2 de marzo 2010    /   CREATIVIDAD
por
 

¿Por qué no se me habrá ocurrido a mí?

2 de marzo 2010    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

scrabble

¿Alguna vez te has encontrado con una idea ajena y te ha sonado como propia? Estoy seguro de que sí a no ser que seas uno de esos tipos que no suele tener ideas, lo cual es imposible si estás leyendo esta revista.

Partiendo de esa más que arriesgada suposición, tal y como deben ser las suposiciones en el universo del pensamiento creativo, estarás de acuerdo conmigo en que da mucha rabia. Muchísima. Es como si alguien hubiera hackeado nuestra mente, al más puro estilo Matrix, y hubiera tenido acceso a todo nuestro fichero de pensamientos, ideas y recuerdos más personales. Toda una invasión de nuestra intimidad más intima. Y entonces, cuando nadie le ve, como el amigo Alejandro, se va por donde vino con nuestras mejores y más selectas ideas con el fin de difundirlas y utilizarlas en beneficio propio y en, por supuesto, perjuicio nuestro.
Todo un clásico.

Si al descubrir como se inventaron célebres juegos como el Monopoly o el Scrabble o alimentos como las papas (chips) o el sandwich, y además, reflexionamos un momento sobre el dineral que se llevaron por ello, es posible que pensemos que también lo podríamos haber hecho nosotros y ya nos hubiéramos jubilado. Pero no fue así. Lamentablemente lo hicieron otros. La idea quizá la pensamos alguna vez, algo de todo eso nos suena, es verdad, pero ahora ya es demasiado tarde. Y es que parece que todo ya está inventado. Al menos eso dijo un tal Charles Duell a finales del siglo XIX. Sí, es cierto, se equivocó.

A la vista está que hemos progresado mucho en todo este tiempo, quizás haya sido uno de los períodos más fructíferos de la historia de la humanidad. Tal y como dice Richard Florida en La Clase Creativa, si cogiéramos a una persona de principio de siglo (XX, por supuesto) y la pusiéramos en 1950 y otra de 1950 y la pusiéramos a principio de siglo (XXI esta vez), ¿cuál de las dos fliparía más?

Esto me sirve para plantear lo siguiente, ¿quién acusaría más los cambios, una persona del siglo XII pasada al XIII o una del XIX al XX? Creo que esta última etapa ha sido altamente creativa. Pero, recuperando la frase de Duell y pasándola por la, siempre curiosa, personalidad de Albert Boadella, nuestra frase inspiradora  podría quedar así:

“Dios ya lo ha inventado todo”

Esto me lo decía, recuerdo, hace ya algunos años en un acto celebrado en Córdoba con emprendedores.  Eso sí, añadía después, lo ha sumido todo en la oscuridad más profunda para que nosotros lo podamos descubrir poco a poco. Lo que hace el creativo es iluminar con su linterna personal y así ver lo que los demás no ven.

Entonces nos lo muestra, y entonces también, es cuando lo que vemos nos suena a propio. Claro, es que estaba delante de nosotros, todo el tiempo había estado ahí pero, bien por falta de atención, bien a causa del efecto mendigo – siempre están ahí pero ya nunca los vemos-  había pasado totalmente desapercibido.

Pero ahora, a toro pasado, es cuando acusamos al prójimo y exclamamos con efecto redentor eso de:

¿por qué no se me habrá ocurrido a mi?

Gúzman López es escritor, formador y asesor en creatividad e innovación

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

scrabble

¿Alguna vez te has encontrado con una idea ajena y te ha sonado como propia? Estoy seguro de que sí a no ser que seas uno de esos tipos que no suele tener ideas, lo cual es imposible si estás leyendo esta revista.

Partiendo de esa más que arriesgada suposición, tal y como deben ser las suposiciones en el universo del pensamiento creativo, estarás de acuerdo conmigo en que da mucha rabia. Muchísima. Es como si alguien hubiera hackeado nuestra mente, al más puro estilo Matrix, y hubiera tenido acceso a todo nuestro fichero de pensamientos, ideas y recuerdos más personales. Toda una invasión de nuestra intimidad más intima. Y entonces, cuando nadie le ve, como el amigo Alejandro, se va por donde vino con nuestras mejores y más selectas ideas con el fin de difundirlas y utilizarlas en beneficio propio y en, por supuesto, perjuicio nuestro.
Todo un clásico.

Si al descubrir como se inventaron célebres juegos como el Monopoly o el Scrabble o alimentos como las papas (chips) o el sandwich, y además, reflexionamos un momento sobre el dineral que se llevaron por ello, es posible que pensemos que también lo podríamos haber hecho nosotros y ya nos hubiéramos jubilado. Pero no fue así. Lamentablemente lo hicieron otros. La idea quizá la pensamos alguna vez, algo de todo eso nos suena, es verdad, pero ahora ya es demasiado tarde. Y es que parece que todo ya está inventado. Al menos eso dijo un tal Charles Duell a finales del siglo XIX. Sí, es cierto, se equivocó.

A la vista está que hemos progresado mucho en todo este tiempo, quizás haya sido uno de los períodos más fructíferos de la historia de la humanidad. Tal y como dice Richard Florida en La Clase Creativa, si cogiéramos a una persona de principio de siglo (XX, por supuesto) y la pusiéramos en 1950 y otra de 1950 y la pusiéramos a principio de siglo (XXI esta vez), ¿cuál de las dos fliparía más?

Esto me sirve para plantear lo siguiente, ¿quién acusaría más los cambios, una persona del siglo XII pasada al XIII o una del XIX al XX? Creo que esta última etapa ha sido altamente creativa. Pero, recuperando la frase de Duell y pasándola por la, siempre curiosa, personalidad de Albert Boadella, nuestra frase inspiradora  podría quedar así:

“Dios ya lo ha inventado todo”

Esto me lo decía, recuerdo, hace ya algunos años en un acto celebrado en Córdoba con emprendedores.  Eso sí, añadía después, lo ha sumido todo en la oscuridad más profunda para que nosotros lo podamos descubrir poco a poco. Lo que hace el creativo es iluminar con su linterna personal y así ver lo que los demás no ven.

Entonces nos lo muestra, y entonces también, es cuando lo que vemos nos suena a propio. Claro, es que estaba delante de nosotros, todo el tiempo había estado ahí pero, bien por falta de atención, bien a causa del efecto mendigo – siempre están ahí pero ya nunca los vemos-  había pasado totalmente desapercibido.

Pero ahora, a toro pasado, es cuando acusamos al prójimo y exclamamos con efecto redentor eso de:

¿por qué no se me habrá ocurrido a mi?

Gúzman López es escritor, formador y asesor en creatividad e innovación

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Cuánto cuesta hacer un corto de superhéroes?
El retrato de los entresijos de la informática con un Sprout by HP
Sun Ra: El músico que vino del espacio
La respuesta más bella a los tiempos de guerra
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • De acuerdo a todos los niveles, tanto a nivel de idea (invento) como a nivel de ejecución (producto final y su pinta). Pero lo que de verdad me gusta es encontrar cosas que no entiendo a la primera: ¿qué es?, ¿cómo funciona? y ¿cómo se le ha ocurrido hacerlo así?. De estas hay pocas y normalmente tienen patente.
    Todos deberíamos llevar una libretita y apuntar en ella las ideas que se nos pasan por la cabeza, y en esos ratitos de que “todos disponemos” nos ponemos a hacer CHINDOGUs, o sino siempre podemos esperar a los 67 para ponernos con ello…

  • Jajaja Muy bueno el post, y lo mejor la última frase! 🙂 A mí me ha pasado justo hace unos días tomando una cerveza con un ex-compañero de trabajo que se ha metido en un proyecto increíble. Lo comento extendiéndome un poco… porque precisamente tengo un e-mail recién enviado hablando de ello a mis contactos! 🙂

    El tío me soltó: como director de arte y comunicador que soy, un día vi la luz y pensé: “Joé… igual que Bluetooth tiene su logo para indicar que conectándolo en tu móvil puedes descargarte cierta información al pasar por una estación base o, igual que si ves el logo de Wi-Fi en el escaparate de un bar, sabes que tienes conexión a internet sin cables… qué pasará cuando vayas por la calle y veas una marquesina de autobús con RA en la publicidad, o un plano de metro con información a tiempo real o estés hojeando una revista y haya unos anuncios que, apuntándolos con la cámara del móvil o poniéndolos delante de la webcam del ordenador pase ‘algo’?”

    Pues está claro, habría que identificarlo de alguna manera y cuanto más homogéneo sea y más estandarizado esté… más fácil será para el público general, no? Pues blanco y en botella, hay que identificar la RA cuando se encuentre en un entorno off-line y ‘marcar’ cualquier tipo de proyecto con su loguito oficial. Se puso manos a la obra, creó ‘el logo de la RA’ y tras un estudio previo y en profundidad con una agencia profesional no había nada… así q se tiró a la piscina y ya tiene registrado el logo a nivel comunitario: 27 países de la Unión Europea con derechos sobre los otros continentes para que, todo lo que llegue al registro más tarde, sea denegado claro.

    Una vez contratados servidores y dominios, ya está la web lista para ser divulgada a los cuatro vientos por donde se pueda y aunque de momento solo en inglés en una fase beta, ya se puede descargar un kit con el logo tanto para versiones impresas y en pantalla… y un Manual de Identidad Visual para aplicarlo correctamente.

    En una semana sale ya en una campaña para una conocida marca de cerveza española en aplicación de iPhone/Android más un circuito de totems interactivos en festivales y toda la publi impresa que conlleva… y una lista de empresas desarrolladores pidiéndole información para ofrecérselo e incluirlo a sus clientes.

    Vamos, que una idea de las que te hacen pensar qué haces con tu tiempo mientras otros le dan así al tarro (jajaja) pero como la amistad solo me permite la envidia sana, le deseo todo lo mejor compartiéndolo aquí con le interese 🙂

    Aquí va la web: http://www.augmentedrealitylogo.com

  • Jejeje, muy bueno el post, y lo mejor la última frase! 🙂 A mí me ha pasado justo hace unos días tomando una cerveza con un ex-compañero de trabajo que se ha metido en un proyecto increíble. Lo comento extendiéndome un poco… porque precisamente tengo un e-mail recién enviado hablando de ello a mis contactos! 🙂

    El tío me soltó: como director de arte y comunicador que soy, un día vi la luz y pensé: “Joé… igual que Bluetooth tiene su logo para indicar que conectándolo en tu móvil puedes descargarte cierta información al pasar por una estación base o, igual que si ves el logo de Wi-Fi en el escaparate de un bar, sabes que tienes conexión a internet sin cables… qué pasará cuando vayas por la calle y veas una marquesina de autobús con RA en la publicidad, o un plano de metro con información a tiempo real o estés hojeando una revista y haya unos anuncios que, apuntándolos con la cámara del móvil o poniéndolos delante de la webcam del ordenador pase ‘algo’?”

    Pues está claro, habría que identificarlo de alguna manera y cuanto más homogéneo sea y más estandarizado esté… más fácil será para el público general, no? Pues blanco y en botella, hay que identificar la RA cuando se encuentre en un entorno off-line y ‘marcar’ cualquier tipo de proyecto con su loguito oficial. Se puso manos a la obra, creó ‘el logo de la RA’ y tras un estudio previo y en profundidad con una agencia profesional no había nada… así q se tiró a la piscina y ya tiene registrado el logo a nivel comunitario: 27 países de la Unión Europea con derechos sobre los otros continentes para que, todo lo que llegue al registro más tarde, sea denegado claro.

    Una vez contratados servidores y dominios, ya está la web lista para ser divulgada a los cuatro vientos por donde se pueda y aunque de momento solo en inglés en una fase beta, ya se puede descargar un kit con el logo tanto para versiones impresas y en pantalla… y un Manual de Identidad Visual para aplicarlo correctamente.

    En una semana sale ya en una campaña para una conocida marca de cerveza española en aplicación de iPhone/Android más un circuito de totems interactivos en festivales y toda la publi impresa que conlleva… y una lista de empresas desarrolladores pidiéndole información para ofrecérselo e incluirlo a sus clientes.

    Vamos, que una idea de las que te hacen pensar qué haces con tu tiempo mientras otros le dan así al tarro (jajaja) pero como la amistad solo me permite la envidia sana, le deseo todo lo mejor compartiéndolo aquí con le interese 🙂

    Aquí va la web: http://www.augmentedrealitylogo.com

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad