23 de febrero 2015    /   CINE/TV
por
 

«Por favor, guarden las formas en el cine»

23 de febrero 2015    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

La distancia entre la jauría y el civismo está en los detalles. En que nadie te sople el humo de su cigarro en los morros o te reviente el tímpano de un silbido inesperado. Esos comportamientos no debían ser tan raros cuando allá por los inicios del siglo XX, en los cines de EEUU, exhibían estos mensajes…
Las imágenes, recuperadas por la Biblioteca del Congreso de EEUU, fueron diseñadas por John D. Scott y Edward Van Altena en 1912. En la web de la institución explican que estos mensajes pretendían educar a la creciente clase media que empezaba a asistir cada vez más a un espectáculo novedoso: el cine.
1
«Bienvenidos». Una especie de hada salida de un tulipán da la bienvenida.
2
«Señora, ¿le gustaría sentarse detrás del sombrero que lleva en la cabeza?».
3
«Por favor, aplaudan solo con las manos». ¿..? ¿Con qué más se puede aplaudir?
4
«Intermedio».
5
«Si alguien le molesta mientras está aquí, avise a la dirección».
6
«Señoras, por favor, quiténse sus sombreros».
7
«Las mujeres y los niños son bienvenidos. En este cine nunca se proyectan imágenes ofensivas».
8
«No se permite hablar en voz alta o silbar».
9
«Tres minutos de intermedio para cambiar la cinta de la película».
10
«Por favor, permanezca sentado».
11
«Anuncie su negocio en esta pantalla y obtenga buenos resultados. Hable con el director».
12
«Caballeros, por favor, quítense el sombrero y no fumen».
15
«No olvide su paraguas u otros objetos personales».
17
«Cambiamos de canción mañana».
16
«Buenas noches». ¿Algo así como que te pires?

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

La distancia entre la jauría y el civismo está en los detalles. En que nadie te sople el humo de su cigarro en los morros o te reviente el tímpano de un silbido inesperado. Esos comportamientos no debían ser tan raros cuando allá por los inicios del siglo XX, en los cines de EEUU, exhibían estos mensajes…
Las imágenes, recuperadas por la Biblioteca del Congreso de EEUU, fueron diseñadas por John D. Scott y Edward Van Altena en 1912. En la web de la institución explican que estos mensajes pretendían educar a la creciente clase media que empezaba a asistir cada vez más a un espectáculo novedoso: el cine.
1
«Bienvenidos». Una especie de hada salida de un tulipán da la bienvenida.
2
«Señora, ¿le gustaría sentarse detrás del sombrero que lleva en la cabeza?».
3
«Por favor, aplaudan solo con las manos». ¿..? ¿Con qué más se puede aplaudir?
4
«Intermedio».
5
«Si alguien le molesta mientras está aquí, avise a la dirección».
6
«Señoras, por favor, quiténse sus sombreros».
7
«Las mujeres y los niños son bienvenidos. En este cine nunca se proyectan imágenes ofensivas».
8
«No se permite hablar en voz alta o silbar».
9
«Tres minutos de intermedio para cambiar la cinta de la película».
10
«Por favor, permanezca sentado».
11
«Anuncie su negocio en esta pantalla y obtenga buenos resultados. Hable con el director».
12
«Caballeros, por favor, quítense el sombrero y no fumen».
15
«No olvide su paraguas u otros objetos personales».
17
«Cambiamos de canción mañana».
16
«Buenas noches». ¿Algo así como que te pires?

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El deleznable futuro de los viajes
Así se está globalizando el culebrón
El Ministerio del Tiempo: la grandeza de los perdedores
Dr. Spoiler y Mr. Hype dan su opinión sobre ‘Los 6 ridículos’
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies