1 de septiembre 2011    /   CIENCIA
por
 

Polvo eres y en líquido te convertirás… si quieres

1 de septiembre 2011    /   CIENCIA     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Ni siquiera cuando dejamos este mundo dejamos de ser un problema para él. Los que optan por pasar la eternidad bajo tierra lo tienen cada vez más difícil dada la escasez de suelo disponible en las ciudades. Eso sin mencionar el problema medioambiental que suponen quienes eligen ser incinerados. Se calcula que en torno al 16% del total de las emisiones de mercurio en Reino Unido proceden de los crematorios.
La aparición de una tercera vía más ecológica era cuestión de tiempo. Y ese momento llegó hace unos años cuando un grupo de bioquímicos escoceses propuso una técnica para el tratamiento de restos humanos conocido como ‘resomation’.
El sistema imita al periodo de descomposición de los cadáveres aunque a muchas ‘más revoluciones’ ya que reduce a unas dos horas y media un proceso que de forma natural se desarrolla durante unos 20 años.
El cuerpo se diluye en agua caliente (a unos 180º) y alcalina sin utilizar ningún tipo de combustión lo que permite reducir a un tercio las emisiones de gases con efecto invernadero respecto a los que se producen durante una cremación. Los tejidos quedan convertidos en líquido que es posteriormente vertido en el sistema de aguas residuales. Algo que no implica ningún riesgo medioambiental ya que, según los responsables del sistema, dicho líquido no contiene ADN y resulta completamente inocuo.
Los huesos, por su parte, se tratan de la misma manera que en las cremaciones convencionales (esto es, se aplastan), mientras que los implantes y otro tipo de prótesis se retiran de forma segura.
Una funeraria de San Petersburgo será la primera en utilizar esta tecnología. A ella se sumarán, en breve, las de los seis estados de EEUU en los que ya se ha aprobado la utilización de este sistema.
 


Ni siquiera cuando dejamos este mundo dejamos de ser un problema para él. Los que optan por pasar la eternidad bajo tierra lo tienen cada vez más difícil dada la escasez de suelo disponible en las ciudades. Eso sin mencionar el problema medioambiental que suponen quienes eligen ser incinerados. Se calcula que en torno al 16% del total de las emisiones de mercurio en Reino Unido proceden de los crematorios.
La aparición de una tercera vía más ecológica era cuestión de tiempo. Y ese momento llegó hace unos años cuando un grupo de bioquímicos escoceses propuso una técnica para el tratamiento de restos humanos conocido como ‘resomation’.
El sistema imita al periodo de descomposición de los cadáveres aunque a muchas ‘más revoluciones’ ya que reduce a unas dos horas y media un proceso que de forma natural se desarrolla durante unos 20 años.
El cuerpo se diluye en agua caliente (a unos 180º) y alcalina sin utilizar ningún tipo de combustión lo que permite reducir a un tercio las emisiones de gases con efecto invernadero respecto a los que se producen durante una cremación. Los tejidos quedan convertidos en líquido que es posteriormente vertido en el sistema de aguas residuales. Algo que no implica ningún riesgo medioambiental ya que, según los responsables del sistema, dicho líquido no contiene ADN y resulta completamente inocuo.
Los huesos, por su parte, se tratan de la misma manera que en las cremaciones convencionales (esto es, se aplastan), mientras que los implantes y otro tipo de prótesis se retiran de forma segura.
Una funeraria de San Petersburgo será la primera en utilizar esta tecnología. A ella se sumarán, en breve, las de los seis estados de EEUU en los que ya se ha aprobado la utilización de este sistema.
 

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Por qué parece que las olas viajan en grupos de siete?
Ni tiranosaurus ni mamuts: la primera especie resucitada fue una cabra montesa (y no será la última)
Cinco años viviendo gracias a una tráquea de laboratorio
El mayor estudio hasta la fecha muestra una «sólida correlación» entre armas y homicidios en EE UU
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Interesante. Es solo que he vomitado y eso… pero aun asi me ha sugerido que es solo un tema de barreras mentales. Curiosamente de donde han de nacer las ideas es donde se generan las barreras y donde mueren…
    (una tontería)

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies