24 de julio 2013    /   CREATIVIDAD
por
 

Una tipografía de plumas de pájaro

24 de julio 2013    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

En el plumaje de las aves hay miles de mensajes. En su color y su textura hay códigos que solo entienden los pájaros. Hablan del sexo, de su especie y de historias que los humanos desconocemos pero que, para ellos, resultan imprescindibles para el cortejo.
Manuel Persa se fijó en las plumas de estos descendientes de los dinosaurios y pensó que él también podría hacerles hablar. Y para que los humanos entendieran su lenguaje las convirtió en un alfabeto.
El diseñador gráfico tomó las plumas de una web china y se basó en la tipografía bodoni póster para construir el nuevo abecedario. Después lo subió a su web, a libre disposición del que lo quiera, para dejarlo volar.
p1
p2
plumas

En el plumaje de las aves hay miles de mensajes. En su color y su textura hay códigos que solo entienden los pájaros. Hablan del sexo, de su especie y de historias que los humanos desconocemos pero que, para ellos, resultan imprescindibles para el cortejo.
Manuel Persa se fijó en las plumas de estos descendientes de los dinosaurios y pensó que él también podría hacerles hablar. Y para que los humanos entendieran su lenguaje las convirtió en un alfabeto.
El diseñador gráfico tomó las plumas de una web china y se basó en la tipografía bodoni póster para construir el nuevo abecedario. Después lo subió a su web, a libre disposición del que lo quiera, para dejarlo volar.
p1
p2
plumas

Compártelo twitter facebook whatsapp
Creadores, os quedan DOS días
¿Qué ven las nubes cuando miran a la Tierra?
Los 5 posts más vistos de la semana
Vence tu miedo a hablar en público con estos consejos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies