fbpx
10 de diciembre 2013    /   CREATIVIDAD
por
 

La portada de Yorokobu de corte y confección

10 de diciembre 2013    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Mira tus manos. Las dos. Empieza por la izquierda. Acerca la palma a tu cara y obsérvala bien. Gírala y mira los nudillos, mira cómo se mueven los dedos, cómo se doblan y cómo se estiran. Lo que tienes ante ti es un milagro evolutivo que ha conseguido que ahora, entre otras cosas, tengamos papel para escribir lo que tú quieras, pescado enlatado, discos de Jeff Buckley, vidrio en forma de vaso para verter zumo de frutas o fragancia de jazmín envasada para llevártela allá donde todo huele a algo peor que el jazmín.

portada1Tus manos sirven también, desde que comenzamos con esta historia de Yorokobu, para crear la portada de la revista cuando cumplimos años. Para nosotros, que tú utilices tus manos para celebrar nuestro cumpleaños nos parece el mejor regalo. Que nos dediques esos minutos de atención, que sonrías al descubrir lo que te proponemos o que pongas mala cara porque igual te resulta algo complicado. Sabes que las complicaciones lo harán más divertido, así que no tengas prisa.

Para la portada del cuarto aniversario de Yorokobu quisimos llamar a peSeta. Porque les seguimos desde que empezamos. Porque alucinan con la belleza que hay en las pequeñas cosas que encontramos cada día. Porque abordan cada tarea con el mismo cariño con el que nosotros hacemos cada número de Yorokobu. A ellos también les hizo ilusión y aquí estamos, ilusionados con lo que vendrá y con una sonrisa bobalicona que no quiere irse de nuestras caras.

“Poned a nuestros lectores a coser”, les dijimos, y así empezaron Laura, Jamie y el resto de su equipo a pensar en cómo traspasaros el reto de crear la portada de este número. peSeta imaginó cómo comienza cada proceso en la moda. “El retor es el algodón sin teñir con el que se hacen las pruebas de patrón antes de usar el tejido definitivo. Es, por decirlo de alguna manera, el material primigenio de la moda”, cuenta Laura Martínez.

Así, han confeccionado una base de retor cortada en zigzag —”porque así es como se presentan los tejidos en los muestrarios”— sobre la que deberás, si te apetece, coser otros retales que te ofrecemos en un pequeño costurero. “Para las letras, miles de retales distintos. Los hay de todo tipo: españoles, clásicos, raros, bonitos y ‘feítos’. Algunos llevan años dando vueltas por casa de peSeta y no imaginamos un mejor destino para ellos. ¡La ilusión que nos hace verlos, por ejemplo, con forma de letra ‘o’!», dice la fundadora de peSeta.

«Poned a nuestros lectores a coser”, le dijimos a peSeta

Somos conscientes de que vuestra capacidad creativa va mucho más allá de lo que os digamos, así que podéis hacer la portada que os pida el cuerpo. Como explica Laura, “se pueden recortar o no las letras por la línea de puntos, coserlas de una manera u otra, o escribir «yo robo», que es lo que harían ciertos humanos que se dedican a la política. Como dice el refrán, coser y cantar todo es empezar».

Ya sabéis. Cosed, cantad, disfrutad y celebrad este cumpleaños con, como poco, un poquito de la ilusión que nos hace a nosotros. Y si la revista que tenéis entre las manos no es una de las que tienen la portada de tela, mirad lo bonita que le salió a los chicos y chicas de peSeta.

y_dic013_cover

portada3

Mira tus manos. Las dos. Empieza por la izquierda. Acerca la palma a tu cara y obsérvala bien. Gírala y mira los nudillos, mira cómo se mueven los dedos, cómo se doblan y cómo se estiran. Lo que tienes ante ti es un milagro evolutivo que ha conseguido que ahora, entre otras cosas, tengamos papel para escribir lo que tú quieras, pescado enlatado, discos de Jeff Buckley, vidrio en forma de vaso para verter zumo de frutas o fragancia de jazmín envasada para llevártela allá donde todo huele a algo peor que el jazmín.

portada1Tus manos sirven también, desde que comenzamos con esta historia de Yorokobu, para crear la portada de la revista cuando cumplimos años. Para nosotros, que tú utilices tus manos para celebrar nuestro cumpleaños nos parece el mejor regalo. Que nos dediques esos minutos de atención, que sonrías al descubrir lo que te proponemos o que pongas mala cara porque igual te resulta algo complicado. Sabes que las complicaciones lo harán más divertido, así que no tengas prisa.

Para la portada del cuarto aniversario de Yorokobu quisimos llamar a peSeta. Porque les seguimos desde que empezamos. Porque alucinan con la belleza que hay en las pequeñas cosas que encontramos cada día. Porque abordan cada tarea con el mismo cariño con el que nosotros hacemos cada número de Yorokobu. A ellos también les hizo ilusión y aquí estamos, ilusionados con lo que vendrá y con una sonrisa bobalicona que no quiere irse de nuestras caras.

“Poned a nuestros lectores a coser”, les dijimos, y así empezaron Laura, Jamie y el resto de su equipo a pensar en cómo traspasaros el reto de crear la portada de este número. peSeta imaginó cómo comienza cada proceso en la moda. “El retor es el algodón sin teñir con el que se hacen las pruebas de patrón antes de usar el tejido definitivo. Es, por decirlo de alguna manera, el material primigenio de la moda”, cuenta Laura Martínez.

Así, han confeccionado una base de retor cortada en zigzag —”porque así es como se presentan los tejidos en los muestrarios”— sobre la que deberás, si te apetece, coser otros retales que te ofrecemos en un pequeño costurero. “Para las letras, miles de retales distintos. Los hay de todo tipo: españoles, clásicos, raros, bonitos y ‘feítos’. Algunos llevan años dando vueltas por casa de peSeta y no imaginamos un mejor destino para ellos. ¡La ilusión que nos hace verlos, por ejemplo, con forma de letra ‘o’!», dice la fundadora de peSeta.

«Poned a nuestros lectores a coser”, le dijimos a peSeta

Somos conscientes de que vuestra capacidad creativa va mucho más allá de lo que os digamos, así que podéis hacer la portada que os pida el cuerpo. Como explica Laura, “se pueden recortar o no las letras por la línea de puntos, coserlas de una manera u otra, o escribir «yo robo», que es lo que harían ciertos humanos que se dedican a la política. Como dice el refrán, coser y cantar todo es empezar».

Somos conscientes de que vuestra capacidad creativa va mucho más allá de lo que os digamos, así que podéis hacer la portada que os pida el cuerpo. Como explica Laura, “se pueden recortar o no las letras por la línea de puntos, coserlas de una manera u otra, o escribir «yo robo», que es lo que harían ciertos humanos que se dedican a la política. Como dice el refrán, coser y cantar todo es empezar».

Ya sabéis. Cosed, cantad, disfrutad y celebrad este cumpleaños con, como poco, un poquito de la ilusión que nos hace a nosotros. Y si la revista que tenéis entre las manos no es una de las que tienen la portada de tela, mirad lo bonita que le salió a los chicos y chicas de peSeta.

y_dic013_cover

portada3

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los 5 posts más vistos de la semana
¿Las aerolíneas de bajo coste cambiarán África como ya lo hicieron en Europa?
Pintores reporteros y fotógrafos esclavos del ‘instante decisivo’
El pianista negro que supo tocar la tecla sensible del Ku Klux Klan
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *