26 de febrero 2013    /   DIGITAL
por
 

La prostitución de los prosumidores

26 de febrero 2013    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

calendario madres
El Ministerio de la Verdad emite desde todas las pantallas posibles, a todas horas, su doble lenguaje. Lengua bífida, la de la nueva economía digital. «Seremos prosumidores. Contribuiremos a la oferta privada gracias a los nuevos emprendedores y sus sistemas de coproducción en red. Porque ellos que son los únicos que pueden crear empleo».
Respecto al Estado, la Big Society –la sociedad sosteniendo al Estado, en lugar de servirle de contrapoder– salvará los servicios públicos. El voluntariado paliará los recortes. ¿Y si resulta que, al final, solo nos quieren prostituir? Incluidas nuestras madres. ¿Y si resulta que solo crea empleo la clase media, grabando con impuestos a los más ricos?
La publicidad corporativa de una tienda de ropa que desnuda a sus clientes, el calendario de unas madres que se despelotan para costear el autobús escolar de sus hijos y un vídeo de TED censurado desnudan al Ministerio de la Verdadera Economía Digital.
La campaña de Desigual, Entra semi desnudo, sal vestido, resulta emblemática. El texto publicitario reza: «Un año más la tienda Desigual regalará prendas de vestir a los 100 primeros madrugadores que lleguen en ropa interior hasta su local. Una vez dentro escoges dos prendas (parte arriba y parte abajo), ojo que son las de rebaja, la colección primavera-verano 2012 están excluidas. Luego pasas por caja, te quitan la alarma, te vistes con ellas y ¡te las llevas gratis!».
Y en la foto de abajo, ¿la Marea Verde emula a Desigual? No es una orgía del 15M, sino nudistas sin complejos en plena fash mob consumista.
verde
Otra iniciativa incita al striptease ciudadano. Algún teórico enajenado justificaría que la Mujer por antonomasia –nuestra madre– pusiese su cuerpo al servicio del bien común de la educación pública. Hace poco, las madres del colegio de Monserrat (Valencia) editaron un calendario erótico para recoger dinero con el que pagar el autobús escolar. No os perdáis la galería de fotos, propia de un calendario de Interviú. La imagen que ilustra este post es una de ellas. Y es de las más recatadas… Pillines, ¿a que ahora sí que vais a clicar en el link?
¿Acabará la Marea Blanca jugando a médicos y enfermeras en alguna web porno para autofinanciarse? ¿No se trataba de desnudar al Emperador? ¿Las jóvenes mamás ponen en escena el ‘feminismo’ a lo SpyceGirl que conocieron de adolescentes?
Un último apunte, que aunque no lo parezca tiene que mucho que ver. Eurovegas lleva la tesis de la nueva economía de los prosumidores. Da pistas de dónde podríamos acabar. En ese no-lugar, nuestros «juegos», «iniciativas» y «apuestas» serán la fuente de negocio. En el no-lugar cibernético, oferta y demanda se fundirán en la comunión de todos los santos. Y además, un poquito de realismo, por favor. No hace falta que los inversores extranjeros pasen siquiera el filtro de los antecedentes penales. Solo ellos crean puestos de trabajo.
Me venía a decir todo esto un colega, mencionando de paso los beneficios fiscales e higiénicos de la regularización de la prostitución. Mi respuesta: «Imagínate a tu hija cuando cumpla 18 y su amiga de ‘urba’ le diga, con toda la normalidad del mundo: oye que nos podemos sacar un pastizal bailando delante de unos viejos a los que solo hay que dejarles que te pongan el billete en el tanga». El discurso se le cayó al tiempo que la mirada… muy abajo.
Ahora puedo completar el cuento: la amiga golfa podría venir del ‘insti’ del que sacaste a tus hijas, porque se merecían algo mucho mejor. La striper casi adolescente habría visto cada año un calendario diferente de las mamis de la AMPA, en plan portada de Interviú.
Y, por último, un trallazo en la línea de flotación de que los empresarios son quienes crean empleo. El pasado mes de marzo, el fundador de Amazon y gear.com, Nick Hanauer, uno de los inversores más importantes de Estados Unidos, compareció ante un acaudalado público y afirmó: «Si es verdad que mantener bajos los impuestos de los más ricos produjese más puestos de trabajo, hoy en día estaríamos saturados de ofertas de trabajo». Sin embargo, TED, reputado organismo dedicado a la organización de charlas dirigidas a las elites –la entrada más barata cuesta 7.500 dólares–, decidió no publicar el vídeo. Lo consideró inapropiado, polémico y partidista.
Entre otras controvertidas ideas, Hanauer defendía el aumento de los impuestos entre las clases más pudientes de Estados Unidos, ya que no son ellas sino la clase media, emprendedora y consumidora al mismo tiempo, la que produce más puestos de trabajo. «He comenzado o ayudado a empezar docenas de negocios y he contratado a montones de personas. Pero si nadie hubiese tenido dinero para comprar lo que ofrecíamos, todos estos negocios habrían desaparecido y con ellos, los puestos de trabajo», señalaba el inversor. «Eso es por lo que puedo decir con confianza que los ricos no crean trabajo ni hacen negocios, ni grandes ni pequeños».
En resumen, haz rular este post entre tus gentes más queridas. Si todas seremos putas, al menos conocer el negocio de nuestros chulos.
Víctor Sampedro Blanco es director del Máster CCCD. Este artículo fue publicado anteriormente en su blog, Propolis.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

calendario madres
El Ministerio de la Verdad emite desde todas las pantallas posibles, a todas horas, su doble lenguaje. Lengua bífida, la de la nueva economía digital. «Seremos prosumidores. Contribuiremos a la oferta privada gracias a los nuevos emprendedores y sus sistemas de coproducción en red. Porque ellos que son los únicos que pueden crear empleo».
Respecto al Estado, la Big Society –la sociedad sosteniendo al Estado, en lugar de servirle de contrapoder– salvará los servicios públicos. El voluntariado paliará los recortes. ¿Y si resulta que, al final, solo nos quieren prostituir? Incluidas nuestras madres. ¿Y si resulta que solo crea empleo la clase media, grabando con impuestos a los más ricos?
La publicidad corporativa de una tienda de ropa que desnuda a sus clientes, el calendario de unas madres que se despelotan para costear el autobús escolar de sus hijos y un vídeo de TED censurado desnudan al Ministerio de la Verdadera Economía Digital.
La campaña de Desigual, Entra semi desnudo, sal vestido, resulta emblemática. El texto publicitario reza: «Un año más la tienda Desigual regalará prendas de vestir a los 100 primeros madrugadores que lleguen en ropa interior hasta su local. Una vez dentro escoges dos prendas (parte arriba y parte abajo), ojo que son las de rebaja, la colección primavera-verano 2012 están excluidas. Luego pasas por caja, te quitan la alarma, te vistes con ellas y ¡te las llevas gratis!».
Y en la foto de abajo, ¿la Marea Verde emula a Desigual? No es una orgía del 15M, sino nudistas sin complejos en plena fash mob consumista.
verde
Otra iniciativa incita al striptease ciudadano. Algún teórico enajenado justificaría que la Mujer por antonomasia –nuestra madre– pusiese su cuerpo al servicio del bien común de la educación pública. Hace poco, las madres del colegio de Monserrat (Valencia) editaron un calendario erótico para recoger dinero con el que pagar el autobús escolar. No os perdáis la galería de fotos, propia de un calendario de Interviú. La imagen que ilustra este post es una de ellas. Y es de las más recatadas… Pillines, ¿a que ahora sí que vais a clicar en el link?
¿Acabará la Marea Blanca jugando a médicos y enfermeras en alguna web porno para autofinanciarse? ¿No se trataba de desnudar al Emperador? ¿Las jóvenes mamás ponen en escena el ‘feminismo’ a lo SpyceGirl que conocieron de adolescentes?
Un último apunte, que aunque no lo parezca tiene que mucho que ver. Eurovegas lleva la tesis de la nueva economía de los prosumidores. Da pistas de dónde podríamos acabar. En ese no-lugar, nuestros «juegos», «iniciativas» y «apuestas» serán la fuente de negocio. En el no-lugar cibernético, oferta y demanda se fundirán en la comunión de todos los santos. Y además, un poquito de realismo, por favor. No hace falta que los inversores extranjeros pasen siquiera el filtro de los antecedentes penales. Solo ellos crean puestos de trabajo.
Me venía a decir todo esto un colega, mencionando de paso los beneficios fiscales e higiénicos de la regularización de la prostitución. Mi respuesta: «Imagínate a tu hija cuando cumpla 18 y su amiga de ‘urba’ le diga, con toda la normalidad del mundo: oye que nos podemos sacar un pastizal bailando delante de unos viejos a los que solo hay que dejarles que te pongan el billete en el tanga». El discurso se le cayó al tiempo que la mirada… muy abajo.
Ahora puedo completar el cuento: la amiga golfa podría venir del ‘insti’ del que sacaste a tus hijas, porque se merecían algo mucho mejor. La striper casi adolescente habría visto cada año un calendario diferente de las mamis de la AMPA, en plan portada de Interviú.
Y, por último, un trallazo en la línea de flotación de que los empresarios son quienes crean empleo. El pasado mes de marzo, el fundador de Amazon y gear.com, Nick Hanauer, uno de los inversores más importantes de Estados Unidos, compareció ante un acaudalado público y afirmó: «Si es verdad que mantener bajos los impuestos de los más ricos produjese más puestos de trabajo, hoy en día estaríamos saturados de ofertas de trabajo». Sin embargo, TED, reputado organismo dedicado a la organización de charlas dirigidas a las elites –la entrada más barata cuesta 7.500 dólares–, decidió no publicar el vídeo. Lo consideró inapropiado, polémico y partidista.
Entre otras controvertidas ideas, Hanauer defendía el aumento de los impuestos entre las clases más pudientes de Estados Unidos, ya que no son ellas sino la clase media, emprendedora y consumidora al mismo tiempo, la que produce más puestos de trabajo. «He comenzado o ayudado a empezar docenas de negocios y he contratado a montones de personas. Pero si nadie hubiese tenido dinero para comprar lo que ofrecíamos, todos estos negocios habrían desaparecido y con ellos, los puestos de trabajo», señalaba el inversor. «Eso es por lo que puedo decir con confianza que los ricos no crean trabajo ni hacen negocios, ni grandes ni pequeños».
En resumen, haz rular este post entre tus gentes más queridas. Si todas seremos putas, al menos conocer el negocio de nuestros chulos.
Víctor Sampedro Blanco es director del Máster CCCD. Este artículo fue publicado anteriormente en su blog, Propolis.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Economía de la vanidad: cuando exhibirte se convierte en un negocio
La explosión de la banca por móvil en Kenia
Un informático logra entrar en Google desde un cajero
Tab Innovation analizará el fenómeno tablet en un evento en Madrid
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies