fbpx
5 de abril 2017    /   DIGITAL
por
 

Si sólo tienes que ver un gato en internet, que sea este

5 de abril 2017    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Hay demasiados gatos en internet. En el mundo real contamos con aproximadamente 600 millones de mininos, una cifra ya de por sí bastante abultada. Pero es que cuando hacemos una simple búsqueda en Google, el número de pequeños felinos se dispara hasta 9.760 millones. Sí, definitivamente hay demasiados gatos en internet.

Hugo Martínez está de acuerdo con esta afirmación. Sin embargo, hace ya cuatro años decidió que su mascota pasara a ser un número más en esa miríada de gatitos y píxeles. Sin embargo ya que iba a hacerlo, pensó, lo abordaría de un modo diferente. Tampoco tenía mucha presión, simplemente quería crear una página para que su familia y amigos pudieran ver a Cheeto, una gatita con nombre de gusanito y alma de estrella. Pero las cosas se le fueron de las manos.

Princess Cheeto (sí, en el camino ha ganado el título de realeza) cuenta con casi 100.000 seguidores en Instagram, entre los que podemos encontrar, obviamente, a amantes de los gatos, pero también, defiende Martínez, a amantes del diseño. Sus fotos, limpias, llamativas, coloristas, han inundado la red social y desde hace unos días el centro de Madrid, desde donde se asoma en versión gigante este coqueto felino.

fotografoprincesscheeto

gataintsgram

La colaboración entre Yorokobu y Callao City Lights ha iluminado la plaza de Callao y la calle Jacometrezo con los mejores y más variados artistas. En lo que llevamos de año Juan Díaz-Faes, Diletta Pacifici y Miguel Navia se han asomado a las pantallas más icónicas de Madrid. Ahora Hugo Martínez y su gata se suman a la lista.

«Quería coger un meme y convertirlo en algo especial», explica este director de arte afincado en Nueva York. No es que Martínez reniegue del resto de gatos con los que comparte ciberespacio su musa, Princess Cheeto, sino que de hecho se ha inspirado en ellos para destacar. «Uso la historia de los gatos en internet como base de inspiración para muchas de las fotos que hacemos, y las convierto en piezas de arte digital», defiende.

Princess Cheeto es adorable, abrazable, igual que la mayoría de sus congéneres. Pero el auténtico valor de sus fotos, más allá del efecto ooooh inicial, reside en sus trazos minimalistas, sus colores pastel, el preciosismo y la originalidad.

gatobrujaescoba

Lo cierto es que Martínez tiene talento, y que este se exprese a través de su mascota es más circunstancial que crucial. «Soy fotógrafo», explica con calma, «y el objeto de mis fotografías suelen ser las cosas que tengo a mi alrededor en mi día a día, la gente y las cosas que me rodean, así que fotografiar a Cheeto fue algo natural».

Cheeto no siempre fue princesa, era una gata callejera que Martínez adoptó en 2012. Lo que siempre fue, o al menos desde ese momento, es musa. Hasta tal punto que el fotógrafo habla de sus fotos en plural, como si fueran cosa de los dos. «Nunca he tenido nada o nadie que me inspirara artísticamente como lo hace ella», reconoce, «a veces puede ser un poco sobrecogedor, pero ha cambiado mi vida».

Podría pensarse que estas palabras son quizá exageradas, pero lo cierto es que cobran sentido al ver cómo la gente abraza el trabajo de Princess Cheeto. Hugo Martínez tiene una cuenta personal en Instagram en la que derrocha la misma imaginación y originalidad que en la dedicada a su gata, pero ciertamente no goza de la misma popularidad; ¿por qué? «Creo que es porque la gente relaciona muchas de nuestras fotos con la cultura pop, nuestras imágenes coloridas llaman la atención por su estética y, claro, por la belleza descarada de Cheeto».

Sea cual sea el motivo, lo cierto es que Princess Cheeto parece haber conectado con los internautas. Y eso, en un ecosistema en el que hay 9.760 millones de gatos, es decir mucho.

gatacheeto

princess

Hay demasiados gatos en internet. En el mundo real contamos con aproximadamente 600 millones de mininos, una cifra ya de por sí bastante abultada. Pero es que cuando hacemos una simple búsqueda en Google, el número de pequeños felinos se dispara hasta 9.760 millones. Sí, definitivamente hay demasiados gatos en internet.

Hugo Martínez está de acuerdo con esta afirmación. Sin embargo, hace ya cuatro años decidió que su mascota pasara a ser un número más en esa miríada de gatitos y píxeles. Sin embargo ya que iba a hacerlo, pensó, lo abordaría de un modo diferente. Tampoco tenía mucha presión, simplemente quería crear una página para que su familia y amigos pudieran ver a Cheeto, una gatita con nombre de gusanito y alma de estrella. Pero las cosas se le fueron de las manos.

Princess Cheeto (sí, en el camino ha ganado el título de realeza) cuenta con casi 100.000 seguidores en Instagram, entre los que podemos encontrar, obviamente, a amantes de los gatos, pero también, defiende Martínez, a amantes del diseño. Sus fotos, limpias, llamativas, coloristas, han inundado la red social y desde hace unos días el centro de Madrid, desde donde se asoma en versión gigante este coqueto felino.

fotografoprincesscheeto

gataintsgram

La colaboración entre Yorokobu y Callao City Lights ha iluminado la plaza de Callao y la calle Jacometrezo con los mejores y más variados artistas. En lo que llevamos de año Juan Díaz-Faes, Diletta Pacifici y Miguel Navia se han asomado a las pantallas más icónicas de Madrid. Ahora Hugo Martínez y su gata se suman a la lista.

«Quería coger un meme y convertirlo en algo especial», explica este director de arte afincado en Nueva York. No es que Martínez reniegue del resto de gatos con los que comparte ciberespacio su musa, Princess Cheeto, sino que de hecho se ha inspirado en ellos para destacar. «Uso la historia de los gatos en internet como base de inspiración para muchas de las fotos que hacemos, y las convierto en piezas de arte digital», defiende.

Princess Cheeto es adorable, abrazable, igual que la mayoría de sus congéneres. Pero el auténtico valor de sus fotos, más allá del efecto ooooh inicial, reside en sus trazos minimalistas, sus colores pastel, el preciosismo y la originalidad.

gatobrujaescoba

Lo cierto es que Martínez tiene talento, y que este se exprese a través de su mascota es más circunstancial que crucial. «Soy fotógrafo», explica con calma, «y el objeto de mis fotografías suelen ser las cosas que tengo a mi alrededor en mi día a día, la gente y las cosas que me rodean, así que fotografiar a Cheeto fue algo natural».

Cheeto no siempre fue princesa, era una gata callejera que Martínez adoptó en 2012. Lo que siempre fue, o al menos desde ese momento, es musa. Hasta tal punto que el fotógrafo habla de sus fotos en plural, como si fueran cosa de los dos. «Nunca he tenido nada o nadie que me inspirara artísticamente como lo hace ella», reconoce, «a veces puede ser un poco sobrecogedor, pero ha cambiado mi vida».

Podría pensarse que estas palabras son quizá exageradas, pero lo cierto es que cobran sentido al ver cómo la gente abraza el trabajo de Princess Cheeto. Hugo Martínez tiene una cuenta personal en Instagram en la que derrocha la misma imaginación y originalidad que en la dedicada a su gata, pero ciertamente no goza de la misma popularidad; ¿por qué? «Creo que es porque la gente relaciona muchas de nuestras fotos con la cultura pop, nuestras imágenes coloridas llaman la atención por su estética y, claro, por la belleza descarada de Cheeto».

Sea cual sea el motivo, lo cierto es que Princess Cheeto parece haber conectado con los internautas. Y eso, en un ecosistema en el que hay 9.760 millones de gatos, es decir mucho.

gatacheeto

princess

Compártelo twitter facebook whatsapp
Las estadísticas anuales de Pornhub
‘Ghost Recon Wildlands’, el videojuego de la discordia entre Bolivia y Francia
¿Copias y pegas o compartes y golpeas?
Instaglasses, la vida en filtros
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Visualmente es muy potente, pero las fotos me dan algo de repelús, más que nada porque el gato parece un muñeco disecado más que un gato real, no se si es porque las fotos están retocadas, o pone al gato en situaciones raras, o que es, pero tiene algo raro que hace que el gato parezca un muñeco más que un ser vivo xD.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *