Publicado: 30 de abril 2018 04:55  /   CREATIVIDAD
por
 

El bestiario de Miriampersand en la portada de Yorokobu

Publicado: 30 de abril 2018 04:55  /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp

Por las praderas de la mente de Miriampersand, los animales corren con libertad. Un momento. No son animales. Son personas. ¡No! ¡Son personas con cabeza de animal! Brincan y retozan alimentado las ideas y las sensaciones de la ilustradora, felices y despreocupadas, esperando a que les llegue el turno de salir de allí y conocer al resto del mundo.

Su particular bestiario se ha visto ya en otros de sus proyectos. Por ejemplo, en forma de hombres y mujeres paloma mostrando la ciudad de Madrid en viñetas; o del pájaro púgil que ilustra los cuadernos de Imborrable; o del zoológico humano que estira y baila en el JOBO, el bono cultural para jóvenes del Ayuntamiento de Madrid.

y_cover_mayo_2018

Miriampersand dice que le resulta más satisfactorio representar las emociones a través de ellos. «El color también es muy importante para mí», indica. «Me gusta crear ambientes muy coloridos y alegres».

Quizás por eso la propuesta de portada de Yorokobu de Miriampersand es una bandada de aves… perdón, de jóvenes universitarios… ¡No! De personas con cabeza de pájaro jugando a armar construcciones vivas de cuerpos bajo un cielo rosado.

«Creo que la felicidad y la alegría son mayores cuando se comparten y nada mejor que construir algo en conjunto para lograrlo». Así que los seres que danzan por la mente de Miriampersand han decidido que sería divertido saludar a los lectores de Yorokobu desde la peculiar posición que adoptan en esta formación que no tendría mucho sentido si falta alguno de sus miembros.

Por las praderas de la mente de Miriampersand, los animales corren con libertad. Un momento. No son animales. Son personas. ¡No! ¡Son personas con cabeza de animal! Brincan y retozan alimentado las ideas y las sensaciones de la ilustradora, felices y despreocupadas, esperando a que les llegue el turno de salir de allí y conocer al resto del mundo.

Su particular bestiario se ha visto ya en otros de sus proyectos. Por ejemplo, en forma de hombres y mujeres paloma mostrando la ciudad de Madrid en viñetas; o del pájaro púgil que ilustra los cuadernos de Imborrable; o del zoológico humano que estira y baila en el JOBO, el bono cultural para jóvenes del Ayuntamiento de Madrid.

y_cover_mayo_2018

Miriampersand dice que le resulta más satisfactorio representar las emociones a través de ellos. «El color también es muy importante para mí», indica. «Me gusta crear ambientes muy coloridos y alegres».

Quizás por eso la propuesta de portada de Yorokobu de Miriampersand es una bandada de aves… perdón, de jóvenes universitarios… ¡No! De personas con cabeza de pájaro jugando a armar construcciones vivas de cuerpos bajo un cielo rosado.

«Creo que la felicidad y la alegría son mayores cuando se comparten y nada mejor que construir algo en conjunto para lograrlo». Así que los seres que danzan por la mente de Miriampersand han decidido que sería divertido saludar a los lectores de Yorokobu desde la peculiar posición que adoptan en esta formación que no tendría mucho sentido si falta alguno de sus miembros.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Cómo reducir una novela a sus signos de puntuación
7 personajes en busca de ilustrador
A tu anuncio le falta swag
La H que no es muda
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp