millonaire. La pequeña está bajo la lluvia tras la muerte de su madre. La inclinación de la cámara resalta la desolación de la pequeña.

Mentes perturbadas

DESQUICIAMIENTO. Ed Wood.
DESQUICIAMIENTO. Ed Wood

En Ed Wood, el plano holandés de Martin Landau tiene una doble lectura. Retrata el desquiciamiento de Bela Lugosi: está arruinado y el Gobierno acaba de retirarle la pensión. Quiere suicidarse:

«Debo morir esta misma noche. En el más allá no te tienes que preocupar por conseguir trabajo», dice Lugosi.

La toma desde abajo muestra a un Lugosi imponente, como mito, derrumbándose. El conjunto apena. Lugosi nos recuerda a la majestuosa fiera que ha perdido la fuerza.

El descanso del guerrero

EXTENUACIÓN. Toro salvaje.
EXTENUACIÓN. Toro salvaje

Despertar compasión también es la función del plano holandés en Toro Salvaje (Raging bull). De Niro está destrozado tras una dura pelea. Destrozado por fuera y por dentro. Parece que en cualquier momento se dejará llevar por el agua.

Kubrick y el virtuosismo técnico

Plano aberrante 886

El plano aberrante de 2001, una odisea en el espacio el que cierra la selección es el único que carece de intención dramática. Sigue al protagonista en su rutina de ejercicios por la nave. Ayuda a resaltar la tecnología que permite al astronauta mantenerse con los pies en el suelo. Lo destacable aquí la técnica e Kubrick para simular la gravedad artificial sin ordenadores. Era 1968.

La selección de planos aberrantes de Swinney nos recuerda que el truco no es fácil. Cuando la cámara se tuerce, la película corre el riesgo de ser vista como artificiosa. El verdadero truco es que no se note el truco.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La decisión de qué cosa es de hombres y qué es de mujeres la toman los hombres
Por qué ‘Los increíbles 2’ no es la película feminista que nos pretenden colar
GOT: Games of Thrones/Getting on Things
La historia de Samantha Hudson: del ‘Soy maricón y me encanta Jesucristo’ al biopic
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 0
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *