12 de septiembre 2022    /   CREATIVIDAD
por
 

¿Hacen falta ‘Principios para recuperar los principios’ previos a la globalización?

12 de septiembre 2022    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

Si algo han corroborado los acontecimientos que estamos viviendo en los últimos tiempos (además de la inagotable capacidad de predecir el futuro de los guionistas de Los Simpsons), es que la globalización escondía un reverso tenebroso más profundo de lo que intuíamos.

La pandemia puso a la vista todas sus imperfecciones. La hiperglobalización económica que petó con los cierres fronterizos nos dejó claro que había que recuperar las soluciones de comercio y producción de cercanía. Y ahora, con la crisis energética y de suministros, este escenario es aún más necesario.

En la Confederació del Comerç, Servicis i Autònoms de la Comunitat Valenciana (CONFECOMERÇ) lo tenían ya claro desde hace tiempo: «Llevamos ya algunos años tratando de concienciar alrededor de esta idea», explica Pablo Lucas, director general creativo de la agencia de publicidad Rosebud, artífice de algunas de las campañas para la confederación de comercio valenciana.

La última se llama Principios para recuperar los principios y trata precisamente de eso, de poner en valor conceptos que parecían ya olvidados con la globalización. La campaña se centra, sobre todo, en cuatro: cercano, humano, fresco y sostenible. Para CONFECOMERÇ son el ADN del comercio de proximidad.

«Creo que todos nos hemos dado cuenta de lo problemático que puede llegar a ser no tener en cuenta estos cuatro conceptos o principios que protagonizan la campaña. Si lo piensas, todo lo que decimos en el guion del vídeo de campaña es absolutamente de perogrullo y, sin embargo, se percibe que es más importante que nunca que todo el mundo escuche este mensaje y realmente todos lo tengamos en cuenta en nuestras pequeñas decisiones de compra», explica Lucas.

 

La campaña se articula a través de varias piezas, que incluye vídeos, minivídeos, carteles, gifs, bolsas, carteles y una web. Para la campaña gráfica, Rosebud contó con Reskate Studio, «un colectivo artístico que encajaba a la perfección el tono y el mensaje que buscábamos para la campaña por su enfoque social, su lenguaje directo y el estilo retro», apunta Santi Sánchez, socio y director creativo de Rosebud.

Como comentábamos más arriba, no es la primera campaña que la confederación valenciana y la agencia Roseboud unen fuerza para fomentar un consumo más responsable. Hace unos meses  lanzaron  El futuro que compras, con la que trataban de alertar al consumidor acerca de las consecuencias de nuestros hábitos de compra. «Pero, como consumidores, hasta que no le vemos las orejas al lobo no solemos tomarnos las cosas con la seriedad que a menudo requieren», se lamenta Lucas.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

Si algo han corroborado los acontecimientos que estamos viviendo en los últimos tiempos (además de la inagotable capacidad de predecir el futuro de los guionistas de Los Simpsons), es que la globalización escondía un reverso tenebroso más profundo de lo que intuíamos.

La pandemia puso a la vista todas sus imperfecciones. La hiperglobalización económica que petó con los cierres fronterizos nos dejó claro que había que recuperar las soluciones de comercio y producción de cercanía. Y ahora, con la crisis energética y de suministros, este escenario es aún más necesario.

En la Confederació del Comerç, Servicis i Autònoms de la Comunitat Valenciana (CONFECOMERÇ) lo tenían ya claro desde hace tiempo: «Llevamos ya algunos años tratando de concienciar alrededor de esta idea», explica Pablo Lucas, director general creativo de la agencia de publicidad Rosebud, artífice de algunas de las campañas para la confederación de comercio valenciana.

La última se llama Principios para recuperar los principios y trata precisamente de eso, de poner en valor conceptos que parecían ya olvidados con la globalización. La campaña se centra, sobre todo, en cuatro: cercano, humano, fresco y sostenible. Para CONFECOMERÇ son el ADN del comercio de proximidad.

«Creo que todos nos hemos dado cuenta de lo problemático que puede llegar a ser no tener en cuenta estos cuatro conceptos o principios que protagonizan la campaña. Si lo piensas, todo lo que decimos en el guion del vídeo de campaña es absolutamente de perogrullo y, sin embargo, se percibe que es más importante que nunca que todo el mundo escuche este mensaje y realmente todos lo tengamos en cuenta en nuestras pequeñas decisiones de compra», explica Lucas.

 

La campaña se articula a través de varias piezas, que incluye vídeos, minivídeos, carteles, gifs, bolsas, carteles y una web. Para la campaña gráfica, Rosebud contó con Reskate Studio, «un colectivo artístico que encajaba a la perfección el tono y el mensaje que buscábamos para la campaña por su enfoque social, su lenguaje directo y el estilo retro», apunta Santi Sánchez, socio y director creativo de Rosebud.

Como comentábamos más arriba, no es la primera campaña que la confederación valenciana y la agencia Roseboud unen fuerza para fomentar un consumo más responsable. Hace unos meses  lanzaron  El futuro que compras, con la que trataban de alertar al consumidor acerca de las consecuencias de nuestros hábitos de compra. «Pero, como consumidores, hasta que no le vemos las orejas al lobo no solemos tomarnos las cosas con la seriedad que a menudo requieren», se lamenta Lucas.

Compártelo twitter facebook whatsapp
MTV y Vueling ponen una disco en las nubes
5 años (de revistas en papel)
Los 5 posts más vistos de la semana
Alejandro Bustillos & Hotmail, dos historias de amor paralelas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad