Publicado: 22 de enero 2024 11:38  | Actualizado: 23 de enero 2024 10:20    /   DIGITAL
por
 

Así se muestra hoy la primera web de la historia (y aún funciona)

Publicado: 22 de enero 2024 11:38  | Actualizado: 23 de enero 2024 10:20    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp

Estamos tan acostumbrados a internet que no nos detenemos a pensar cómo eran sus inicios. Las modernas páginas con vídeos, animaciones y texto interactivo pueden hacer que nos olvidemos que la web original era solo texto simple sobre un fondo gris bastante austero.

Pero, increíblemente, ese primitivo sitio que inició la revolución digital aún existe intacto desde 1991. A través de un emulador online, podemos revivir la página que lo inició todo y presenciar el humilde comienzo de la red global que hoy da forma a nuestras vidas.

Acompáñame a esta nostálgica mirada a la prehistoria de internet para que aprecies sus orígenes. ¡Incluso podrás navegar por el sitio web más antiguo de todos directamente en tu navegador moderno!

El inicio de la World Wide Web

Para entender el contexto histórico, debemos viajar a finales de los años 80 e inicios de los 90. Si bien existían redes informáticas como ARPANET, la interconexión global tal como la conocemos hoy no era una realidad en la vida cotidiana.

Fue entonces cuando Tim Berners-Lee, un ingeniero de software británico, conceptualizó la World Wide Web mientras trabajaba en el CERN en Suiza. Su idea revolucionaria consistía en enlazar documentos de hipertexto a través de internet mediante URL para facilitar el intercambio de información remota entre instituciones académicas.

En 1990 Berners-Lee creó el HTTP y el HTML, los protocolos fundamentales que aún rigen cómo funciona la web tres décadas después.

Pero la pieza final que faltaba era una interfaz gráfica amigable para que cualquier persona pudiera navegar en esta incipiente red global. Y así nació el primer sitio web de la historia.

El primitivo sitio de la WWW

El 6 de agosto de 1991, Tim Berners-Lee publicó en línea la página inicial del World Wide Web, el programa para navegar de forma visual por su revolucionaria red de hipertexto basada en internet.

Este sitio, hospedado en el dominio info.cern.ch, contenía:

  • Una explicación básica de qué era la World Wide Web y cómo funcionaba.
  • Enlaces para descargar el código fuente del navegador y servidor web.
  • Algunos ejemplos de cómo enlazar documentos HTML entre diferentes computadoras.
  • Instrucciones para que otros centros de investigación se unieran a esta incipiente red global.

Era un sitio extraordinariamente simple, solo texto azul y violeta sobre un fondo gris. No había imágenes, multimedia o elementos decorativos. Pero en esa austera interfaz estaba condensado un revolucionario sistema de información descentralizada que cambiaría el mundo para siempre.

World-Wide-Web
Primera web de la historia: World Wide Web CERN.

Un pedazo de historia intacto después de 30 años

Resulta fascinante que esta semilla de la revolución digital siga congelada en el tiempo tres décadas después, intacta, tal cual como el día que se publicó originalmente. Gracias a emuladores de sistemas antiguos, este humilde sitio web continúa funcionando en pleno siglo XXI, como si 30 años de vertiginoso progreso no hubieran pasado.

Esta joya arqueológica de internet nos recuerda de dónde venimos antes de la multimedia, el comercio electrónico, las redes sociales y la ubicuidad de la www en cada aspecto de nuestras vidas.

Nos conecta directamente con ese momento fundacional único descrito por el mismísimo Tim Berners-Lee:

«El día que publiqué esa página inicial, no tenía forma de saber cómo crecería eventualmente… Estaba concentrado sólo en que funcionara»

¡Y vaya que funcionó! Hoy miles de millones de páginas cubren cada tema imaginable en un entramado de datos global. Pero todo partió de un pequeño servidor en Suiza y la ingeniosa idea de interconexión descentralizada de un visionario.

Y nosotros tenemos la increíble posibilidad de regresar a ese origen con un simple clic.

Estamos tan acostumbrados a internet que no nos detenemos a pensar cómo eran sus inicios. Las modernas páginas con vídeos, animaciones y texto interactivo pueden hacer que nos olvidemos que la web original era solo texto simple sobre un fondo gris bastante austero.

Pero, increíblemente, ese primitivo sitio que inició la revolución digital aún existe intacto desde 1991. A través de un emulador online, podemos revivir la página que lo inició todo y presenciar el humilde comienzo de la red global que hoy da forma a nuestras vidas.

Acompáñame a esta nostálgica mirada a la prehistoria de internet para que aprecies sus orígenes. ¡Incluso podrás navegar por el sitio web más antiguo de todos directamente en tu navegador moderno!

El inicio de la World Wide Web

Para entender el contexto histórico, debemos viajar a finales de los años 80 e inicios de los 90. Si bien existían redes informáticas como ARPANET, la interconexión global tal como la conocemos hoy no era una realidad en la vida cotidiana.

Fue entonces cuando Tim Berners-Lee, un ingeniero de software británico, conceptualizó la World Wide Web mientras trabajaba en el CERN en Suiza. Su idea revolucionaria consistía en enlazar documentos de hipertexto a través de internet mediante URL para facilitar el intercambio de información remota entre instituciones académicas.

En 1990 Berners-Lee creó el HTTP y el HTML, los protocolos fundamentales que aún rigen cómo funciona la web tres décadas después.

Pero la pieza final que faltaba era una interfaz gráfica amigable para que cualquier persona pudiera navegar en esta incipiente red global. Y así nació el primer sitio web de la historia.

El primitivo sitio de la WWW

El 6 de agosto de 1991, Tim Berners-Lee publicó en línea la página inicial del World Wide Web, el programa para navegar de forma visual por su revolucionaria red de hipertexto basada en internet.

Este sitio, hospedado en el dominio info.cern.ch, contenía:

  • Una explicación básica de qué era la World Wide Web y cómo funcionaba.
  • Enlaces para descargar el código fuente del navegador y servidor web.
  • Algunos ejemplos de cómo enlazar documentos HTML entre diferentes computadoras.
  • Instrucciones para que otros centros de investigación se unieran a esta incipiente red global.

Era un sitio extraordinariamente simple, solo texto azul y violeta sobre un fondo gris. No había imágenes, multimedia o elementos decorativos. Pero en esa austera interfaz estaba condensado un revolucionario sistema de información descentralizada que cambiaría el mundo para siempre.

World-Wide-Web
Primera web de la historia: World Wide Web CERN.

Un pedazo de historia intacto después de 30 años

Resulta fascinante que esta semilla de la revolución digital siga congelada en el tiempo tres décadas después, intacta, tal cual como el día que se publicó originalmente. Gracias a emuladores de sistemas antiguos, este humilde sitio web continúa funcionando en pleno siglo XXI, como si 30 años de vertiginoso progreso no hubieran pasado.

Esta joya arqueológica de internet nos recuerda de dónde venimos antes de la multimedia, el comercio electrónico, las redes sociales y la ubicuidad de la www en cada aspecto de nuestras vidas.

Nos conecta directamente con ese momento fundacional único descrito por el mismísimo Tim Berners-Lee:

«El día que publiqué esa página inicial, no tenía forma de saber cómo crecería eventualmente… Estaba concentrado sólo en que funcionara»

¡Y vaya que funcionó! Hoy miles de millones de páginas cubren cada tema imaginable en un entramado de datos global. Pero todo partió de un pequeño servidor en Suiza y la ingeniosa idea de interconexión descentralizada de un visionario.

Y nosotros tenemos la increíble posibilidad de regresar a ese origen con un simple clic.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Cómo serán las compras en 2024?
Se buscan voluntarios para transcribir textos de grandes científicas de la historia
Adhócratas al poder
Las historias del twittero @ShitMyDadSays saltan a la pantalla de TV
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 8
  • ¡Increíble que la primera web siga en pie! ¿Crees que deberían modernizarla o dejarla así?

    • ¿Por qué cambiar algo que funciona? La primera web es parte de la historia de internet. Siempre es bueno conservar la originalidad y el legado. ¡Dejenla como está, para que las futuras generaciones puedan apreciar de dónde venimos!

  • ¡Increíble que la primera web siga en pie! ¿Qué más reliquias digitales habrán perdurado?

  • ¿Realmente necesitamos seguir usando la primera web de la historia? ¿No es nostalgia exagerada?

  • No veo la relevancia de conservar todas las reliquias digitales. Solo algunas merecen ser preservadas por su valor histórico o cultural. El resto solo contribuye al ruido digital. Menos es más.

  • Comentarios cerrados.