7 de febrero 2018    /   CREATIVIDAD
por
 

Retratos de Ptitecao Studio, la fuerza que nace de la oscuridad

7 de febrero 2018    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Ptitecao Studio, o lo que es lo mismo, Caroline Blanchet, es una apasionada del deporte. Para ella, los atletas no son héroes, pero sí una gran fuente de inspiración. No es que busque hacer un retrato psicológico del personaje, aunque algo hay de esto en sus obras. «Trato de plasmar la emoción y la pasión en mis trabajos. Me resulta interesante centrarme solo en las caras», cuenta. El resultado es la fuerza de unos rostros a los que hace emerger desde la oscuridad hacia la luz usando apenas tres o cuatro colores.

ptitecao-duncan

ptitecao-img_4265

ptitecao-img_4561

ptitecao-iverson

ptitecao-russ

Ptitecao Studio, o lo que es lo mismo, Caroline Blanchet, es una apasionada del deporte. Para ella, los atletas no son héroes, pero sí una gran fuente de inspiración. No es que busque hacer un retrato psicológico del personaje, aunque algo hay de esto en sus obras. «Trato de plasmar la emoción y la pasión en mis trabajos. Me resulta interesante centrarme solo en las caras», cuenta. El resultado es la fuerza de unos rostros a los que hace emerger desde la oscuridad hacia la luz usando apenas tres o cuatro colores.

ptitecao-duncan

ptitecao-img_4265

ptitecao-img_4561

ptitecao-iverson

ptitecao-russ

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF de la Gran Oportunidad por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El artista que convierte películas y libros en miniaturas otomanas
Las felices vidas de los hombres en los anuncios
Un dibujo colaborativo en red
La internet del trastorno de personalidad múltiple
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicidad